"Semedo es intransferible": Bartomeu abre la puerta a Piqué, Jordi Alba y Busquets
  1. Deportes
  2. Fútbol
El presidente del Barça practica el escapismo

"Semedo es intransferible": Bartomeu abre la puerta a Piqué, Jordi Alba y Busquets

Nada parece culpa de Josep Maria Bartomeu. El presidente del Barça ni dimite ni confirma aún a Koeman, pero señala (excluyendo al "intocable" Messi) a los exponentes de la era que termina

Foto: Josep Maria Bartomeu. (EFE)
Josep Maria Bartomeu. (EFE)

El presidente del F.C. Barcelona, Josep Maria Bartomeu, lo ha vuelto a hacer. Ya había demostrado que el arte del escapismo y de que nada de lo que sucede parezca culpa suya, sino un mero accidente, lo dominaba. Y lo ha vuelto a hacer. No dimite porque era una irresponsabilidad. La crisis es deportiva, pero no institucional. A Setién le fue mal por el confinamiento (antes del parón venían de perder contra el Madrid y de ganar por la mínima a la Real y con el VAR por medio). Koeman ha estado en el Dream Team de Johan Cruyff y entiende la filosofía del club. Semedo es intransferible, pero Piqué y Busquets no. Y como diagnóstico global: “Necesitamos talento y una idea clara de fútbol como la que tenemos. La Masía es el pilar, como siempre”. Que vaya usted a saber a qué se refiere con idea clara de fútbol cuando hace tiempo que no la tienen. Igual que la Masía hace tiempo que no es la referencia y Sergi Roberto es el único canterano que regularmente juega de titular en el primer equipo desde hace años.

Piqué podría ser uno de los jugadores en la 'lista negra' del nuevo entrenador del Barça

Bartomeu es así. No quiso dar la cara ante los medios de comunicación y se remitió a un comunicado y va y al día siguiente se monta una entrevista con los directores de los medios de comunicación deportivos de Barcelona en Barça TV y comienza diciendo: “Gracias por invitarme”. Dice una cosa y la contraria al mismo tiempo, como que económicamente están pasando por dificultades por la pandemia y la falta de ingresos que estima en unos 320 millones, para a continuación decir que no: “No es un problema de dinero, sino de masa salarial. Debemos reducir la masa salarial porque los ingresos han bajado. Dejaremos de ingresar unos 320 millones de euros y no podemos traer a nuevos jugadores si no se van otros”. También se contradijo sobre el poder del vestuario. Porque por un lado lo admite: “Los jugadores son consultados”, para al rato desdecirse: “Las decisiones técnicas no se consulta nunca a los jugadores”. Se les consultarán los viajes, entonces, vaya usted a saber.

Los intransferibles

En el batiburrillo de su discurso, el presidente del Barça dejó titulares. Como que Messi, con el que habla mogollón para después reconocer que desde el sopapo de Múnich con el único que ha conversado es con su padre, es la piedra angular desde la que el nuevo técnico construirá su templo: “He hablado con Koeman y me ha dicho que su pilar es Messi. Tiene contrato hasta el 2021, hablo regularmente con él y sobre todo con su padre y saben que hay un proyecto nuevo. Ahora todos estamos decepcionados, pero nos animaremos”. Lo malo, claro, es que Leo todavía no ha salido a desmentir que se quiera marchar este verano y empieza a oler raro.

Setién y Messi, el 18 de enero de 2020. (Efe)
Setién y Messi, el 18 de enero de 2020. (Efe)

Messi es intocable, quedó claro. Y cuando se le preguntó si era el único, esto es lo que contestó: “Messi es intocable. Pero también hay otros jugadores intransferibles, que contamos con ellos. Como De Jong, Lenglet, Semedo, Griezmann y Dembélé”. Es decir, que ni Busquets, ni Jordi Alba ni Gerard Piqué (por no hablar ya de Rakitic, Vidal o Luis Suárez) lo son. “Quiero alabar la figura de estos jugadores que han ganado títulos sin parar durante 12 años, pero ahora es el momento de comenzar a despedir con todos los honores a algunos de estos jugadores. Toca hacer borrón y cuenta nueva”.

Messi, por cierto, está pasando ahora mismo sus vacaciones en compañía de Luis Suárez y Jordi Alba, dos de sus mejores amigos dentro del vestuario junto a Arturo Vidal. Y todos ellos pueden marcharse. ¿Cómo? Porque todos tienen contrato en vigor, están bien remunerados y no está el mercado como para dispendios y menos después del batacazo que se pegaron los azulgranas en Lisboa… Pues Bartomeu tampoco lo sabe: “Todo está sobre la mesa y estudiaremos cada caso en particular, aunque algunos ya lo saben. La carta de libertad también es una opción. Lo estudiaremos con la secretaría técnica y el entrenador”.

Koeman ya está en la Ciudad Deportiva del Barça para ultimar los detalles de su contrato

El adiós de Abidal

La secretaría técnica que tenía que hacer una “amplia reestructuración de la plantilla” según el comunicado del lunes, y que tiene que despedir a jugadores con todos los honores está dirigida desde hoy mismo por Ramón Planes, que era el adjunto de Éric Abidal, que acaba de dimitir este martes aunque en el comunicado del club se hablara de un acuerdo y no de una dimisión. Todo es así en el Barça ahora, así de embarullado, de imprevisible, de repentino, de caótico. Pero Bartomeu no ve problema alguno más allá del 2-8 en la Champions: “Tenemos una crisis deportiva, no institucional ni de club. Hemos tenido un mal resultado en la Champions y hace falta una evolución del equipo actual, hay jugadores que se irán y otros que llegan con fuerza”.

Bartomeu sigue como si nada. Con su sonrisita perenne porque amanece, que no es poco, y el sol sale cada día: “No he hablado con Messi, pero sí con su padre que me ha dicho que está decepcionado y dolido, pero el duelo ya lo hemos pasado. Ahora hay que levantarse y ponerse a trabajar”. Habrá que esperar a ver lo que dice Messi de todo esto, porque lo que dice el presidente del Barça tiene cada vez menos sentido.

FC Barcelona Leo Messi Josep Maria Bartomeu
El redactor recomienda