No acudieron a la mesa de negociación

La asociación de futbolistas, tajante: "Todos los recortes del Barça serán impugnados"

Tanto el sindicato como la plantilla no ven legítima la mesa de negociación, faltando a la reunión emplazada para ayer, miércoles. AFE atiende a El Confidencial para mostrar su apoyo al vestuario

Foto: Leo Messi, capitán del Barcelona, en el último partido del equipo. (Reuters)
Leo Messi, capitán del Barcelona, en el último partido del equipo. (Reuters)

La crisis económica del Fútbol Club Barcelona sigue atascando la negociación de la rebaja salarial. La directiva busca desesperadamente arreglar las cuentas tras el mazazo económico que supusieron las pérdidas del coronavirus, duplicando su deuda hasta 488 millones de euros, cuando el año pasado era de 217 millones. Josep Maria Bartomeu, enfrentado a una moción de censura que podría acabar con su mandato antes de las elecciones convocadas para el primer trimestre del 2021, hizo un llamamiento al vestuario para negociar una rebaja salarial con el fin de minimizar los gastos millonarios de la entidad. La plantilla volvió a insistir en su negativa a las formas de llevar la negociación por parte de la directiva no acudiendo a la reunión emplazada al miércoles 21 de octubre. Ejemplificando una falta de acuerdo deslizada durante los días posteriores a la prensa.

Horas después de la fecha en la que debía plasmarse esta reunión, la Asociación de Futbolistas Españoles emitió un comunicado mostrando su apoyo total a la plantilla. En dicho escrito se aseguró que, de continuar la mesa de negociación en los términos propuestos por la directiva, “conllevará la más que segura impugnación de las medidas que finalmente se adopten, con alto riesgo de nulidad, y el automático derecho a la extinción indemnizada del contrato de trabajo de los trabajadores afectados”.

Bartomeu, a la entrada de las instalaciones del club. (Reuters)
Bartomeu, a la entrada de las instalaciones del club. (Reuters)

Más allá del contenido de la rebaja salarial que se antoja necesaria para las cuentas de la directiva de Bartomeu, el vestuario se opone rotundamente a la manera de gestionar la mesa de negociación. “No representa a los jugadores. No han sido ni elegibles, ni electores, no pueden ser representados por una mesa que no les ha escuchado”, asegura Diego Rivas, actual secretario general de la AFE, en declaraciones para El Confidencial.

El ex futbolista de equipos como la Real Sociedad o el Getafe confirma a este periódico la comunicación regular entre la plantilla del Barcelona y la AFE, entidad en la que el vestuario se apoya en estos “momentos de incertidumbre”. “Siempre tenemos contacto con los jugadores del Barça, tanto en marzo (fecha de la primera rebaja salarial) como ahora. Procuramos estar cerca de todos los jugadores, no solo de Primera, incluso de Tercera. Uno de los pilares de AFE es la cercanía”, responde el secretario general.

Rivas constata que, hasta que se acepten los términos que tanto AFE como el vestuario consideran justos y legítimos, no se tiene previsto una reunión en la mesa compuesta: “Estamos trabajando conjuntamente con la plantilla y con los abogados, vamos a llegar hasta donde sea necesario, dentro de la legalidad y de lo que nos permita”.

El comunicado de la asociación critica la postura de la directiva por los “graves defectos de forma” de la negociación. El sindicato recuerda en su comunicado el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores. “Si el trabajador resultase perjudicado por la modificación sustancial tendrá derecho a rescindir su contrato y percibir una indemnización de 20 días de salario por año de servicio”, reza el texto íntegro de la normativa. “En consenso y con deseo de los jugadores, no se reconoce esa mesa de negociación”, explica Rivas.

Las tensiones que se viven en los despachos del Camp Nou entre directiva y plantilla han sido públicas y notorias en los últimos meses. En alguno de los casos, con carácter mediático, como fue el intento de marcha por parte de Leo Messi, cuando acusó la falta de proyecto deportivo, así como afirmar que si no abandonaba el club, era simplemente por su no deseo de ir a juicio. “La situación está siendo complicada. Vamos a intentar darle todo el apoyo que necesitan los jugadores”, insiste el secretario general de AFE, con la moción de censura y unas posibles elecciones anticipadas en el ambiente culé.

El propio Messi aireó en un comunicado la extraña actitud, según la opinión de la plantilla, que el Barcelona mantuvo en la primera rebaja salarial del pasado marzo, cuando se acordó que rebajarían un 70% su sueldo. “No deja de sorprendernos que desde dentro del club hubiera quien tratara de ponernos bajo la lupa e intentara sumarnos presión para hacer algo que nosotros siempre tuvimos claro que haríamos”, declaró el argentino.

Messi y Pedri, en el pasado partido de Champions. (Reuters)
Messi y Pedri, en el pasado partido de Champions. (Reuters)

“Quieren que se hable directamente con ellos, quieren un canal de comunicación propio. Entienden todas las situaciones, pero quieren una relación normal y lógica del club con el jugador”, se expone desde la asociación sobre los motivos de la plantilla a negarse a participar en los actuales términos de la negociación. “Una relación más directa, por un lado que estén los trabajadores de carácter general, por otro los trabajadores con condiciones especiales por ser deportistas de alto nivel”, solicitan.

Las renovaciones exprés, ¿un problema para el vestuario?

Gerard Piqué, Frenkie de Jong, Ter Stegen y Clément Lenglet renovaron sus contratos con la entidad blaugrana en una negociación paralela e individual con el club. Esta noticia fue anunciada por las redes sociales del Barcelona cerca de las 23:30 del pasado martes, pocos minutos después del pitido final del estreno culé en Champions frente al Ferencváros (5-1).

El vestuario acordó casi al unísono la decisión de enviar un burofax al club quejándose por los términos de la mesa de negociación. Según 'La TDT' de Catalunya Ràdio, hubo tres jugadores que no firmaron el escrito: Ter Stegen, De Jong y Lenglet. Desde AFE se asegura que estos hechos no han afectado en la crisis salarial. “La plantilla está unida, lo que quiere es resolver esta situación de la manera más diplomática para que tanto club como jugadores no se vean afectados más allá de la situación general que estamos viviendo todos”, sentencia Diego Rivas.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios