Despega como puedas: el viaje del Real Madrid a Pamplona acaba en película
  1. Deportes
  2. Fútbol

Despega como puedas: el viaje del Real Madrid a Pamplona acaba en película

Zidane prendió la mecha al decir que el partido contra Osasuna (0-0) debió ser suspendido, pero todo empezó con la negativa del club blanco a seguir la recomendación de LaLiga

placeholder Foto: Llegada de la expedición del Real Madrid al aeropuerto de Pamplona. (EFE)
Llegada de la expedición del Real Madrid al aeropuerto de Pamplona. (EFE)

Zidane pudo decirlo más alto, pero no más claro. "Para mí, esto no ha sido un partido de fútbol y se tendría que haber suspendido", aseguró el entrenador del Real Madrid tras el frío 0-0 de su equipo en Pamplona. Claro que al técnico francés se encargaron de contradecirle dos de las voces más autorizadas de su plantilla y de su club como son Toni Kroos y Emilio Butragueño. "No es excusa, es el mismo campo para los dos equipos", declaró el centrocampista alemán. "Las circunstancias del partido son las que son, pero el equipo se adaptó bien", aseguró el director de relaciones institucionales del Real Madrid.

"El campo estaba muy bien gracias al trabajo de los operarios y si el Madrid no estuvo cómodo es porque le incomodó Osasuna", respondió el técnico rojillo, Jagoba Arrasate, para de este modo intentar poner fin a una polémica que realmente comenzó el viernes con el viaje del Real Madrid a Pamplona. Una ciudad a la que, por si sirve de referencia, miembros del equipo de Movistar encargados de retransmitir y comentar el partido del sábado llegaron el viernes por la tarde en un tren procedente de Madrid. Una opción que por lo visto en el Real Madrid no contemplaron a la hora de planificar su viaje a la capital navarra.

Foto: Heavy snowfall in madrid

La decisión de que los equipos de fútbol de LaLiga viajen el mismo día del partido la instauró Pep Guardiola desde que en 2008 empezó a entrenar al FC Barcelona. Según el técnico catalán, la razón era "evitar el aburrimiento" de sus jugadores en las concentraciones. "Si juegas tres partidos cada semana y cuatro días estás en el hotel, esta no es la mejor manera de vivir la profesión", argumentó Guardiola. Pero, claro, viajar el mismo día del partido puede generar problemas, lo mismo que hacerlo la tarde anterior, pese a las recomendaciones y las previsiones meteorológicas.

Este fin de semana, el Real Madrid tenía previsto viajar a Pamplona el mismo sábado por la mañana, toda vez que la hora fijada para su partido de la Liga Santander contra Osasuna eran las 21:00. Sin embargo, y precisamente en vista de que los partes meteorológicos anunciaban la llegada del temporal de nieve Filomena, desde LaLiga la recomendación fue que lo hicieran el viernes, algo que en el Real Madrid hicieron, pero a medias, pues en lugar de volar por la mañana prefirieron hacerlo por la tarde. "Nosotros solo recomendamos. Son los clubes son los que deciden si aceptan nuestras recomendaciones y la hora a la que prefieren viajar", confirma a El Confidencial una voz autorizada de LaLiga.

Lo cierto es que el vuelo de Iberia que tenía previsto llegar a la capital navarra a las 19:40 del viernes lo hizo a las 23:25, y después de que la expedición madridista tuviera que esperar tres horas y media dentro del avión a la espera de poder despegar del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas porque la pista estaba helada. Según algunas informaciones, el Real Madrid avisó a las 14:00 al delegado de LaLiga de que les sería muy complicado viajar a Pamplona a causa de la nieve, aunque finalmente pudieron hacerlo y el aeropuerto de Noain recibió al Madrid libre de nieve.

placeholder Eden Hazard, en el partido contra Osasuna en Pamplona. (Real Madrid)
Eden Hazard, en el partido contra Osasuna en Pamplona. (Real Madrid)

Lo que sí parece estar confirmado es que, en vista de la complicada situación meteorológica que padeció la capital de España, desde LaLiga se llegó a proponer al Real Madrid que regresara a Valdebebas y reanudara el viaje el sábado por la mañana, algo que sobra decir que hubiera resultado imposible y, por tanto, hubiera conllevado obligatoriamente la suspensión del partido contra Osasuna. Sin embargo, como quiera que Iberia confirmó que el avión despegaría en una hora, los responsables de la expedición madridista decidieron que lo mejor era mantener el plan previsto.

La explicación del ministro Ábalos

De hecho, el ministro de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana, José Luis Ábalos, explicó este domingo el motivo por el que el Real Madrid despegó a pesar del temporal de nieve. "El aeropuerto estaba operativo, pero ofrecía muchas dificultades para establecer vuelos, y el avión salió en ese momento de transición entre la suspensión definitiva de vuelos". En cualquier caso, Ábalos también explicó que la decisión final "fue del piloto, quien entendió que se daban las condiciones de seguridad para proceder al despegue".

Durante las casi cuatro horas que la expedición del Real Madrid permaneció dentro del avión, no tardaron en filtrarse algunas quejas de los futbolistas, posiblemente nerviosos por la larga espera, así como por unas condiciones climatológicas que iban empeorando con el paso de las horas. "Despegar con la pista congelada no creo que sea seguro", se quejó el guardameta Thibaut Courtois. Un comentario que, como es lógico, molestó tanto en AENA, la empresa pública que gestiona los aeropuertos españoles, como en la propia compañía Iberia.

Sin embargo, desde LaLiga, no solo aseguran no haber recibido ninguna queja del club que preside Florentino Pérez, sino que recuerdan que "de haber querido suspender el partido, deberían haberlo solicitado al Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF), el cual nos pide opinión y nuestro informe hubiese sido negativo". La verdad es que, aunque el empate ante Osasuna no fue el esperado, y de ahí posiblemente la mayoría de las quejas, en el Real Madrid eran conscientes de los problemas de calendario que podría acarrear aplazar el partido contra Osasuna.

Una vez en Pamplona, lo que el Real Madrid sí solicitó a LaLiga fue adelantar el encuentro a las 16:15, aunque el organismo que preside Javier Tebas se negó en redondo, ya que las horas se fijan con mucho tiempo de antelación respondiendo a los intereses audiovisuales y era la anunciada. Además, Osasuna había montado un dispositivo para tener el terreno de juego en condiciones a la hora fijada, algo que, por mucho que Zidane se quejara, los operarios del club navarro cumplieron con creces, a pesar de la nevada que cayó durante el partido.

El Real Madrid no regresó este domingo a la capital de España, sino que pernoctó por tercer día en Pamplona y este lunes por la mañana viajará directamente a Málaga, donde el jueves se enfrenta al Athletic Club en la segunda semifinal de la Supercopa de España. Desde LaLiga, se le recomendó la opción de volar este domingo de Pamplona a Valladolid, donde el Valencia había aterrizado sin ningún problema, y luego en autobús a Madrid. Pero, al igual que en adelantar el viaje a Pamplona al viernes por la mañana, el Real Madrid no hizo caso.

placeholder Pep Guardiola, dentro del autobús del Barça a su llegada a El Sadar.
Pep Guardiola, dentro del autobús del Barça a su llegada a El Sadar.

El caso del Barça, también en Pamplona

En diciembre de 2010, el caos aéreo provocado por la huelga de los controladores aéreos afectó a los planes del FC Barcelona de Pep Guardiola, que pensaba viajar en avión esa misma mañana precisamente a Pamplona, donde a las 20:00 tenía que visitar El Sadar. El club catalán intentó que la RFEF aplazara el encuentro y en un primer momento logró que lo pasaran al domingo a las 17:00.

Sin embargo, las lógicas protestas de Osasuna, donde tildaron la decisión de vergüenza, provocaron que la RFEF reculara y el Barcelona tuvo que salir a toda prisa de la Ciudad Condal para llegar a tiempo a la capital navarra. A las 16:00 se montaron en el AVE hasta Zaragoza y allí, al filo de las 18:00, prosiguieron su camino en autobús con destino Pamplona. La llegada al entonces llamado Reino de Navarra se produjo en torno a las 20:02, por lo que el partido no pudo empezar hasta las 20:50.

En esta ocasión, el equipo navarro se ha visto envuelto en una polémica que en realidad tiene como protagonistas al Real Madrid y LaLiga. Sabido es que Florentino Pérez se la tiene jurada a Javier Tebas desde que en 2015 se aprobara el real decreto sobre la comercialización conjunta de los derechos audiovisuales, de ahí que a la mínima salten chispas. Y esto es lo que ha pasado con este viaje del Real Madrid a Pamplona. Un viaje de película, que bien podría titularse 'Despega como puedas'...

Zidane pudo decirlo más alto, pero no más claro. "Para mí, esto no ha sido un partido de fútbol y se tendría que haber suspendido", aseguró el entrenador del Real Madrid tras el frío 0-0 de su equipo en Pamplona. Claro que al técnico francés se encargaron de contradecirle dos de las voces más autorizadas de su plantilla y de su club como son Toni Kroos y Emilio Butragueño. "No es excusa, es el mismo campo para los dos equipos", declaró el centrocampista alemán. "Las circunstancias del partido son las que son, pero el equipo se adaptó bien", aseguró el director de relaciones institucionales del Real Madrid.

"El campo estaba muy bien gracias al trabajo de los operarios y si el Madrid no estuvo cómodo es porque le incomodó Osasuna", respondió el técnico rojillo, Jagoba Arrasate, para de este modo intentar poner fin a una polémica que realmente comenzó el viernes con el viaje del Real Madrid a Pamplona. Una ciudad a la que, por si sirve de referencia, miembros del equipo de Movistar encargados de retransmitir y comentar el partido del sábado llegaron el viernes por la tarde en un tren procedente de Madrid. Una opción que por lo visto en el Real Madrid no contemplaron a la hora de planificar su viaje a la capital navarra.

LaLiga Temporal Aeropuerto de Barajas Jagoba Arrasate Pep Guardiola Javier Tebas Real Federación Española de Fútbol Toni Kroos Osasuna Zinédine Zidane