Lucha de poder en el Betis: Serra Ferrer va con todo y Joaquín es una incógnita
  1. Deportes
  2. Fútbol
una junta de accionistas decisiva

Lucha de poder en el Betis: Serra Ferrer va con todo y Joaquín es una incógnita

Lorenzo Serra Ferrer es la cabeza visible de la plataforma ‘Es Posible Otro Betis’ que está integrada por un grupo de accionistas destacados que quieren el control del club verdiblanco

placeholder Foto: Lorenzo Serra Ferrer, el día que abandonó el consejo de administración del Betis. (Efe)
Lorenzo Serra Ferrer, el día que abandonó el consejo de administración del Betis. (Efe)

Lorenzo Serra Ferrer y el Betis son un caso especial, se podría decir que único, en el fútbol español. Lorenzo, como entrenador, fue capaz de conseguir resultados de éxito y proponer un estilo de juego alegre, ofensivo y valiente en sus dos etapas en el Betis y como empresario de este deporte quiere recuperar las funciones que abandonó hace ya 19 meses. Serra Ferrer está activo. A sus 67 años está decidido a regresar al cargo de máximo responsable en la parcela deportiva del club verdiblanco y lo quiere conseguir con los apoyos, importantes, de un grupo de accionistas que forman la oposición al actual órgano de gobierno.

Serra Ferrer es la cabeza visible de la plataforma ‘Es Posible Otro Betis’ que está integrada por un grupo de accionistas destacados entre los que se encuentra el empresario Joaquín Caro Ledesma, Rafael Salas y Franciso Galera. Todos con un fuerte peso e influencia entre el beticismo. Con ellos se une Serra Ferrer para hacerse con el control del Betis que ostentan Ángel Haro y José Miguel López Catalán. La fecha señalada es el próximo 21 de diciembre. Es el día en el que se celebra la Junta General de Accionistas para someter a su aprobación las cuentas de la pasada temporada y el presupuesto de la actual. Una cita que llega caliente y en la que los movimientos y, sobre todo las palabras, tienen carga de hostilidad. El fin es recabar el máximo de apoyos accionariales.

La comprometida situación de Joaquín

Entre los que se pueden sentir presionado para elegir un bando u otro está el futbolista Joaquín. Tiene un 2% de las acciones de club, adquiridas en 2017, y sobre él se dirigen los interesados en que tome parte de un proyecto u otro. Puede ser uno de los factores que decidan el órgano gestor, aunque Joaquín no se ha pronunciado ni parece que lo vaya a hacer. Está pendiente de saber con quién tiene que negociar una posible renovación.

placeholder Joaquín en un partido del Betis. (Efe)
Joaquín en un partido del Betis. (Efe)

El más activo es Serra Ferrer, socio y accionista del club, que no tiene pretensiones de ser el nuevo presidente del Betis si hay un vuelco que derrote a Ángel Haro y José Miguel López Catalán. Serra Ferrer busca recuperar lo que cree que le pertenece o por lo menos entrar al sitio en el que considera que fue menospreciado e, incluso, ninguneado. Principalmente por la figura de López Catalán. Serra Ferrer tuvo que abandonar, el 10 de junio de 2019, el consejo de administración del Betis y sus funciones de vicepresidente deportivo con carácter ejecutivo por diferencias con los actuales gestores. Se le presentó un informe en el que se referían a la insatisfacción con su trabajo, una reducción de su cometido para dejar de tener poder ejecutivo y quedarse en consultivo. Había una reducción de su salario en unas cifras que pasarían de 450.000 euros anuales a 150.000. Se rompió su relación contractual con el Betis.

Ahora Lorenzo Serra Ferrer quiere regresar como un miembro principal de la plataforma ‘Es Posible Otro Betis’ para poner en marcha un proyecto deportivo que potencie la cantera y recupere la ilusión en la masa social. Ha entrado con fuerza en campaña. De estar en silencio un largo tiempo ha decidido dar el paso. Hablar para valorar cómo es la gestión del club, las necesidades y las carencias. Dice que no hay una pugna por el poder. Pero, a la vez, habla de “una situación dura para el beticismo, que sufre un desencanto porque los objetivos son menores en lo deportivo”. Incluso comenta, en 7 TV Sevilla, que “por las noticias que me dan, en la parte económica, el crecimiento es menos cero”. Joaquín Caro Ledesma, hombre fuerte de la plataforma ‘Es Posible Otro Betis’, sí ha sido más contundente y se ha referido a un escenario negro en la economía del Betis con el pago de una deuda, a corto plazo, de 127 millones de euros. El presidente Ángel Haro lo niega y habla de una deuda financiera, a corto plazo, de 19 millones de euros.

Foto: Joao Félix se retira del campo, cabizbajo, en el partido contra el Lokomotiv disputado en el Metropolitano. (EFE)


El juego sucio, las disputas, el cruce de declaraciones ha entrado en esta campaña electoral por hacerse con el control del Betis y el todavía presidente Haro ha estallado este martes, en Onda Cero, con estas declaraciones: “Tengo respeto a Lorenzo como entrenador. Es un mito y junto a otros profesionales, en su momento, conseguimos un trofeo. Aunque si tengo que valorar su actitud o postura como accionista o como una de las personas que va en esa candidatura, lo que no me gustan son sus declaraciones desde un punto de vista que no conoce la gestión económica. Ni que hable de que estamos dispersos. Son expresiones que no me gustan cuando estoy siendo respetuoso con él y podría contar todo lo que puedo contar. Pero no lo hago porque sé que no es bueno para el Betis”.

La situación financiera

De lo que suceda en la Junta General de Accionistas, si se aprueban o no las cuentas, puede haber un cambio en la presidencia y en el órgano de administración. Las estrategias están marcadas por las dos partes. Los que gobiernan el club, Haro y Catalán, creen tener los suficientes apoyos para sacar adelante la Junta. Han llegado a decir que si no se aprueban las cuentas dan un paso a un lado. El grupo opositor ha conseguido hacer ruido e ir desgastando la credibilidad del presidente. Están convencidos de que no tardarán en darle un nuevo giro al Betis.

Desde la plataforma ‘Es Posible Otro Betis’ ven la situación de la institución con preocupación y consideran que hay que tener un plan de actuación contundente para recuperar la estabilidad económica. Pasaría por la venta de jugadores y realizar un recorte salarial de 18 millones de euros. El proyecto no ha dado a conocer quién sería el presidente en el caso de ganar esta batalla de poder y se remite a esperar el nombramiento en un nuevo consejo. Serra Ferrar no se postula para este puesto. Está activo y con ganas de regresar para reconducir el modelo deportivo que tantos éxitos le dio al Betis.

placeholder Lorenzo Serra Ferrer junto a Ángel Haro el día de la presentración de Jesé. (Efe)
Lorenzo Serra Ferrer junto a Ángel Haro el día de la presentración de Jesé. (Efe)

La carrera profesional de Lorenzo Serra Ferrer está marcada por el éxito en los banquillos, especialmente, en el Betis. Empezó en el Mallorca y pasó a dirigir al equipo bético, con el que consiguió el ascenso en 1994. La temporada siguiente logró la hazaña de quedar tercero en la Liga tras el Real Madrid y el Deportivo de la Coruña. Disputó la UEFA. Un año después fue octavo en el campeonato y subcampeón de la Copa del Rey en una final que perdió contra el Barcelona (3-2) en la prórroga. En 1997 fichó por el Barcelona. Primero como director de fútbol base y después cogió el primer equipo. No le fue bien.

Regresó al Betis, en una segunda etapa en los banquillos, y volvió a triunfar con un cuarto puesto en la Liga y ganando una Copa del Rey contra Osasuna. Dejó los banquillos en una breve etapa en el AEK de Atenas para pasar a ser máximo accionista, en 2010, del Mallorca. Permaneció en el club balear durante cuatro años y vendió su paquete de acciones por discrepancias con el consejo. En 2017 volvió al Betis como responsable deportivo, se fue de mala manera en 2019 y ahora va con todo para regresar al club.

Joaquín Real Betis Junta General de Accionistas
El redactor recomienda