el gales no se lo pone fácil al club

Bale llega de la peor manera al Real Madrid: lesionado, serio y sin aclarar su futuro

Gareth Bale se incorpora a la pretemporada del Real Madrid lesionado. Tiene un golpe en la rodilla. Con Zidane tuvo poco de lo que hablar porque el entrenador no quiere hacer distinciones

Foto: Gareth Bale sentado en el césped durante un partido de Gales en la Liga de Naciones. (Efe)
Gareth Bale sentado en el césped durante un partido de Gales en la Liga de Naciones. (Efe)

Gareth Bale regresa de la peor manera al Real Madrid. En el día que se tenía que incorporar a la pretemporada y mantener una reunión con Zinédine Zidane para aclarar si está motivado o se quiere ir, comunica que no puede ejercitarse. El galés se ha presentado con un golpe en la rodilla derecha y se ha tenido que poner en manos de los médicos y los recuperadores. Es, sin duda, otro paso atrás para un jugador que está en venta y que sigue sin demostrar el compromiso suficiente que exige jugar con la camiseta del Real Madrid.

Este tipo de contratiempos ya dan que pensar en un futbolista que tiene mala fama dentro del vestuario cuando detectan que con su Selección es capaz de jugar con molestias y arriesgar, pero cuando se tiene que implicar con el Madrid pone pegas. No se conoce un Bale que haya jugado con dolor en el Madrid. Al igual que otros compañeros han tenido que hacer sobreesfuerzos para superar golpes, molestias y lesiones, a Bale se le ve con diferentes ojos. Más preocupado por su salud que por los intereses del equipo. Eso sí, con Gales ha estado estos dos partidos de la Liga de Naciones y no se ha quejado. Sonriente y muy comprometido.

Bale con la Selección de Gales. (Efe)
Bale con la Selección de Gales. (Efe)

Se esperaba con expectación en la Ciudad Deportiva cómo iba a ser el regreso de Gareth Bale a Madrid tras manifestar en la concentración de su Selección que el club no le daba facilidades para irse. También había morbo por conocer cómo sería su reencuentro con Zidane. Pues Bale entró por una puerta que no es la habitual de entrada de los jugadores con los coches. No evitó que las cámaras de los periodistas captaran su estancia porque le cazaron a su salida. Iba Bale, con su golpe en la rodilla, conduciendo y serio.

El cara a cara con Zidane

Con Zidane tuvo poco de lo que hablar porque el entrenador ha dejado claro que es uno más si tiene contrato y no va a hacer distinciones. Con lo que Bale saludó, comunicó su dolencia y se puso en manos de los médicos. Con los compañeros sí tuvo momentos para intercambiar sus impresiones y estuvo la mayoría de tiempo con otros que arrastran molestias. Se juntó con Marco Asensio, que tuvo que abandonar la concentración de España por un edema en la rodilla; Isco, tratándose de un esguince; Reguilón, que sufrió un esguince en el España-Ucrania y Mariano, otro de los jugadores que quiere dar salida el club.

Gareth Bale tiene poco que decir a Zidane. Ya le comunicó al final de la temporada pasada que no se encontraba cómodo y pidió no viajar a Manchester para el partido de vuelta de octavos de final en la Champions contra el City. Desde ese momento se abrió la puerta y ahora lo que pretende es encontrar una solución a su salida. Sus intenciones pasan por no perder ni un euro del elevado salario que tiene (17 millones de euros) si el club que le quiere no puede llegar a esta cifra. El Madrid no solo no va complementar su ficha si sale sino que sigue pensando que tiene que dejar una cantidad de dinero en caja, como ha hecho James con su traspaso al Everton. De esta manera, la situación para que se produzca una salida del galés sigue siendo complicada.

Bale lleva sin dar una noticia buena al Real Madrid desde hace mucho tiempo. Después de estar más de un mes sin ver a Zidane se presenta con molestias. Lleva 77 días sin jugar con el Madrid. La temporada pasada solo hizo tres goles y protagonizó episodios que ensuciaron la imagen de una estrella que se iba del estadio, cuando no estaba convocado, antes de que acabaran los partidos. Quedan tres semanas para que se cierre el mercado de fichajes (hasta el 5 de octubre) y el representante del jugador (Jonathan Barnett) sigue insistiendo que Bale tiene contrato, es feliz en Madrid y que no se va a ir cedido a otro equipo si se trata de liberar una ficha porque no se puede hacer un traspaso. La pregunta que se hacen el Madrid es si Bale sigue teniendo vocación de futbolista.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios