La Liga, a puerta cerrada, y la Copa con gradas abarrotadas como en Yecla
  1. Deportes
  2. Fútbol
JULEN LOPETEGUI DIO LA CLAVE

La Liga, a puerta cerrada, y la Copa con gradas abarrotadas como en Yecla

El entrenador del Sevilla denunció la diferencia entre el riguroso protocolo de LaLiga, que aún sigue disputándose sin público, y el de la RFEF para una competición con menos medios

Foto: Imagen del Yeclano-Valencia de Copa disputado este jueves. (EFE)
Imagen del Yeclano-Valencia de Copa disputado este jueves. (EFE)

Los aficionados del Ibiza completaron el aforo limitado de 1.500 asientos para ver cómo su equipo eliminaba de la Copa del Rey al Celta (5-2). En Córdoba, 2.500 espectadores hicieron lo propio en El Arcángel, donde el equipo de Primera que se quedó fuera fue el Getafe (1-0). El mismo número de aficionados hubo en Marbella, un partido en el que los locales forzaron la prórroga ante el Valladolid (2-3). Algunos menos, 2.000, se dieron cita en el Estadio Ruta de la Plata, donde el Zamora no pudo con el Villarreal (1-4), y tan solo 400 estuvieron en el campo del Mutilvera, el equipo navarro que se midió al Betis (1-3).

En Yecla, donde el Valencia ganó 1-4, oficialmente se permitió la entrada a 1.000 aficionados, aunque viendo las imágenes del partido dio la sensación de que asistieron muchos más y, lo que es peor, sin guardar la distancia de seguridad. La localidad murciana se encuentra confinada, cerrada perimetralmente, con el toque de queda a las 22:00 horas y los bares y restaurantes cerrados, salvo las terrazas y con un aforo del 50%. Sanidad autorizó que hubiera un tercio del público que cabe en La Constitución, pero el fondo en el que atacó el Yeclano en la primera parte estuvo casi repleto.

placeholder Imagen del campo del Yeclano, con las gradas llenas de espectadores
Imagen del campo del Yeclano, con las gradas llenas de espectadores

Sí, al igual que en los otros partidos correspondientes a la segunda eliminatoria copera, el Linares Deportivo-Sevilla FC contó con la asistencia de público. En este caso fueron 2.500 los aficionados que estuvieron en las gradas del Estadio de Linarejos, toda vez que, según informó el club jiennense, obtuvo el permiso de la Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía para la ampliación del aforo máximo de espectadores previsto en un principio. No hubo sorpresa, pues el equipo sevillano se impuso por 0-2, aunque sí polémica por unas declaraciones del técnico visitante, Julen Lopetegui.

"En esta situación de emergencia sanitaria, donde tienes que desayunar a 200 metros de otras personas, de pronto te encuentras en un vestuario de 30 metros con 50 personas. La verdad es que no tiene mucho sentido", se quejó el entrenador del Sevilla FC, en referencia a los diferentes protocolos contra el Covid-19 que hay en LaLiga y la Copa del Rey, cuya organización corresponde a la Federación Española de Fútbol (RFEF). Efectivamente, no tiene ningún sentido que los clubes de Primera y Segunda estén metidos en auténticas burbujas para disputar sus respectivos campeonatos ligueros y en la Copa incluso haya público en las gradas.

De hecho, los partidos de LaLiga siguen disputándose a puerta cerrada, a pesar de que los campos son muchos más grandes que los que están albergando las primeras eliminatorias coperas y los medios de los que dispone el fútbol profesional distan mucho de los que desgraciadamente tienen los clubes de Segunda B y no digamos ya los de Tercera. Basta con ver los diferentes protocolos que, como indicó Lopetegui, tienen LaLiga y la Copa, para llegar a la conclusión de que algo no cuadra. La clave la dio el ahora técnico del Sevilla, aunque a más de uno le pilló en fuera de juego.

