Raúl de Tomás marca el gol de la temporada en Segunda División: de campo a campo
  1. Deportes
  2. Fútbol
Y tras un sombrero a su marcador

Raúl de Tomás marca el gol de la temporada en Segunda División: de campo a campo

El delantero del Espanyol dibujó un gol de videojuego en un partido clave por el primer puesto de la categoría de plata ante el Almería

Foto: Raúl de Tomás celebra un gol en Cornellà-El Prat. (Efe)
Raúl de Tomás celebra un gol en Cornellà-El Prat. (Efe)

Estamos en diciembre, pero Raúl de Tomás ya ha marcado el mejor gol de la temporada en Segunda División. El delantero del Espanyol recogió un balonazo llovido del cielo para sacudirse a su marcador, Nikola Maras, con un sombrero de bella factura y dibujar un golpeo épico desde el centro del campo que superó al portero del Almería, Giorgi Makaridze. La depuración técnica de la acción combinada con la potencia en el golpeo hicieron del tanto uno de los candidatos a mejor gol del curso, puesto que la ejecución vivida en el minuto nueve de partido está al alcance de muy pocos futbolistas.

“Normalmente lo intento en los partidos, pero no había tenido suerte. Esta vez sí y puede que por su dificultad y por la distancia, sea el mejor gol de mi carrera. Aunque he metido otros bonitos”, declaró el atacante tras el choque por el podio en la categoría de plata. Raúl de Tomás, quien en verano sonó para el Atlético de Madrid después de descender con el Espanyol, vuelve a estar en la órbita de otros grandes clubes de Primera. Y es que sus 12 goles en 19 partidos esta temporada lo encumbran a ser el máximo goleador de Segunda División en un equipo con recursos individuales propios de un escalafón superior.

El canterano del Real Madrid, líder ofensivo de un Espanyol que ya sueña con regresar a LaLiga, es probablemente el mejor jugador de la competición y este gol tan solo hace que resaltar su superioridad y determinación en Segunda. De hecho, Raúl de Tomás marcó tres tantos ante el cuadro andaluz, el primero ya comentado, otro anulado y el último, de penalti, para hacer el 2-1 defenitivo y brindarle una victoria de prestigio y tres puntos clave a su equipo.