El brasileño sigue su racha goleadora

Mal día para los que infravaloran el nivel de Vinicius en el Real Madrid (0-2)

El mejor Real Madrid del inicio de la temporada se vio contra el Levante. Vinicius hizo el primer gol, pero también volvió a ser clave Courtois. Benzema marcó el segundo en el descuento

Foto: Vinicius celebra el gol marcado al Levante. (Efe)
Vinicius celebra el gol marcado al Levante. (Efe)

Vinicius va mejorando sus prestaciones en el Real Madrid. A su capacidad de regate y agitador de partidos añade el olfato de gol. El brasileño hizo el primer tanto en la victoria contra el Levante. El segundo consecutivo después de salir en la segunda parte contra el Valladolid y marcar el tanto del triunfo. Vinicius está haciendo todo lo que está en su mano para demostrar que es un futbolista con pegada. Esto es lo que se pone en duda de un chaval que lleva dos años en el Madrid y ha destacado más por su descaro, velocidad y personalidad que por su pausa y frialdad para definir. Contra el Levante hizo un gol distinto a todo lo que le hemos visto en el tiempo que lleva en el Madrid. Un mal día para los que infravaloran su capacidad realizadora.

Tendrá que dar continuidad a la faceta que más valor tiene el fútbol. Marcar goles es lo que diferencia a los buenos jugadores de los cracks. En el Barcelona, el equipo rival, presumen de tener en Ansu Fati al heredero de Messi. Cuando se trata de exagerar las comparaciones paracen hasta absurdas. Pero no se puede negar que Ansu Fati es un superdotado y tiene de todo: regate, descaro y gol. En el Madrid llevan mucho tiempo buscando al nuevo Cristiano Ronaldo. No parece que vaya a ser Luka Jovic, al que se le ha visto poca puntería y personalidad. Las puertas para convertirse en la nueva estrella del futuro están abiertas en el Madrid hasta que llegue, si sucede algún día, el deseado Mbappeé.

Benzema encara a Malsa. (Efe)
Benzema encara a Malsa. (Efe)

Vinicius tiene ambición, ganas y carácter para ser una estrella del Real Madrid. Contra el Levante volvió a ser decisivo en el puesto del lesionado Eden Hazard. Por la banda izquierda hizo muchas cosas bien en ataque y en defensa. Se sabe que con su energía y descaro siempre pueden pasar cosas diferentes. De lo que hay dudas es si es un jugador con puntería. El Levante subestimó al brasileño en la jugada del gol. En el saque de esquina de Modric, al cuarto de hora del partido, dejó sin marca a Vinicius. Le cayó el balón, lo controló con tiempo, se acomodó y, con calma y de disparo preciso, ajustó el balón en una de las esquinas de la portería de Aitor. Sí, disparó sin oposición, pero lo hizo con seguridad, pausa y buscando la esquina donde no llegan los porteros. Algo nuevo en Vinicius.

Courtois, otra vez clave

Se vio que hay madurez en Vinicius, progreso y ambición. Las señas de identidad que tuvo el once que puso Zidane. Distinto a todo lo que se ha visto en los anteriores partidos. Un equipo con tres centrocampistas (Casemiro, Fede Valverde y Modric) y tres delanteros (Vinicius, Marco Asensio y Benzema). En el lateral derecho el elegido fue Nacho por las bajas de los lesionados Carvajal y Odriozola. El dibujo del 4-3-3 le da más peligrosidad al Madrid. Gana en verticalidad y profundidad. El Madrid pasó de estar atascado con Luka Jovic a ser más dinámico, imprevisible y profundo por las bandas con Mendy, Vincius y Asensio y por dentro con Modric, Fede Valverde y Benzema. Un equipo más hecho y serio. Recuperó las sensaciones que le hicieron campeón. Sufrir, defender bien y marcar un gol.

El Real Madrid lleva tres partidos en cuatro jornadas dejando la portería a cero. Contra el Levante defendió mejor, estuvo más sólido y trabajaron todos, pero también se llevó un susto con el remate al larguero en un cabezazo de Nikola Vukcevic, a la media hora del encuentro. Courtois tuvo bastante menos trabajo en la primera parte que las anteriores jornadas. Pero tuvo que volver a ser decisivo en el tramo final del partido.

El Real Madrid mejoró en todas las líneas. Encontró la fluidez y la inspiración con Luka Modric a los mandos. El croata repartió juego, rompió líneas, tuvo jerarquía. Nos mostró las mejores acciones del jugador que llegó a convertirse en Balón de Oro. Con su agresividad y precisión tiró del equipo para delante y todos le siguieron en zafarrancho. El Madrid jugó su partido más completo. Tuvo continuidad en el juego, como pide Zidane. Pudieron llegar más goles en el inicio de la segunda parte con un disparo de Benzema al poste y otras dos ocasiones claras de Vincius. Una picadita en la que el balón rozó el poste y una combinación con Benzema. El brasileño y el francés se entienden. Mezclan bien. Están compenetrados. Rompen líneas con facilidad.

Marco Asensio conduce el balón en el partido contra el Levante. (Efe)
Marco Asensio conduce el balón en el partido contra el Levante. (Efe)

El Madrid tuvo momentos brillantes de juego y generó peligro, pero no los aprovechó. No pudo. No supo traducir el dominio y su buen juego en más goles. Es el síntoma de que le cuesta un mundo hacer un gol. Ser más contudente. Lo compensa, como viene siendo habitual en cada partido, con las intervenciones destacadas de Thibaut Courtois. El belga tuvo más trabajo en la segunda parte y fue clave. Providencial en el desvío de un balón de Bardhi, que pegó en Casemiro, e hizo rectificar al portero para sacarla con el pie derecho. A lo Casillas.

El partido estaba siendo dominado por el Madrid, pero sin cerrarlo llegó la jugada de la polémica. Un gol de cabeza anulado a Sergio Ramos por fuera de juego en un saque de falta de Modric, en el minuto 67'. Entró el VAR a revisarlo. Tardó casi cinco minutos en aclarar y tirar las líneas para saber si realmente era fuera de juego. Debió ser milimétrico porque, por la tele, es prácticamente inapreciable que Ramos estuviera adelantado. El árbitro Munuera Montero y el VAR no lo dieron. El partido quedó abierto, con un Madrid más cansado y fatigado. Lo que hizo Zidane fue sacar a Lucas Vázquez y Rodrygo por Asensio y Vinicius.

Se fue la electricidad del Real Madrid y se enchufó el Levante. El equipo granota tuvo ocasiones claras para empatar el partido con un disparo de Clerc que fue taponado por la salida de Courtois, abriéndose de piernas, lanzándose con todo. El peligro ya era ya del Levante. El Madrid reculó, dudó y sobrevivió por la seguridad que tiene su portero. En el descuento, en el minuto 95, con el Madrid metido atrás por el empuje a la desesperada del Levante le llegó un balón a Benzema para correr al contrataque y hacer el segundo gol.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios