FINAL DEL PLAY-OFF

El Elche asciende a Primera División con un agónico gol en el tiempo de descuento (0-1)

El Girona se queda a las puertas de la categoría reina tras disputar más de media hora en inferioridad númerica por una polémica expulsón de Stuani

Foto: La plantilla del Elche celebra el ascenso con su entrenador, Pacheta. (EFE)
La plantilla del Elche celebra el ascenso con su entrenador, Pacheta. (EFE)

Girona y Elche se han jugado el ascenso a Primera División en un agónico partido donde los nervios estuvieron a flor de piel durante 98 minutos. Un gol de Pere Mila de cabeza en el 96 rompía los sueños del equipo catalán y llevó a la ciudad de Elche a una apoteósica fiesta que, debido a la situación actual, no se podrá celebrar como se merece. El Girona, que llegó a estar más de media hora con 10 jugadores tras una polémica expulsión de Stuani, parecía dispuesto a aguantar los minutos que hiciera falta con el 0-0, pero un remate de cabeza picado de Mila ponía a dos goles de diferencia (en solo dos minutos de tiempo añadido) la gesta imposible de los locales. El árbitro decretó el final del partido con el 0-1 que confirmó qué equipos integrarán la Liga Santander 2020/21, con el Elche en la última plaza.

Tensión y oficio definieron el partido, que no ha gozó de ocasiones claras, disputado en balones aéreos en busca de la segunda jugada. Con el 0-0 del partido en Elche, un empate sin goles durante 120 minutos habría dado el ascenso al equipo catalán, mientras que los ilicitanos necesitaban sí o sí marcar un gol. La nueva norma del 2019 evita que haya penaltis en Play-off, ya que un empate a 0-0 en toda la eliminatoria, incluida la prórroga, le habría dado la victoria al equipo con mayor clasificación en la liga regular. En este caso el Girona estuvo a poco más de 20 minutos de conseguirlo. Cuando no había argumentos para lograr el ansiado gol por los ilicitanos, a pesar de la superioridad numérica, un centro al segundo palo logró el resultado.

Aday Benítez, desolado tras el final del encuentro. (EFE)
Aday Benítez, desolado tras el final del encuentro. (EFE)

El Elche regresa a la Primera División después de cinco años de ausencia, tras su último descenso administrativo. En estos años, los ilicitanos llegaron a estar en 2B, pero una épica final de temporada les confirma como nuevo equipo de la categoría reina. Fue en el año 2015 cuando el Juez de Disciplina Social de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) impuso al Elche CF el descenso administrativo por "mantener de una deuda con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria". El Eibar, que había sido el equipo descendido por la clasificación, permaneció en la categoría.

El conjunto ilicitano afronta su regreso a la máxima categoría con dudas importantes en el equipo: la continuidad de Pacheta y de Nino. El entrenador no despejó los rumores de una posible marcha del Elche a los micrófonos de Movistar, mientras el capitán -máximo goleador de la historia de Segunda y jugador con más partidos- tiene 40 años y todavía no ha desvelado si colgará las botas o estará, por primera vez en su carrera, con el equipo de su vida en Primera División. Joaquín Buitrago, presidente del club, aseguró en Tiempo de juego tras terminar el partido que la renovación del técnico se iba a ver después del Play-off, sin confirmar su continuidad. De la mano de Pacheta y Nino el Elche estaba en 2B en el 2018 y en la máxima categoría en el 2020.

Polémica expulsión de Stuani

Christian Stuani, gran goleador y mejor jugador del Girona –delantero que podría jugar en prácticamente cualquier equipo de la categoría reina- fue expulsado en el minuto 62 del partido por una polémica roja directa. Dani Calvo regateó al uruguayo, que le dejó la pierna por detrás. Una falta clara que parecía saldada con una amarilla, pero que el VAR reinterpretó. José Antonio López Toca, árbitro del encuentro, vio las imágenes repetidas, donde a cámara lenta se aprecia un contacto del delantero con el tobillo de su rival. A pesar de que la violencia del golpe no fue excesiva, Toca decidió expulsar con una roja directa a la estrella del Girona, cuando el empate a 0 permanecía en el marcador.

Stuani, incrédulo tras ser expulsado. (EFE)
Stuani, incrédulo tras ser expulsado. (EFE)

Aunque su afición esperaba que ascendiera de manera directa a la Primera División, el Girona se lo jugó todo en el torneo final tras imponerse al Almería en la primera ronda del Play-off. El conjunto catalán comenzó la temporada como un serio candidato al título de Segunda División por plantilla y presupuesto, pero finalmente tuvo que conformarse con intentarlo frente a los ilicitanos. Su no ascenso es una de las sorpresas de la temporada.

El Elche, por su parte, llegó a este partido final por el ascenso con la épica como máximo argumento para su victoria, ya que su presupuesto era el quinto más bajo de toda la división. Liderados por el eterno Nino, su capitán de 40 años, el conjunto ilicitano consiguió ganar a un gigante del fútbol español venido a menos como el Zaragoza, tras clasificarse como sextos en la tabla de clasificación de la Liga SmartBank. Casi un mes estuvo el conjunto entrenado por Pacheta entrenándose sin saber si disputaría o no la fase final del torneo, puesto que el Fuenlabrada tenía un acceso matemático si conseguía vencer al Depor en el último partido de la jornada que se aplazó por un brote de coronavirus.

Final a una temporada marcada por el coronavirus

Con este ascenso se pone fin a la temporada 2019/20 de la Liga SmartBank en lo deportivo, pero que todavía tiene mucho que hablar en los despachos. La llegada de la pandemia del coronavirus provocó una tormenta de consecuencias en la categoría que tuvo su peor cara en el Deportivo de la Coruña-Fuenlabrada, partido que llegó a ser suspendido en dos ocasiones y que todavía está en vilo a nivel judicial. El modesto equipo madrileño tuvo un brote en su plantilla y cuerpo técnico, suspendiéndose el partido de Riazor apenas dos horas antes de disputarse. Tanto el equipo como LaLiga, por voz de su presidente Javier Tebas, aseguran que se cumplió el protocolo del coronavirus de manera rigurosa.

Todo esto sucedía en la última jornada, que se llevó a cabo a excepción de este partido, en el que el Deportivo sería equipo de Segunda División B según la clasificación. Los gallegos declararon que la competición no podía ser legítima, mientras que el Fuenlabrada se jugaba un puesto en el Playoff de ascenso. Este puesto acabaría por ser para el Elche después de que los madrileños perdieran el partido atrasado en Riazor. La RFEF y LaLiga continúan a día de hoy enfrentados entre acusaciones de corrupción, mientras el Fuenlabrada podría descender administrativamente y el Depor lucha por mantener la categoría ya sea en una liga de 24 o de 26.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios