El fichaje de Alaba es un farol en la partida por la renovación de Sergio Ramos
  1. Deportes
  2. Fútbol
El capitán será libre en seis meses

El fichaje de Alaba es un farol en la partida por la renovación de Sergio Ramos

El central austriaco exige una ficha desorbitada para el Real Madrid, mientras en el club blanco confían en cerrar un acuerdo a la baja con el sevillano

Foto: David Alaba, frente a Erling Braut Haaland, esta temporada. (Reuters)
David Alaba, frente a Erling Braut Haaland, esta temporada. (Reuters)

Llegó 2021 y se abrió el plazo para que los jugadores que quedan libres en el Real Madrid el próximo 30 de junio puedan negociar con otros clubes. Una situación en la que se encuentran Sergio Ramos y Lucas Vázquez, toda vez que el club ya ha apalabrado con Luka Modric un año más de contrato. Lo que acerca al croata a su propósito de retirarse en el Real Madrid.

Sin embargo, el caso que más preocupa en las oficinas de Valdebebas es el del capitán, Sergio Ramos. El jugador es en estos momentos un pilar insustituible en el equipo por carisma en el vestuario, liderazgo en el césped y aportación defensiva y ofensiva en el campo. Pese a esta situación de incertidumbre, el club está tranquilo porque la intención del futbolista y la del Real Madrid coinciden, y ambos quieren prorrogar la relación entre las partes.

Foto:

El problema llega, una vez más, por los términos de esa renovación. Sergio Ramos, que cumple 35 años en marzo, cobra actualmente una ficha de 12 millones de euros netos. Una ficha que, con la rebaja salarial del 10% pactada por el club con la plantilla, reduce su salario a 10,8 millones netos por temporada. Y su intención es firmar una renovación por dos temporadas más con una ficha, como mínimo, igual a la que estaba percibiendo antes de la rebaja salarial. Eso rondaría los 25 millones netos en dos temporadas, lo que supondría para el Real Madrid un gasto aproximado de 50 millones por un jugador vital hoy en día, pero que cuando concluya su contrato tendrá 37 años.

Desde el club, se ha apostado siempre por mantener la estrategia de salarios que se implementó con la llegada de Florentino Pérez a la presidencia. En estos momentos, los jugadores que más cobran en la plantilla son Hazard y Bale (cobraban 14,5 millones y con la rebaja se han quedado en 13), seguidos de Ramos (10,8), Kroos (10,5 tras la rebaja), Modric (9,4), Marcelo (8,5) y Benzema (7,8).

Eden Hazard, en una de sus múltiples lesiones con el club blanco.
Eden Hazard, en una de sus múltiples lesiones con el club blanco.

El problema es que la pandemia generará unas pérdidas que rondarán los 300 millones en el club por la caída de ingresos, al no contar con público en las gradas. Y, debido a ello, el Real Madrid ha activado una política de austeridad que no contempla refuerzos en este mercado de invierno, además de una política de renovaciones marcada por el difícil contexto económico actual. Y eso repercutirá inevitablemente en la negociación con Ramos, que espera cerrar su último gran contrato con el Real Madrid con una ficha adecuada al protagonismo que tiene en el equipo.

Pese a las distancias de arranque en la negociación, que aún no ha comenzado, y a los rumores de ofertas que tiene el de Camas, en el Real Madrid son optimistas porque las dos partes están por la labor de llegar a un acuerdo. Pero en el caso de que Sergio y su hermano y representante René no rebajen sus exigencias, se maneja el nombre de David Alaba como posible sustituto.

Una alternativa que, en realidad, es un farol. Y es que el central austriaco del Bayern deja Múnich, ya que exige un salario de 10 millones netos por temporada como condición indispensable para renovar. Una cantidad que Florentino no está dispuesto a pagar a un jugador que no tiene la etiqueta de 'candidato' al Balón de Oro. El desembolso por Alaba supondría un coste cercano al de Ramos, 40 millones brutos por dos temporadas, y aunque el austriaco tiene 28 años, no parece que pueda asumir el liderato del sevillano dentro y fuera del campo.

Foto: Sergio Ramos y Luka Modric, en una imagen de archivo. (Reuters)

Además, Alaba está representado por Pini Zahavi, agente que ganó 10,8 millones con la llegada de Neymar al PSG y que trató de sacar a Lewandowski del Bayern para colocarlo en el Real Madrid sin éxito, según reveló 'Der Spiegel' al publicar los informes de Football Leaks. Zahavi tiene muchos contactos y se da por hecho que el central del Bayern será 'subastado' entre equipos como Manchester City, PSG, United o Chelsea. Clubes con más disponibilidad económica que un Real Madrid que, además de la crisis por la pandemia, ha centrado sus esfuerzos en la remodelación del Bernabéu.

De ahí que una vez conocidas las exigencias de Alaba, el club de Chamartín haya comenzado a sondear el mercado de centrales. Un mercado en el que aparecen nombres como los españoles Pau Torres o Eric García, quien quedará libre en junio y se da por hecho que vaya al Barcelona. O jugadores como Diego Carlos, Koundé o Upamecano. Una lista en la que estaba también el brasileño Gabriel Magalhaes, muy del gusto de Zidane, pero a quien Mikel Arteta se ha llevado al Arsenal desde el Lille este pasado verano.

Real Madrid Bayern Múnich Zinédine Zidane Sergio Ramos Santiago Bernabéu David Alaba Luka Modric