Las tergiversadas críticas de Lopetegui

"¿Por qué criticas las instalaciones del Linares, Julen? Está en Segunda B y tiene las instalaciones que tiene. No todos tienen el presupuesto del Sevilla". Como era de esperar tratándose del ex seleccionador y ex entrenador del Real Madrid, en algún programa como 'Jugones' las palabras del técnico guipuzcoano fueron tergiversadas o cuanto menos interpretadas como críticas a su rival, cuando ni fue así ni tampoco esa es la cuestión. El propio Javier Tebas anunció el mes pasado que trabajaba con la idea de que los aficionados volvieron a las gradas de los estadios españoles a principios de 2021, aunque no se refería a la Copa, la competición en la que paradójicamente ha sucedido antes incluso que en LaLiga.

"Sí, tendremos público, empezaremos con pocos, pero tendremos público, esperemos que para enero", explicó el máximo dirigente de la patronal del fútbol español, aunque desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) pidieron prudencia y su presidenta, Irene Lozano, dijo estar "esperanzada con que, con la vacuna en el horizonte, podamos tener público o por lo menos parcialmente antes de que acabe la temporada".

placeholder Julen Lopetegui, durante el partido de la segunda ronda de Copa, ante el Linares. (EFE)
Julen Lopetegui, durante el partido de la segunda ronda de Copa, ante el Linares. (EFE)

Los argumentos del ministro

"LaLiga o la ACB están sin público porque las podemos ver por televisión", aseguró hace unos días el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, en una entrevista con el diario 'AS' "Hay que ser muy contenidos y ahora nos podemos permitir no ir a los estadios o a las canchas a ver partidos de fútbol o baloncesto y seguirlos por televisión. Yo soy el primero que me gustaría ir al Bernabéu o a ver al Madrid de baloncesto", añadió Uribes para intentar dar consistencia a su incongruente argumento. ¿Acaso la Copa no puede verse también por televisión?

Lo curioso es que este viernes se sortean los dieciseisavos de final de la Copa, en los que ya entran los cuatro equipos que la semana que viene disputan la Supercopa de España en Córdoba, Málaga y Sevilla, el 13, 14 y 17 de enero, respectivamente. Es decir, Real Madrid, FC Barcelona, Athletic Club y Real Sociedad, quienes se suman a los 28 que han pasado de ronda y que tendrán como rivales a los clubes de menor categoría clasificados, entre ellos los Segunda B Ibiza, Cornellà, Córdoba, Navalcarnero, Alcoyano y Peña Deportiva. La pregunta es recurrente: ¿habrá también público en el Barça-Real Sociedad, el Real Madrid-Athletic y la final de la Supercopa que ha vuelto de Arabia y también organiza la RFEF?

Claro que luego vendrán los octavos de final de Copa, previstos para el 27 de enero, con un sorteo en el que, como quiera que habrá mayoría de equipos de Primera, muy bien podrían enfrentarse dos de ellos y de este modo disputar la eliminatoria a partido único en el campo del primero en salir. Imaginemos que el sorteo depara, por ejemplo, un Real Madrid-Levante, cuyo enfrentamiento liguero está previsto para el 31 de enero. ¿Se jugaría este partido sin público al ser de LaLiga, pero tres o cuatro días antes con público al ser de Copa?

Foto: Odegaard, calentando en la banda durante el Real Madrid-Celta. (REUTERS) Opinión

Quizás la otra clave además de la de Lopetegui la dio Rodríguez Uribes cuando en la citada entrevista confesó que "yo creo que tampoco al Real Madrid, y no soy sospechoso porque es mi equipo, no le hace mucho que vayan 10.000 personas ahora al campo y lo único que hacemos es aumentar el riesgo". Sabido es que con el Estadio Santiago Bernabéu en obras, el equipo del ministro de Cultura y Deporte juega sus partidos en el Estadio Alfredo di Stéfano, con capacidad para tan solo 6.000 espectadores. Ya lo dice el refrán, piensa mal y acertarás...

Julen Lopetegui Javier Tebas Consejo Superior de Deportes (CSD)