Paula Dapena, la jugadora que no homenajeó a Maradona: "No puedo defender esto"
  1. Deportes
  2. Fútbol
"Cumplirlo iría contra todo por lo que lucho"

Paula Dapena, la jugadora que no homenajeó a Maradona: "No puedo defender esto"

Esta jugadora de 24 años se convirtió en una de las protagonistas del fin de semana por su negativa a homenajear a Maradona. Paula explica a El Confidencial los motivos de su gesto

Foto: Dapena, con el 6, se niega a participar en el minuto de silencio (Tania Esperón -Pontevedraviva.com-)
Dapena, con el 6, se niega a participar en el minuto de silencio (Tania Esperón -Pontevedraviva.com-)

Paula Dapena se define como apasionada del fútbol. El pasado sábado 28 de noviembre viajó hasta Abegondo para disputar un partido amistoso frente al Deportivo Abanca, sección femenina del Deportivo de la Coruña de la Liga Iberdrola. Esta pontevedresa forma parte del club Viajes EntreRías Fútbol Femenino, equipo de Primera Nacional, y no conocía que un simple gesto iba a convertirla en noticia. Como prácticamente medio planeta durante los últimos días, la muerte de Diego Armando Maradona era la conversación de todos los corrillos. La Federación Española de Fútbol avisó de que, en todos los encuentros que se disputaran ese fin de semana, se cumpliría un minuto de silencio por el 10 argentino. “Yo no voy a hacerlo”, advirtió Paula a algunas compañeras con las que viajaba.

La imagen pronto corrió como la pólvora en las redes sociales. Una jugadora de fútbol había decidido no secundar el minuto de silencio previo al partido, sentándose en el suelo y dada la vuelta. Paula Dapena atiende la llamada de El Confidencial admitiendo estar algo impresionada por la repercusión de su gesto, pero nada arrepentida. “Empecé a jugar con cinco años al fútbol, como cualquier futbolista tengo mis referentes. Tengo 24 años, sí que conozco el fútbol de Maradona, Ronaldinho, Zidane y de muchos otros que se retiraron. Todos tienen sus habilidades y trayectorias”, explica nada más coger el teléfono.

Imagen del minuto de silencio, con Paula sentada en el suelo.  (Deportivo Abanca)
Imagen del minuto de silencio, con Paula sentada en el suelo. (Deportivo Abanca)

Con franqueza y sin titubeos, Dapena cuenta el motivo de su reivindicación: “Tengo mis ideales propios, creo que para ser jugador y buen deportista tienes que tener valores por encima de tu fútbol”. Algo que, a su juicio, no cumple Maradona. Especialmente sangrante para la futbolista fue ver la doble moralidad en ciertos homenajes al fallecido. “El otro día fue 25 de noviembre, 25N, se lucha por la eliminación de la violencia machista. Ese mismo día se muere Maradona y veo mucha hipocresía de gente que lucha contra esta violencia, pero a la vez defiende a un maltratador como era él. Hay vídeos suyos pegando a su pareja, imágenes con dos niñas desnudas a su lado…”, reflexiona Paula, antes de añadir: “Obviamente, como feminista, no puedo defender eso”.

Foto: Mural de Maradona en Buenos Aires, llorado por un niño. (Reuters)

Dapena hace mención al polémico vídeo del argentino, en evidente estado de embriaguez, grabado por la que fuera su pareja en el 2014, Rocío Olivo, en la que aparentemente Maradona golpea a la mujer. “Diego, para, deja de pegarme”, se llega a escuchar en las imágenes. La relación intermitente de Olivo y el futbolista tuvo diferentes denuncias cruzadas, pero él siempre defendió que en esa ocasión solo trataba de quitarle el móvil y que no era “un pegador”. Años más tarde, en el 2017, la policía española llegó a interrogar a la pareja después de que una serie de gritos llamaran la atención de los empleados de un conocido hotel de Madrid en el que se hospedaban. Ambos defendieron que se trataba solo de una discusión subida de tono y no presentaron ningún tipo de denuncia.

La futbolista de Pontevedra, que a día de hoy compagina su profesión con la titulación de un máster para ser profesora de Educación Física, argumenta que los ídolos futbolísticos no pueden sobreponerse a ciertos comportamientos. “Soy muy fan de Zidane, pero si sale ahora que es un maltratador, pues te digo, Zidane ya no existe para mí. Por mucho que haya hecho por el fútbol. Hay que dar ejemplo de otra manera”, expone en conversación con este periódico.

Sin premeditación, pero convencida

“Fue un poco improvisado. Me enteré cuando iba en coche camino del autobús y avisé a algunas compañeras que iban conmigo de que no iba a hacerlo”, responde cuando se la pregunta por el gesto, que se viralizó en las redes sociales: “Al llegar al campo, alguna compañera y el cuerpo técnico se estaban riendo porque sabían que no iba a aceptarlo. Cuando nos colocamos en fila llegó la árbitra y dijo que había que guardar un minuto de silencio por Maradona. Dije que no, me giré y me senté en el suelo”.

“Si a alguien le sentó mal, nadie me lo dijo”, confiesa Paula Dapena a este digital. Aunque eran conscientes de sus intenciones, su gesto provocó sorpresa en entre sus compañeras y rivales: “No supieron qué hacer”. Lo que sí reconoce la futbolista gallega es que al descanso se le acercó el entrenador del equipo rival para preguntarle por los motivos de su negativa a guardar el minuto de silencio: “Se lo expliqué y él me dijo que tampoco estaba de acuerdo… Me felicitó”.

"¿Por qué tengo que guardar un minuto por un maltratador y no por esas víctimas de la violencia machista?"

Paula se defiende de los que tachan su protesta como irrespetuosa: “Lo primero, faltar al respeto no creo que lo haya hecho, no hice nada, me senté en el suelo y me callé. Podría haber gritado y romper el minuto, pero he respetado a todo el mundo que quisiera hacerlo”. “Hace nada se celebró el 25N y por las mujeres víctimas de la violencia machista no se ha guardado ningún minuto de silencio en los partidos. ¿Por qué tengo que guardar un minuto por un maltratador y no por esas víctimas?”, pregunta en alto la futbolista.

La repercusión de su gesto alcanza unas cuotas que no se imaginaba, pese a todo, Paula tiene claro que contestar cuando se le cuestiona si volvería a repetirlo, aún conociendo qué iba a pasar: “Sí, por supuesto. No hacerlo iría en contra de todo por lo que lucho”. El partido -amistoso y frente a un equipo de la máxima categoría- tuvo un contundente resultado, perdieron 10-0, una extraña coincidencia con el icónico dorsal de Maradona.

Diego Armando Maradona