Kondogbia, el futbolista que renegó de Francia y se une al Atlético de Simeone
  1. Deportes
  2. Fútbol
quiere jugar con la república centroafricana

Kondogbia, el futbolista que renegó de Francia y se une al Atlético de Simeone

Geoffrey Kondogbia tiene una personalidad muy fuerte. Rebelde. Hace dos años dijo que ya no jugaba más con la Selección de Francia y ahora consigue fichar por el Atlético tras su pulso al Valencia

placeholder Foto: Geoffrey Kondogbia, nuevo jugador del Atlético de Madrid. (@atleticodemadrid)
Geoffrey Kondogbia, nuevo jugador del Atlético de Madrid. (@atleticodemadrid)

Geoffrey Kondogbia se volvió a salir con la suya. Cuando recibió el interés del Atlético de Madrid y el presidente del Valencia, Anil Murthy, le comunicó que solo se iría si pagaba el importe de la cláusula (30 millones de euros), se declaró en rebeldía. Dejó de entrenar con el Valencia. Alegó unas molestias en el talón derecho y llegó a menospreciar al dirigente del club llamándole mentiroso en las redes sociales. Provocó una tensión y realizó una jugada de la que se sabía ganador. Peter Lim antepone ingresar dinero y reducir masa salarial por delante de cualquier desafío de un futbolista. La necesidad del máximo accionista del Valencia es reducir gastos y Kondogbia jugó bien sus cartas.

El Atlético de Madrid paga la mitad de la cláusula y del total de los 15 millones de euros solo hace un desembolso de 12 fijos. Los tres restantes son en variables, aunque el club 'che' se guarda un 15% de una futura venta. Kondogbia ha puesto todo de su parte para salirse con la suya y estar en el equipo de Simeone con un argumento deportivo. Necesita nuevos retos en un club con más ambiciones que el actual Valencia que ha marcado una política de severa austeridad, recortes, salidas de jugadores con peso y ningún fichaje.

Ver esta publicación en Instagram

Queridos aficionados, con gran agradecimiento anuncio hoy mi salida del Valencia CF... Después de tres maravillosos años defendiendo esta camiseta, es hora de afrontar un nuevo reto. Tres años en los que hemos experimentado tantas cosas maravillosas, en un país donde es tan difícil ganar trofeos. Estoy orgulloso de haber sido parte de tanto éxito para este histórico club, que merece estar en la cima. Quiero agradecer a la directiva la confianza que mostró en mí cuando firmé. Gracias a toda la gente del club por acompañarme en mi vida diaria para hacerme mejor jugador. Pero, sobre todo, os debo mucho a vosotros, los aficionados. Nunca podré agradeceros lo suficiente lo que me habéis ayudado a crecer. He redescubierto la belleza del fútbol aquí en Valencia, en gran parte gracias a vosotros. Esta ciudad vive al máximo su club, y merece lo mejor para el futuro. Eso es lo que deseo, y espero que nos volvamos a encontrar muy pronto. Abrazo, Geo. #AMUNT 🦇

Una publicación compartida por Geoffrey Kondogbia (@kondogbia) el

Esa rebeldía de Geoffrey Kondogbia es vista, por una parte del valencianismo, como la ingratitud de un jugador que se ha bajado del barco en los tiempos difíciles. Una especie de traición a una institución que apostó por él y en la que recuperó su mejor versión futbolística cuando no brillaba en el Inter de Milán. El Valencia lo fichó hace dos años y pagó 25 millones de euros al club italiano. No recupera la cantidad. Perderá dinero, pero Peter Lim necesita seguir cuadrando las cuentas y ha cedido a las presiones del rebelde Kondogbia.

La decepción con Deschamps

Geoffrey Kondogbia tiene una personalidad muy fuerte. Las ideas bastantes claras y una manera de actuar muy contundente cuando quiere conseguir algo. Hace dos años se plantó ante Didier Deschamps y la Federación de Francia y comunicó que renunciaba a jugar más con el combinado nacional galo. Alegó que su corazón y sus sentimientos están en la República Centroafricana, el país de origen de sus padres. Se declaró centroafricano. Francia perdió a uno de sus talentos en el centro del campo. Un futbolista que pasó por las categorías inferiores y llegó a ser campeón del Mundo Sub 20 en 2013. Una final que ganó por penaltis a Uruguay. En ese centro del campo francés estaban dos portentos físicos: Kondogbia y Pogba.

No quiso ir más veces convocado con Francia después de jugar cinco partidos amistosos con Deschamps y llevarse la decepción de no ser convocado para el Mundial de Rusia en 2018. Año en el que salieron campeones. “Me siento francés y centroafricano. Desde muy joven pensé que mi ayuda sería más rentable para la República Centroafricana que para Francia. Es como una familia que tiene dos hermanos. Te vuelcas con el más ayuda necesita”, fue la explicación que dio este chico que nació en la localidad de Nemours, cerca de París, y que jugaba con Francia porque su familia y sus amigos le decían que era el sitio idóneo para coger más caché y prestigio. Con el paso de los años hizo caso a sus sentimientos. Se sentía más centroafricano.

La trayectoria de Kondogbia iba encaminada a convertirse en uno de los grandes centrocampistas del fútbol europeo desde que fichó, en edad de juveniles, por el Racing Club de Lens. Un club en el que coincidió con Raphael Varane y juntos fueron subiendo y despuntando en todas las categorías. Eran las dos joyas. Dos buenos amigos que iban juntos a los entrenamientos en el coche del padre de Kondogbia (Basile Kondogbia). Varane dio el salto al Real Madrid después de una llamada de Zidane. Kondogbia fichó por el Sevilla por otra llamada de Monchi. El destino parecía que les tendría que unir de nuevo cuando el Real Madrid se interesó por él en 2013 y Varane hizo todo lo posible para que Florentino le fichara. No fue posible porque el Mónaco subió la oferta y pagó los 20 millones de euros de su cláusula y en el Madrid se decantaron por Illarramendi.

placeholder Kondogbia en un partido con el Valencia. (instagram Kondogbia)
Kondogbia en un partido con el Valencia. (instagram Kondogbia)

Kondogbia hoy vivirá los derbis de la capital de rojiblanco contra el madridista Raphael Varane. Los planes han cambiado. Pero era lo que deseaba este centroafricano que ha llevado hasta el límite su pulso con el Valencia. Jugar en un equipo con aspiraciones a títulos y estar junto a Simeone después de comprobar que el Valencia ha debilitado su proyecto. Peter Lim llega a los 73,5 millones de euros con la venta de Geoffrey Kondogbia. Una más tras la de Rodrigo Moreno (30 millones de euros), Ferran Torres (23 millones), Coquelin (7 millones) y Jordi Escobar (1,5 millones). Además de dejar salir gratis a Parejo, no renovar a Garay y ceder a Piccini para recortar la masa salarial.

Con 27 años llega al Atlético de Madrid para reforzar el centro del campo del equipo de Simeone. La salida de Thomas Partey, con el pago de la cláusula de los 50 millones de euros para irse al Arsenal, ha provocado que al Atleti se incorporen dos centrocampistas con poderío físico: Lucas Torreira y Geoffrey Kondogbia. Este último se marcha por la puerta de atrás de Valencia y dejando en una situación todavía más delicada al entrenador navarro, Javi Gracia, que antes del partido contra el Getafe del pasado domingo dijo públicamente que se había enterado por la prensa de que Kondogbia estaba pasando el reconocimiento médico en Madrid. La crisis se hace más grande en el Valencia. Kondogbia cumple su objetivo de jugar con el Atlético de Madrid y unirse a Simeone.

Geoffrey Kondogbia Raphael Varane Didier Deschamps Dani Parejo Peter Lim
El redactor recomienda