El jaque de Zidane a la crisis: así neutralizó la propuesta de Lopetegui
  1. Deportes
  2. Fútbol
El Real Madrid asalta Nervión

El jaque de Zidane a la crisis: así neutralizó la propuesta de Lopetegui

El conjunto blanco explota la falta de creatividad sevillista y consigue una victoria de prestigio tras recuperar la solidez defensiva perdida entre semana

placeholder Foto: Disputa de Benzema y otros jugadores, durante el partido. (Reuters)
Disputa de Benzema y otros jugadores, durante el partido. (Reuters)

El Real Madrid saltó al césped del Ramón Sánchez-Pizjuán con el mono de trabajo y la obligación de despejar las dudas defensivas que vienen atormentando al equipo de Zinedine Zidane. En frente esperaba ansioso el Sevilla de Julen Lopetegui, un conjunto cuya máxima prioridad es correr verticalmente a lomos de sus futbolistas de banda tras recuperar el cuero. El técnico francés, sabedor de las limitaciones ofensivas de los de Nervión y del enorme vacío futbolístico que ha dejado la marcha de Éver Banega, negó los espacios y explotó el mal momento local con un planteamiento simple pero certero.

placeholder Benzema y Koundé, en una disputa. (Reuters)
Benzema y Koundé, en una disputa. (Reuters)

La puesta en escena inicial podría haberse entendido como una renuncia a ganar el partido o una invitación a especular, pero lo cierto es que el Sevilla cayó en la trampa y dio la razón al entrenador blanco. De este modo, las circulaciones horizontales locales se topaban de bruces con un Real Madrid sólido y veloz que alternaba tramos de presión alta con otros momentos de esperar pacientemente en campo propio. Nadie podía acceder por los pasillos interiores cuando se buscaba penetrar las líneas defensivas por dentro y los extremos blancos, Rodrygo Goes y Vinícius Júnior, se encargaban de combinar las continuas ayudas a sus laterales con el despliegue ofensivo que va íntimamente ligado a los brasileños.

Foto: Vinicius celebra el gol contra el Sevilla en el Sánchez Pizjuán. (Efe)

En un conjunto que se venía partiendo con extrema facilidad cuando iba a buscar al rival a su propio campo y atascándose ante equipos que preferían parapetarse atrás, el cuadro blanco se encontró el partido más cómodo posible. Si se daba la opción de entorpecer la salida de balón local en los primeros pases, no se dudaba en recuperar y salir disparados hacia el arco contrario, pero en caso de no lograrlo, la consigna era replegar y estar seguros. Había que reducir el riesgo al mínimo y se escogió estar cerca de la zona de seguridad que guarda Thibaut Courtois.

Un Sevilla maniatado

Los problemas en salida de balón de los de Lopetegui protagonizaron los primeros minutos del choque. No tanto para conectar con los centrocampistas, sino para añadirle matices y opciones a una posesión plomiza que abusaba del manido pase en diagonal de cualquiera de los centrocampistas a los laterales. El Sevilla no encontraba la manera de filtrar pases entre líneas y acababa dando vueltas en círculos. Maniatado, tampoco podía correr. Así llegaron un par de pérdidas peligrosas que el Real Madrid no pudo transformar por la falta de acierto en los metros finales.

placeholder Los hombres de Zidane recuperar el cuero arriba. (Movistar)
Los hombres de Zidane recuperar el cuero arriba. (Movistar)
placeholder El Real Madrid aguarda en su territorio.  (Movistar)
El Real Madrid aguarda en su territorio. (Movistar)

Y es aquí donde Zidane encontró el modo de adaptarse a una de las principales señas de identidad del Sevilla: el juego exterior. Los laterales madridistas nunca afrontaban las situaciones de uno contra uno en inferioridad numérica ni ante Ocampos-Navas ni ante Munir-Vidal y cuando cualquiera de los interiores andaluces buscaba respaldar a los futbolistas de banda, los homónimos del Real Madrid acudían rápidamente a echar un cable. "El equipo ha estado muy seguro. Y ayudándose. Cuando no tienes el balón es importante defender bien, juntos. No sólo Nacho y Varane. Todos. Desde Karim Benzema hasta la defensa. Así podemos hacer grandes cosas, hicimos un gran partido”, afirmó el responsable técnico.

placeholder El Real Madrid anula la superioridad del Sevilla en banda.  (Movistar)
El Real Madrid anula la superioridad del Sevilla en banda. (Movistar)

El mecanismo no entrañaba una gran dificultad, puesto que la falta de creatividad nervionense en el último tercio frenaba la capacidad de sorpresa. La sombra de Éver Banega es larga, Ivan Rakitic no posee sus características y la plantilla no cuenta con ningún integrante capaz de reemplazar su talento. Aprovechando la incorporación de los laterales sevillistas al ataque, el Real Madrid le dio la vuelta a la situación y explotó en bucle el espacio a la espalda de Jesús Navas y Aleix Vidal. Allí la punta de velocidad de Rodrygo y Vinícius permitió al grupo desplegarse en pocos pases con profundidad, superar líneas de presión con premura, neutralizar el robo andaluz y viajar hacia el área en pocos segundos.

Una vez conseguido el gol de Vinícius con la colaboración de Bono en los primeros compases de la segunda mitad, el Real Madrid acentuó su propuesta y dio varios pasos hacia atrás. Los de Zidane priorizaron guardar el resultado en lugar de buscar la sentencia. Mientras, los hombres de Lopetegui veían como con el paso de los minutos su dominio infructífero del esférico no escapaba de la insustancialidad. Mucho toque de lado a lado y poco desborde para intimidar al portero belga.

placeholder Zidane, contento con el rendimiento de sus jugadores. (Reuters)
Zidane, contento con el rendimiento de sus jugadores. (Reuters)

El técnico sevillista buscó agitar la dinámica del partido con la dirección de campo y dio entrada a un reguero de futbolistas de corte ofensivo como Suso, Youssef En-Nesyri o Oussama Idrissi además del centrocampista Nemanja Gudelj, pero no surgió efecto. Por su parte, Zidane tan solo tocó una tecla, la de Marco Asensio por Rodrygo, pero obtuvo el mismo resultado. El Real Madrid de las dos caras mostró su perfil más competitivo, el que ejemplifica que sus problemas no son de actitud, sino de una calidad individual escasa para hacer la vista gorda con sus fallos defensivos. Salvado el final de una semana complicada, el Borussia Mönchengladbach será el siguiente reto en el camino de Zidane.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Real Madrid Zinédine Zidane Julen Lopetegui Vinicius Junior Sevilla FC