En Alemania sitúan al polaco por encima

La sombra de Lewandowski: el orgullo de Messi también está en juego frente al Bayern

Dirigentes y periódicos alemanes llevan toda la semana asegurando que ahora mismo Lewandowski es mejor futbolista que Leo Messi. Por primera vez desde que el argentino juega en el FC Barcelona, su equipo no es el favorito para ganar un partido

Foto: Messi saluda en la última sesión de entrenamientos previa al duelo contra el Bayern. (Efe)
Messi saluda en la última sesión de entrenamientos previa al duelo contra el Bayern. (Efe)

Por primera vez desde que Leo Messi juega en el FC Barcelona, su equipo no es el favorito para ganar un partido. Es más, hay quien teme un descalabro azulgrana con el recuerdo reciente aún del sopapo en Liverpool y en Roma, y teniendo en cuenta la flojera de la presente temporada en LaLiga. La situación es extraña por inusual, pero los análisis y suelen servir de poco cuando el balón echa a rodar. En las horas previas, eso sí, nos entretenemos con las estadísticas, las opiniones sobre quién es el favorito y las bravuconadas de los dirigentes del Bayern. Tanto Rummenigge como Mathaus, por ejemplo, han asegurado que Lewandowski es ahora mejor que Messi. Y no hay nada que le guste más, que le motive más al argentino, que un reto. Su orgullo, y el del Barça, también está en juego.

“Lewandowski es extraordinario, lo vi crecer, cómo se entrenaba y se preparaba. Será difícil marcarlo, pero la comparación es muy difícil porque Leo es de otro planeta. Lewandowski es el mejor delantero del mundo junto a Luis Suárez, pero no se les puede comparar a Messi”, terció Arturo Vidal, que tiene muchas papeletas de ser titular frente a su ex equipo. “Mañana no juegan contra un equipo de la Bundesliga, sino contra el Barça, que es el mejor equipo del mundo”, zanjó. Mientras, un Quique Setién que se hartó a decir que el encuentro será muy igualado, también dio su opinión sobre el duelo entre estrellas: “Lewandowski es un gran futbolista, pero creo que no está a la altura de Leo. Está en un grandísimo momento, lleva 13 goles en Champions y está muy bien asistido por muchos compañeros, pero Leo también. Ya le vimos contra el Nápoles”.

Robert Lewandowski, en acción durante los octavos de final contra el Chelsea. (Efe)
Robert Lewandowski, en acción durante los octavos de final contra el Chelsea. (Efe)

La importancia y los números

Como recordaba el técnico azulgrana, el delantero polaco ha firmado ya 13 goles en la competición (sumando los dos que marcó el pasado sábado al Chelsea) y dos asistencias, y está a cuatro tantos de los 17 de Cristiano como récord de la Champions. Ha sido además cinco veces el máximo goleador de la Bundesliga; en ésta última cerró el campeonato con 34 goles, y solo Immobile pudo quitarle la Bota de Oro con 36. Por su parte, Messi ha sido el Pichichi de LaLiga con 25 dianas y en Europa sólo ha marcado tres, pero más allá de los números, y aunque esta campaña haya mostrado un aspecto menos extraterrestre del que nos tenía acostumbrados, el argentino continua siendo un jugador capital para el Barcelona y, ahora mismo, es la gran baza (por no decir la única) que permite soñar a los culés en plantarse en semifinales.

La importancia de un futbolista no se puede medir solamente por sus registros. En el último partido que ha disputado, por ejemplo, Messi marcó un solo tanto, pero le anularon otro y su primer tiempo estuvo a la altura de sus mejores noches. Es fútbol ficción, pero sin él sobre el terreno de juego no resulta descabellado pensar que el Nápoles habría tenido más opciones de estar en Lisboa.

Luis Suárez y Lionel Messi durante el último entrenamiento antes del partido ante el Bayern. (Efe)
Luis Suárez y Lionel Messi durante el último entrenamiento antes del partido ante el Bayern. (Efe)

Mientras Setién sigue dándole vueltas a si el argentino debe estar acompañado de Luis Suárez y Griezmann en ataque o coloca a cuatro centrocampistas para salvaguardarse del poderío físico alemán, el nombre de Pochettino como su sucesor comienza a sonar con fuerza. El técnico firmó una tregua con la estrella después de que Leo se quedara a gusto tras la derrota ante el Osasuna. Entonces se llegó a dudar de que Setién se sentara en el banquillo en la Champions, pero ambos hablaron y aquí está. De todas formas, su desgaste ha sido tan terrible, la diferencia entre las expectativas que creó cuando llegó con el sello de cruyffista y lo que ha demostrado tan grandes, la poca conexión con la plantilla tan visible, que sería un milagro que fuera el entrenador de la próxima temporada. Cada partido que dirige puede ser el último, pero a estas alturas, a dos partidos de poder disputar una final de Champions, el debate del estilo y del banquillo se ha aparcado. Importa el aquí y el ahora. Y el único santo al que rezan todos los culés se llama Messi.

En definitiva: el Barça no es favorito, el Bayern se presenta con una racha de 27 victorias consecutivas, con un equipo más joven y en teoría más en forma, con menos dudas y más optimismo, pero el Barça tiene a Leo Messi. Y eso, en 90 minutos, puede ser suficiente.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios