Las llamadas de Zidane y la alargada sombra de su agente Alain Migliaccio
  1. Deportes
  2. Fútbol
El técnico confía en el ojeador

Las llamadas de Zidane y la alargada sombra de su agente Alain Migliaccio

El técnico, que llamó a Szoboszlai y tiene contacto directo con Mbappé, realiza su propio scouting con jugadores como Boga, Aouar o Gouiri

Foto: Zinedine Zidane da una rueda de prensa junto a su agente, en 2016. (Efe)
Zinedine Zidane da una rueda de prensa junto a su agente, en 2016. (Efe)

Hace unos días sonó el teléfono de Dominik Szoboszlai, el húngaro de 20 años que ha maravillado a media Europa con su juego y sus goles en el Red Bull Salzburgo. Al otro lado sonó la voz de Zinedine Zidane, que se interesaba por los planes de futuro del chico. Pese a la inesperada entrada en escena del técnico del Real Madrid, Szoboszlai seguirá en la corporación futbolística de Red Bull y se mudará de Salzburgo a Alemania para jugar en el RB Leipzig.

La maniobra de Zidane, desvelada por el diario alemán 'Bild', puede sorprender a muchos. Sin embargo, es habitual que Zizou contacte con jugadores que luego no tiene por qué acabar vistiendo de blanco, aunque sí son recomendados por el propio entrenador a la secretaría técnica del Real Madrid. Para muchos, detrás de esta labor de scouting de Zidane aparece la alargada sombra de Alain Migliaccio, representante del entrenador madridista desde hace 25 años.

Foto: Alain Migliaccio, junto a Zidane en Lausanne (Suiza), el pasado 3 de octubre. (Reuters)

Migliaccio estudió Ciencias Económicas en la Universidad de Pau et des Pays de l'Ardour (UPPA) mientras jugaba al fútbol como aficionado. Su primer representado fue Maxime Bossis, al que siguieron estrellas como Enzo Francescoli, Carlos Mozer o Éric Cantona. También fue agente del núcleo duro de la selección francesa campeona del mundo, llevando a jugadores como Jocelyn Angloma, Laurent Blanc, Vikash Dhorasoo, Youri Djorkaeff o Ludovic Giuly.

Pero su carrera cambió el día que conoció a Zinedine Zidane en Burdeos antes de la Eurocopa de 1996. Zidane fue transferido a la Juventus sin que Migliaccio interviniese en el traspaso, pero el agente se hizo cargo de negociar los contratos salariales y publicitarios del jugador. El propio Migliaccio encargó, después del Mundial del 98, una biografía de Zidane a Dan Franck que disparó su visibilidad.

Mueve los hilos en el mercado francés

En 2001, Migliaccio armó el mayor traspaso en la historia, el que llevó a Zidane de la Juventus al Real Madrid por 75 millones de euros, de los que 7,5 se los repartió con el intermediario Lucien D'Onofrio, con Alessandro Moggi, hijo de Luciano, y con Franco Zavaglia y Mario Dell'Anna. Además de Zidane, el agente se hizo con los asuntos de Franck Ribery, Samir Nasri o Jeremy Ménez.

Eso provocó que el 13 de septiembre de 2008 se convirtiese en el primer agente en aparecer en la portada de L'Équipe bajo un titular en el que se leía 'Migliaccio, la sombra de las luces', con una extensa entrevista al agente en páginas exteriores. Para muchos ha sido el representante más poderoso de Francia y uno de los más importantes de planeta futbolístico. Hoy sigue dirigiendo, con un perfil más discreto, las carreras de algunos de los jóvenes más talentosos del fútbol francés.

placeholder Simeone y Zidane se enfrentaron en Italia. (Efe)
Simeone y Zidane se enfrentaron en Italia. (Efe)

El agente conoce a la perfección los mercados francés y europeo que peina periódicamente. Entre sus últimas adquisiciones destaca la de Kays Ruiz-Atil, otro talento de ascendencia marroquí que salió del Lyon, pasó por La Masia y ahora defiende los colores del PSG. Los contactos de Miggliaccio y su red de colaboradores son de enorme ayuda para Zidane, que está perfectamente informado de la aparición de estas perlas del mercado.

Esto explica la implicación directa de Zizou en el fichaje de futbolistas como Raphael Varane, cuya contratación Zizou recomendó al Real Madrid cuando era un joven desconocido de 17 años que jugaba en el Lens. El técnico blanco también ha perseguido con tenacidad el fichaje de Eden Hazard para el Real Madrid desde que el belga comenzó a brillar en las categorías inferiores del Lille francés.

placeholder Raphaël Varane, esta temporada. (Reuters)
Raphaël Varane, esta temporada. (Reuters)

Zidane llegó a tener el compromiso verbal de N'Golo Kanté para fichar por los blancos al salir del Leicester como campeón de la Premier, pero Florentino Pérez rechazó el fichaje del futbolista, que acabó en el Chelsea. El último jugador con el que Zidane mantiene contacto habitual es Kylian Mbappé y se ha convertido en una obsesión para Florentino Pérez, que ya llegó a poner 120 millones encima de la mesa para hacerse con su fichaje. Mbappé quiere jugar en el Real Madrid y la presencia de Zidane es una de las grandes motivaciones que empujan al delantero a apostar por ello. Pérez sabe que Zizou se convertirá en un argumento de peso en la futura negociación y el técnico sabe de su importancia en la operación.

Foto: Neymar (i) y Mbappé hablan antes de un partido del PSG en la Liga 1 francesa. (Reuters)

Pero Mbappé no es el único jugador que Zidane tiene bajo su radar. El internacional costamarfileño Jeremie Boga, que a sus 23 años está destacando en el Sassuolo, es otro futbolista del gusto de Zidane. Boga es francés, de Marsella como Zidane, aunque juega con la selección del país de su padre y se fue muy joven de la ciudad francesa para enrolarse en las inferiores del Chelsea.

Entonces inició una larga travesía por equipos como Rennes, Granada o Birmingham City, para llegar hasta el Sassuolo. Otros futbolistas a los que Zidane tiene echado el ojo son el mediocentro del Olympique de Lyon, Houssem Aouar, al que ha insistido en fichar varias veces para el Real Madrid. Y el delantero francés Amine Gouiri, internacional argelino y considerado una de las joyas del Lyon a sus 19 años.

El técnico blanco opera al margen del presidente

Zidane se ha convertido en su propio director deportivo con autonomía respecto a Florentino Pérez, quien ficha a su libre albedrío en el Real Madrid. Refuerzos que en muchas ocasiones el técnico desecha y han provocado sonados roces entre el presidente y el entrenador como los casos de Kepa, Dani Ceballos, Reguilón, Jovic... Zizou identifica a estos talentos, la mayoría del fútbol francés, con los que en muchos casos mantiene algún tipo de contacto ya sea a través de Migliaccio o con llamadas directas como la que sonó en el teléfono de Szoboszlai hace unos días.

Migliaccio y Zidane se profesan una relación de lealtad inquebrantable que no han roto ni las condenas contra el agente por falsificación y abuso de confianza en el traspaso de Cantona desde el Marsella. O las que sufrió en 2012 en España, siendo condenado a cinco años de prisión por fraude y una multa de nueve millones de euros por reducir los ingresos declarados.

Hoy Migliaccio busca ayudar a su amigo Zinedine a encontrar un equipo en el mercado de invierno para su hijo Enzo, quien no ha tenido oportunidades en el Almería. De allí partieron los padres de Verónica, esposa del técnico y madre del jugador, rumbo a Francia en los años 60 y allí tienen casa los Zidane. Una casa que el agente conoce y desde la que Zizou ha hecho alguna de sus famosas e inesperadas llamadas.

Zinédine Zidane Kylian Mbappé Florentino Pérez Éric Cantona Raphael Varane Eden Hazard