La juventus se interesa en su fichaje

Morata está alterado: Simeone tampoco le considera el 'nueve' del Atleti

Ha tenido varios de los mejores entrenadores del mundo y no consigue ser el delantero indiscutible. Morata tampoco se hace fijo con el Cholo y su nombre se relaciona con la Juventus

Foto: Álvaro Morata durante un partido del Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. (Efe)
Álvaro Morata durante un partido del Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. (Efe)

Cuando todos los entrenadores que has tenido no acaban de darte la condición de delantero indiscutible es que algo te falta o no estás haciendo bien. Álvaro Morata vuelve a chocar con su muro. El de que se le considere más un revulsivo que formar parte del once de gala. Le ha sucedido con Antonio Conte, Zinédine Zidane, Julen Lopetegui, Luis Enrique y ahora con Simeone.

La situación de Álvaro Morata se enreda cuando nos metemos a mitad del mercado de fichajes del verano. La Juventus busca un delantero que acompañe a Dybala y Cristiano Ronaldo. La posibilidad de fichar a Luis Suárez está ahí porque Ronald Koeman no lo quiere, pero entre que el uruguayo ocupa plaza de extranjero, su sueldo y la edad (33 años) va lenta la operación. Paralelamente pone en marcha la opción de Morata. Andrea Pirlo conoce al madrileño y, según publican en Italia, le ha llamado para saber si quiere fichar por la Juventus. A Morata le genera un dilema. No está jugando todo lo que pensaba en el Atlético de Madrid y Turín le trae muy buenos recuerdos.

Morata en la pretemporada del Atleti en Los Ángeles de San Rafael. (Efe)
Morata en la pretemporada del Atleti en Los Ángeles de San Rafael. (Efe)

Ha debido pasar algo entre Simeone y Morata o puede que lo único que suceda es que el Cholo se haya dado cuenta de que no es un crack mundial. Morata no ha jugado los partidos importantes de la pasada temporada y ha visto como el Cholo se inventaba un nuevo atacante (Marcos Llorente) que le restaba minutos. No le gustó ser suplente en citas como la de Anfield contra el Liverpool y el partido contra el Leipzig en los cuartos del final de la Champions. La gota que colma el vaso es que Luis Enrique no le haya convocado para la Selección. Morata tiene razones para analizar si en el Atleti está su sitio cuando todavía se cree más en Diego Costa que en él o se está buscando otro delantero y se habla de Cavani, Lacazette e, incluso, de Raúl de Tomás.

En el plan B de Zidane

En la trayectoria de Morata son ya varios los entrenadores que no acaban de creérselo cuando llegan las citas importantes. Salió del Madrid para jugar en la Juventus y fue perdiendo el rol de primer espada con Antonio Conte. Regresó al Madrid y Zidane le incluyó dentro del plan B y ese grupo de jugadores que contribuyeron a ganar el doblete. Morata hizo 20 goles en todas las competiciones, pero para Zidane el indiscutible era Benzema. Se hartó, pidió salir y el club hizo una venta millonaria al Chelsea (80 millones de euros). Otra vez de más a menos y, de nuevo, con Antonio Conte. Julen Lopetegui, por entonces seleccionador, tomó una decisión que le marcó. Dejarle fuera del Mundial de Rusia. En su peor momento llegó la llamada de Simeone y su fichaje (28 de enero de 2019). El tiempo pone a Morata, otra vez, en un rol secundario que no acepta. Lo lleva bastante mal.

A Álvaro Morata se le relaciona con la Juventus, equipo que busca un delantero y que se debate entre Luis Suárez y él. Desde que esta semana saliera una información en el diario italiano ‘Il Corriere dello Sport’ sobre el interés de Andrea Pirlo, técnico de la Juve, en contar con Morata se enumeran los motivos por los que el futbolista ya no se siente cómodo con Simeone. Otro cambio de equipo de Álvaro Morata significaría que el eterno delantero no consigue romper como crack mundial.

También dejaría desorientados a los diferentes aficionados que han ido comprando su camiseta. Sus fans ya no sabrían a qué atenerse. Álvaro Morata tiene en su hemeroteca diferentes mensajes y cánticos con los que se ha comportado como un fanático. Desde el ‘¡Hala Madrid!’, ¡Forza, Juve! y ¡Aúpa Atleti!’ no se recuerda a otro futbolista que haya jaleado tantos equipos diferentes. Hay casos, si miramos más atrás de otros históricos jugadores, que besaban un escudo y años después lo hacían con el del equipo rival. Ahí están, por ejemplo, Luis Enrique y Luis Figo. Del Madrid al Barcelona y viceversa. Con Morata existe la sospecha de que pasó de ser canterano del Atlético de Madrid al Real Madrid y luego quiso limpiar su imagen para demostrar que verdaderamente su equipo de la niñez era el rojiblanco porque era recogepelotas en el estadio Vicente Calderón.

No le resulta fácil acertar con el equipo ni tampoco con sus sentimientos. Esta es la realidad de un jugador que ha jugado, ni más ni menos, que en el Real Madrid, la Juventus, el Chelsea y el Atlético de Madrid. Si volviera a tener una segunda etapa en la Juventus no se puede descartar que diga que es juventino de toda la vida o que solo porque su mujer, Alice Campello, es italiana tiene lazos de sangre con este país.

Aparece el interés de la Juventus y, pese a que en el Atleti digan que Morata no está en venta y solo sale por el importe de la cápsula (150 millones de euros), el club necesita dinero para hacer otros refuerzos. Morata se ha convertido, por lo tanto, en uno de los culebrones inesperados de este mercado atípico de fichajes en el mes de septiembre. Otro cambio de camiseta para competir en un equipo que ya tiene a Cristiano y Dybala es un riesgo.

A sus 27 años, una edad para encontrar la estabilidad y la madurez profesional, se le exige que confirme si es gato o perro. Parafraseando a Mourinho con su famoso símil sobre Higuaín y Benzema cuando era entrenador del Real Madrid.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios