intenta recuperar la confianza

La lucha de Kepa contra sus fantasmas: "La presión es una losa difícil de levantar"

Arrizabalaga recibe el apoyo de Luis Enrique a pesar de haber perdido la titularidad en el Chelsea. La apuesta de Lampard por Mendy pone al español en su momento más duro

Foto: Kepa, en una imagen de archivo. (Reuters)
Kepa, en una imagen de archivo. (Reuters)

"Kepa está en un momento delicado y tendré que valorar en su momento”, aseguró Luis Enrique en rueda de prensa, 24 horas antes del partido amistoso frente a los Países Bajos. El técnico asturiano apostó, por tercera convocatoria seguida desde su regreso a la selección española, por el guardameta del Chelsea. Kepa se encuentra atravesando sus peores momentos como profesional, alejado de la titularidad en el conjunto dirigido por Frank Lampard en favor de Mendy. Consciente de ello, el seleccionador defendió su decisión: “Es evidente que no miro ni la edad ni nada que se le parezca. Tampoco pretendo convencer a nadie de mis ideas. Es verdad que no jugar afecta a los jugadores, pero siempre puedo hacer una excepción”.

De los últimos nueve partidos que el Chelsea ha disputado, Kepa solo ha sido titular en uno de ellos. El de Ondárroa sufrió además molestias en su hombro que le llevaron a perderse cuatro de estos encuentros. Sus otras suplencias se debieron a decisiones técnicas de Frank Lampard. “Es una situación muy complicada, el hecho de ser el portero más caro de la historia eso genera una presión y expectativas mucho mayores. Con esa presión añadida tiendes a no perdonarte los errores y perjudica tu análisis. Encima no estás en un equipo cualquiera, estás al máximo nivel con la lupa que genera un fichaje así. Es una losa complicada de levantar”, argumenta Koke Contreras, el que fuera guardameta de equipos como el Betis, Málaga, Real Madrid o de la propia selección española, quien atiende a El Confidencial.

Kepa, durante un entrenamiento con la selección. (EFE)
Kepa, durante un entrenamiento con la selección. (EFE)

Kepa fue fichado en el 2018 por el Chelsea como una de las grandes apuestas de futuro. El portero era una realidad que a punto estuvo de fichar por el Real Madrid tras ganarse la titularidad en el Athletic de Bilbao con 24 años. El conjunto blue pagó 80 millones de euros por él a los de San Mamés, superando los 73 millones que justo ese verano el Liverpool había pagado por hacerse con los servicios de Alisson Becker a la Roma y pasando su nombre a la historia de las finanzas bajo los palos. Desde entonces Arrizabalaga protagonizó una mezcla de buenos momentos con sonadas salidas de tono como cuando se negó a ser cambiado por Maurizio Sarri en mitad de un partido de Carabao Cup contra el Manchester City. El joven guardameta estaba aquejado de problemas físicos, pero consideró que estaba suficientemente sano como para seguir. El Chelsea acabaría por caer derrotado en penaltis y aquello supuso una de las razones del adiós del técnico italiano.

La llegada de Frank Lampard solo significó una nueva oportunidad para en el Chelsea para Kepa. El inglés confiaba en él y el Chelsea sabía que había firmado un contrato de larga duración como uno de los mejores jugadores de la liga, no había opción a una marcha. Sería entonces cuando el runrún del público de Stamford Bridge y de la prensa británica pusieran la lupa en cada fallo del guardameta. “Él es un portero muy joven, a veces esa juventud no te da madurez y, en general, puedes tender a no relativizar. Eso acaba degenerando en una desconfianza y entras en una rueda difícil de superar. ¿Cómo se sale de ahí? Jugando y completando buenos encuentros”, expone Contreras en una conversación con este medio: “Seguro que tiene a los mejores profesionales a su lado, tiene que dejar el lado negativo y ver el lado positivo: tengo toda mi carrera por delante, soy un portero de prestaciones top, de lo mejor, este periodo de transición puede generarme cosas buenas. Esto es muy fácil de decir, pero luego hay que estar en el día a día, claro”.

"Hay que ser una solución para el entrenador, que ya tiene suficientes problemas. Ahora le toca estar en un segundo plano, vas metiendo piedras en tu mochila y te bloqueas"

De la titularidad a la suplencia

Es difícil dudar de las cualidades de un portero como Kepa Arrizabalaga, pero los números no mienten: su porcentaje de paradas en la temporada 2019/20 fue de 55,4%, colocándole en la posición 127 de los 132 porteros de las principales siete ligas europeas. Un tipo de estadísticas que comenzó a cansar a la afición blue. Consciente de este tipo de problemas, Lampard pidió un esfuerzo extra al club en mitad de un verano con gran gasto de fichajes, la llegada de un nuevo portero. Así llegó Edouard Mendy, guardameta del Rennes y primo del lateral izquierdo del Real Madrid.

Kepa pasó de competir frente al veterano Willy Caballero a hacerlo con un portero de 28 años en el mejor momento de su carrera. “Al final tienes que sumar para el equipo. Hay que ser una solución para el entrenador, que ya tiene suficientes problemas. Ahora le toca estar en un segundo plano, vas metiendo piedras en tu mochila y te bloqueas”, valora Contreras respecto a este tipo de situaciones.

Lampard felicita a su pupilo tras una gran actuación. (Reuters)
Lampard felicita a su pupilo tras una gran actuación. (Reuters)

La llegada de Mendy al club fue difícilmente superable. En sus primeras siete titularidades dejó la portería a cero en seis ocasiones. Se trata de la misma marca y récord que tuvo Peter Cech en su único como jugador del Chelsea. El icónico guardameta de la República Checa forma parte del consejo técnico del equipo y fue él quien apostó por Mendy como contratación de refuerzo ante los momentos complicados de Kepa. Solo un gol, en la victoria 4-1 frente al Sheffield, es lo que ha recibido el nuevo portero en su andadura como jugador blue.

“En el caso de Kepa con Mendy es muy buena competencia, eso debería subir tu nivel. Los entrenamientos son los que te van a sacar de ahí. La posición de portero te obliga un poco a esperar para poder demostrar que todo lo que te ha pasado está superado”, argumenta Contreras. El que fuera portero de la selección española en el Mundial de Corea es de los que ve necesario la coexistencia de dos titulares bajo palos: “En mi opinión es mejor tener dos porteros de alto nivel. El fútbol actual ha cambiado, antes, en mi época, era normal que hubiera un titular claro y un escalón por debajo el suplente. Los equipos grandes actuales suelen tener dos porteros de altísimo nivel. Hay muchas competiciones y partidos durante el año, lo justo es que se repartan más y haya la máxima competitividad”. “Egoístamente para un portero puede ser mejor tener no competencia, pero la ley del fútbol… Cualquier portero que esté a tu lado, si no tienes actitud, te va a pasar y te va a arrebatar la titularidad”, apostilla.

El oasis de la selección

A pesar de haber perdido la titularidad y de las críticas, Kepa Arrizabalaga se ha encontrado con la defensa a ultranza de Luis Enrique. El técnico asturiano no oculta que las condiciones no son las mejores, pero no pierde fe en el arquero. “Esa confianza es importante, pero puede ser un arma de doble filo. Es una buena noticia, saber que a pesar de no estar jugando sigues contando para el seleccionador y tienes la oportunidad para jugar. Un nuevo contexto deportivo, desconectas del día a día y de la frustración, de las críticas, todas esas malas auras”, reflexiona Koke, echando la mirada atrás.

Kepa y De Gea atienden a Luis Enrique durante un entrenamiento. (EFE)
Kepa y De Gea atienden a Luis Enrique durante un entrenamiento. (EFE)

A juicio de Contreras, esta vuelta de hija puede ser peligrosa: “Llegas a la Selección y ves que todos tus compañeros juegan y están muy bien. A veces esos amigos de toda la vida no te ayudan con sus comentarios, los consejos no son buenos. Son errores a la hora de aconsejar y la vuelta a la realidad, regresas a tu equipo incluso un poquito peor. En algunos casos puede ser perjudicial. Pero cada cual es un mundo”.

La lucha contra las críticas y la autoconfianza

Quizás el golpe más duro a la confianza de Kepa se ha vivido en fallos provocados precisamente por las malas sensaciones previas. Frente al Southampton, el pasado 18 de octubre, su último partido como titular en el Chelsea, el guardameta midió mal en una salida provocado por el fallo de su compañero Zouma, pero todas las miradas fueron a parar a su descoordinación frente al delantero. “Kepa ha sido titular indiscutible durante mucho tiempo. Ahora le toca afrontar una dinámica que todos los porteros hemos sufrido, se tiene que focalizar en ver cómo sale y ya está. Tiene prestaciones, es muy joven, bien físicamente… Lo tiene todo. Pero muchas veces el peor enemigo somos nosotros mismos”, asegura Contreras. Tirando de memoria, el actual preparador de guardametas recuerda una cita del Mono Burgos “creo que es de su libro, ‘uno no es portero hasta que te meten 500 goles’. Parece una tontería, pero no lo es. Cada gol es un aprendizaje a gestionar situaciones. Te pueden marcar por un fallo, pero acto seguido toca seguir pensando que tu equipo te necesita tras un error”.

“Cuando hay un gol, sea como sea el gol, en televisión primero se enfoca la celebración del que marca, justo después te enfocan a la cara del portero. En el césped pasas la mayor parte del partido solo y a gran distancia del más cercano. A veces intervienes pocas veces y si cometes un error, hay buen porcentaje para que eso signifique un gol. Y entonces te quedas otra vez solo, ahí tienes un ángel que te dice que estés tranquilo y al otro lado un demonio fastidiándote. Es un puesto muy mental, muy complicado. Un delantero falla nueve goles y mete una y sale en la portada del día después. Un portero hace nueve paradones, pero canta en un gol, y también sale en portada, pero para mal”, reflexiona Contreras, antes de añadir con cierta añoranza que “es el punto de locura que nos gusta, debemos acostumbrarnos a convivir en las buenas y en las malas, que son muy traicioneras”. La pelota está en el tejado de Kepa.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios