SIN PRETENSIONES IDEOLÓGICAS O POLÍTICAS

Laporta, a la reconquista del Barça, con la 'guerra' Telefónica-Mediapro de fondo

El que ya fuera presidente en 2003 se enfrentará a la candidatura oficialista de los poderes fácticos, de ahí su posible pacto con Víctor Font y el apoyo de Roures, 'expulsado' en 2015

Foto: Joan Laporta, en un acto de su candidatura en 2015. (Reuters)
Joan Laporta, en un acto de su candidatura en 2015. (Reuters)

Más que adelantar la noticia, el programa 'Què T'hi Jugues' de SER Catalunya la confirmó: Joan Laporta (Barcelona, 1962) se presentará por tercera vez a las elecciones a la presidencia del FC Barcelona, las cuales se celebrarán el 20 y el 21 de marzo del próximo año, toda vez que la moción de censura contra Josep María Bartomeu que el mismo Jan apoya no parece que prosperará. Quizás si hubiera partidos en el Camp Nou, donde se acercan miles de socios y es más fácil invitarles a firmar, la cosa hubiera sido bien distinta. De este modo, quien presidiera el Barça entre 2003 y 2010 y fracasara en su intento de volver en 2015 se suma a los cuatro precandidatos ya oficiales, a saber Víctor Font, Lluís Fernández Alà y Jordi Farré, si bien todo apunta que Juan Rosell y Jordi Roche también darán el paso.

De hecho, hay quien apuesta por que el que fuera presidente de la CEOE podría encabezar la candidatura oficialista, que no continuista, pues de hecho no la habrá, dadas las circunstancias. Y junto a él el mencionado Roche, expresidente del Girona y de la Federació Catalana de Futbol (FCF), quienes estarían respaldados por La Caixa, Telefónica y, por supuesto, el Grupo Godó. Basta con ver la poca relevancia que sus diferentes medios de comunicación dieron al anuncio de que Laporta volverá a presentar a las elecciones del Barça. Quizás sabedores de su popularidad y de que desde hace tiempo no les ha dado motivos para desacreditarle. Ya saben, que si el puro, el champán, sus bailes en Luz de Gas, sus fallidas escaramuzas políticas...

Precisamente el apoyo de estos poderes fácticos es la principal razón que invita a pensar en una posible alianza Laporta-Font, con la alargada sobra de Jaume Roures de fondo. El propio presidente de Mediapro señaló este jueves a la agencia EFE que "dejando de lado que siempre he desmentido que forme parte de la candidatura de Font, estas cosas las impulsa la directiva actual para desacreditar a las candidaturas". Sin embargo, el empresario catalán y culé confeso no oculta que "en el caso de que yo quisiera formar parte de cualquier candidatura, ¿cuál sería el problema? Soy socio del Barça desde hace 30 años y nadie le ha aportado tanto dinero al club a través de la televisión y otros aspectos como un servidor".

El presidente del grupo Mediapro, Jaume Roures, en una rueda de prensa. (EFE)
El presidente del grupo Mediapro, Jaume Roures, en una rueda de prensa. (EFE)

Lo que Roures no dice es que también el fútbol le ha reportado mucho dinero a él, aunque en lo que sí tiene razón es en que "el dinero por los derechos televisivos que consiguió el Barça fue gracias a que un servidor un día se presentó allí y dijo que en vez de 56 millones podían cobrar 120. Nadie ha beneficiado más al club que un servidor desde el punto de vista económico. Así que estaría capacitado para hacer lo que considerara, pero da igual porque este mundo de directivas mediocres no me interesa para nada".

Seguro que cuando Roures habla de "directivas mediocres" no está pensando en la que podrían formar Laporta y Font, con quienes no hace mucho aseguró que lleva años sin hablar, aunque, de manera más o menos activa, apoyará, sobre todo viendo a quiénes tendrán enfrente. Tanto Laporta como Font lo han negado, pero llegado el momento, y aún queda mucho que contar hasta marzo, es probable que no les quede más remedio que ir juntos. Eso sí, no revueltos, y un ejemplo de esto último lo encontramos en la figura de Xavi Hernández, llamado a entrenar al FC Barcelona tarde o temprano, está dispuesto a regresar al Camp Nou con el candidato que salga elegido, si bien a día de hoy el único que tiene claro que sería su entrenador, y así se lo ha dicho, es Víctor Font. En cambio, Laporta lo de Xavi no lo ve tan claro.

Sin inquietudes políticas o ideológicas

Quienes conocen de cerca a este renovado Jan aseguran que, lejos de cualquier inquietud política o ideológica, lo que le mueve a volver es hacer bueno el eslogan electoral de 'Primer, el Barça' (Primero, el Barça) que le llevó a ganar las elecciones en 2003. Representante del 'nuñismo' y líder de la plataforma Elefant Blau que promovió una moción de censura contra José Luis Núñez, Laporta llegó a la presidencia tras la dimisión de Joan Gaspart y ganar unas elecciones a las que se presentaron hasta seis candidatos. Al igual que entonces, ahora podría interesarle tener muchos rivales, pues él sí tiene un voto cautivo que podría bastarle. Sin embargo, una alianza con Font le garantizaría no solo convertirse en el rival a batir por el oficialismo, sino en el gran favorito.

Otro Laporta para volver a ser el Barça que fue. Este podría ser el lema de la candidatura de quien, aunque es cierto que dañó su imagen e indirectamente la del Barça, no solo puede presumir de haber sido el presidente más joven de la historia del club catalán, sino también de liderar una etapa gloriosa con 4 títulos de Liga, 2 de Champions, 1 Copa del Rey, 3 Supercopas de España, 1 Supercopa de Europa y 1 Mundial de Clubes. En su haber también está erradicar la violencia al echar del Camp Nou a los 'Boixos Nois', por lo que recibió insultos y amenazas de muerte. En su debe, todo aquello que le obligó a salir del club como salió...

Un aficionado muestra en el Camp Nou una pancarta de apoyoa Joan Laporta. (EFE)
Un aficionado muestra en el Camp Nou una pancarta de apoyoa Joan Laporta. (EFE)

"Me gustó mucho que Laporta me llamara cuando yo estaba en la cárcel", dijo recientemente Sandro Rosell, quien fuera su mano derecha y más tarde su sustituto en la presidencia del Barça. "A los dos no nos gustaron cosas que hicimos, pero le tengo cariño porque vivimos una etapa bestial y los años hacen que te olvides de lo malo. Yo no lo habría hecho porque soy muy tozudo. Cuando corto relación, la corto. Pero me parece muy bien que él haya optado por una segunda oportunidad. No digo que ahora vayamos a ser mejores amigos, pero cuando nos veamos nos daremos un abrazo", añadió el también expresidente culé.

Preguntado por la posibilidad de que Laporta se presentara a las próximas elecciones, Rosell lo tuvo muy claro. "Si me pidiera consejo, le diría a Laporta le diría que no se presentara. Nuestra época ya ha pasado. Del 2003 a ahora han sido 17 años espectaculares, con subidas y bajadas, pero espectaculares. Con el paso de los años se le dará más valor". Sin embargo, Jan no le ha hecho caso y quiere volver, aunque ello le suponga enfrentarse a rivales que ahora mismo pueden tener más apoyos externos, de ahí que él necesite empezar a buscarlos desde ya.

Y hablando de apoyos y de Rosell vuelve a aparecer la figura de Roures, enemigo declarado de Sandro y Bartomeu desde que en la temporada 2015-16 el club catalán puso fin a su histórica relación con Mediapro y cedió los derechos de televisión a Telefónica, a pesar de que sus ofertas eran idénticas. Tampoco el productor audiovisual le perdona a Rosell la afrenta al difunto Johan Cruyff, otro punto de encuentro con Joan Laporta, quien a buen seguro volverá a inspirarse en la figura del holandés en su reconquista del Barça, no en vano conocido por ser "más que un club".

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios