Zidane-Benzema, una relación que va más allá de la de un jefe con un empleado
  1. Deportes
  2. Fútbol
confidencias y admiración mutua

Zidane-Benzema, una relación que va más allá de la de un jefe con un empleado

Lo que parece un exceso en los elogios del entrenador francés a su compatriota otros compañeros y ex compañeros lo ven como un trato preferencial al delantero

placeholder Foto: Zidane charla, tapándose la boca con la mano, con Benzema en un partido del Real Madrid en el estadio Alfredo Di Stéfano. (Efe)
Zidane charla, tapándose la boca con la mano, con Benzema en un partido del Real Madrid en el estadio Alfredo Di Stéfano. (Efe)

El entrenador que tiene en un pedestal a su '9' y no lo cambiaría por nada del mundo. Zinédine Zidane tiene fama en el vestuario de hacer distinciones personales con los jugadores, pese a que el entrenador quiera hacer ver que todos son iguales y con las rotaciones demuestre que pretende tener a todos enchufados. Esto de las rotaciones es un asunto que coge otra dimensión porque en los últimos cuatro partidos ha utilizado prácticamente el mismo once. Es otro asunto a tratar. Ahora existe la sensación de que Zidane hace de jefe, sube el nivel de exigencia, con unos más que con otros y con Benzema, al que califica de genio, ya ni disimula que es su debilidad.

La relación entre el entrenador y el delantero va más allá de la un jefe y un empleado por una cuestión tan simple como que Benzema no se corta cuando dice que Zidane es como su hermano mayor. Bromas aparte, el '9' lo dice con esta sinceridad. Considera a Zizou parte de su familia, como un consejero con el que compartir sus problemas. Le está agradecido por todo lo que le ha ayudado en los momentos complicados, con sus elogios y dando la cara cuando recibía críticas.

Zidane y Benzema se conocen desde antes de que el delantero francés del Olympique de Lyon fichara por el Real Madrid en 2009. La admiración del entrenador por su compatriota viene de lejos, de cuando era uno de los mejores jóvenes talentos del fútbol francés y avisaba a Florentino Pérez de su potencial. Hasta que el presidente se presentó en el barrio de Bron (Lyon), la casa de la familia de Benzema, para conseguir el fichaje. Hay una amistad y una complicidad entre Benzema y Zidane que sobrepasa lo puramente deportivo.

Foto: Benzema celebra un gol en el partido contra el Athletic de Bilbao. (EFE)

La primera persona que más se alegra de que a Benzema le vayan bien las cosas es Zidane. La segunda puede ser Florentino. Por este motivo y muchos otros más deportivos y extradeportivos, como es el ‘caso Valbuena’ que tiene apartado a Benzema de la Selección francesa por una presunta extorsión con un vídeo sexual, la relación entre el entrenador y el delantero nunca puede ser la misma que la de un jefe con un empleado.

El agravio con Bale

Uno de los jugadores que más sintió la diferencia de trato en su relación con Zidane fue Gareth Bale. El galés era una estrella del equipo, como lo puede ser Karim Benzema, y uno de los fichajes estratégicos de Florentino Pérez. Bale se marchó dolido con Zidane por la falta de confianza que tenía del entrenador y sentirse agraviado por su frialdad, que contrastaba con el cariño y la cercanía con Benzema. Hubo momentos en los que el galés, a través de su agente, se quejó en el club por no entender la postura autoritaria o demasiado exigente de Zidane. Fue Jonathan Barnett, el representante de Bale, el que estalló tras las famosas palabras de Zidane en una pretemporada con las que pidió la salida del jugador. “Si se va mañana, mejor”, dijo. “Zidane es una vergüenza. No muestra respeto por un jugador que ha hecho tanto por el Real Madrid”, contestó Barnett.

Zinédine Zidane no tenía palabras de elogio para Bale. Tampoco se volvía loco con James y el colombiano, como su agente Jorge Mendes, acabaron detectando que la relación con ellos era muy diferente a la que tenía con Karim Benzema. Era más jefe con Bale y James y más amigo con su compatriota. Este tipo de comparaciones entre futbolistas que tienen el cartel de cracks y han costado tanto dinero provoca celos. Pero a Zidane le daba igual exteriorizar su idilio con Benzema.

placeholder Zidane habla al grupo y Benema sonríe. (Efe)
Zidane habla al grupo y Benema sonríe. (Efe)

Todavía va a más y tras partidos en los que el equipo ha sufrido para ganar, como ha sido el del Athletic de Bilbao, las alabanzas pueden ser más exageradas. “Para mí es el mejor delantero de la historia del fútbol francés”, comentó Zidane con unas declaraciones que han generado revuelo y desencadenan las comparaciones futbolísticas. ¿Es mejor Benzema que Henry? Al margen de los gustos personales, los números en sus clubes están de la siguiente manera. Thierry Henry marcó 360 goles en 791 partidos. Una media de 0,45 goles por partido. Benzema, en 677 paridos entre el Olympique de Lyon y el Real Madrid, lleva 325 goles. Una media ligeramente superior con 0,48 goles por partido. Lo que parece un exceso en los elogios de Zidane a su compatriota, otros compañeros y ex compañeros lo ven como un trato preferencial al delantero.

La polémica con Vinicius

Ha sido el propio entrenador el que ha dejado claro a la plantilla qué tipo de galones tiene Benzema y cómo es uno de los jugadores imprescindibles por el compromiso que tiene con el resto de compañeros. Vinicius tiene mucho que aprender de Benzema. No solo hace goles sino que busca generar fútbol colectivo y se sacrifica. Zidane siempre intercede en favor de Benzema. Quitó importancia ante todo el grupo de la crítica del francés a Vinicius cuando le pillaron las cámaras, en el Borussia Park, diciendo a Mendy que no le pasara el balón al brasileño porque “parece que va contra nosotros”.

Desactivó la polémica, de puertas para dentro, volvió a proteger a Benzema y señalarle como uno de los líderes e intocables del equipo. No ha sucedido lo mismo con otros jugadores, como puede ser el caso de Isco, que comprueba que pierde la confianza del entrenador y solo ha disputado 15 minutos en toda la fase de grupos de la Champions. O Marcelo que no juega nada desde el 28 de noviembre en la derrota contra el Alavés. Son cinco partidos seguidos sin que el lateral brasileño tenga un solo minuto.

placeholder Benzema celebra un gol en el partido contra el Athletic de Bilbao. (Efe)
Benzema celebra un gol en el partido contra el Athletic de Bilbao. (Efe)

Karim Benzema lleva 10 goles esta temporada (6 en la Liga y 4 en la Champions), pero le costó encontrar la pegada, la definición, y estuvo los tres primeros partidos (Real Sociedad, Betis y Valladolid) sin pólvora. Acabó con esta sequía en el cuarto partido (Levante), pero haciendo el segundo gol ya en el descuento y fue otro de los señalados por la derrota contra el Cadiz. Zidane reforzó su confianza en su delantero y la racha empezó a cambiar a finales de octubre.

Desde entonces hasta hoy, el ‘9’ lleva tres dobletes (Huesca, Borussia Mönchengladbach y Athletic) y el entrenador también pone como ejemplo lo conectado que está en los partidos, con la jugada del primer gol contra el Inter de Milán en el Di Stéfano. Marcó tras una cesión de Achraf. "Benzema siempre está cuando hace falta”, es lo que dice Zidane de su compatriota. Todo son elogios.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Real Madrid Karim Benzema Zinédine Zidane Florentino Pérez Vinicius Junior Jorge Mendes
El redactor recomienda