Balance de la temporada blanca

Claros y oscuros en el Real Madrid: del fiasco de los fichajes al éxito de los viejos rockeros

Benzema, Sergio Ramos, Casemiro y Courtois tiraron del carro frente a la intrascendencia de Hazard, Jovic, Bale, Mariano, James o Isco

Foto: Benzema celebra con Hazard un gol ante el Valencia (Efe).
Benzema celebra con Hazard un gol ante el Valencia (Efe).

Concluye la temporada en el Real Madrid con dos títulos: la Supercopa de España y la Liga postcoronavirus, en la que los blancos contaron los once partidos por victorias. Un balance que Zidane celebra, especialmente por remontar al Barcelona en Liga y arrebatarle un liderato que había perdido. Sin embargo, la eliminación en Champions, tras ser derrotado en el Bernabéu por el City de Guardiola (1-2), y en Copa del Rey, al caer también en casa ante la Real Sociedad (3-4), denotan que el Real Madrid de la temporada 2019-20 no ha sido el equipo solvente de temporadas anteriores.

El grupo dirigido por Zidane ha presentado más oscuros que claros en una plantilla que se reforzó sobradamente el pasado verano con la llegada de Eden Hazard (115 millones), Luka Jovic (60), Eder Militao (50), Ferland Mendy (48) y Rodrygo (45). 318 millones invertidos en jugadores que, quitando a Mendy, no se han ganado la titularidad. Mal síntoma.

Un gol en 22 partidos

El caso más llamativo es el de Eden Hazard, que llegó a Valdebebas con un sobrepeso alarmante tras haber llegado a pesar 80 kilos, como él mismo admitió. Su primer gol no llegó hasta octubre y tardó aún más en ponerse en forma, momento en el que comenzó a enlazar lesiones. En noviembre un encontronazo con Meunier le dejó fuera ¡16 partidos! 87 días después reapareció y el 22 de febrero sufrió una fisura de peroné ante el Levante que echaba el cierre a su temporada. Sin embargo, el parón por coronavirus le permitió ganar tiempo para regresar, que no para coger la forma. En Liga jugó poco más de una hora en las últimas cinco jornadas y ante el City, el día que debía reivindicarse, ni apareció. Un gol en 22 partidos y ni rastro del galáctico que presentó Florentino el 13 de junio en el Bernabéu. Hazard ha sido un fiasco, un jugón de calidad innegable al que no le gusta entrenarse.

Jovic, durante uno de los pocos partidos que ha disputado con el Real Madrid. (EFE)
Jovic, durante uno de los pocos partidos que ha disputado con el Real Madrid. (EFE)

Lo de Jovic es difícilmente explicable. Anunciado como un goleador irreductible, cierra la temporada con 2 goles y 17 partidos jugados. Dato este último aún más sangrante si tenemos en cuenta que su competencia como delantero de área, Mariano, suma 5 partidos en Liga y un solo gol. Jovic tiene ofertas y podría salir ya que Zidane no ha demostrado ninguna fe en él. El versátil Rodrygo (26 partidos y 7 goles) y el granítico Mendy (32 partidos, 25 de ellos titular) han sido los únicos refuerzos que han tenido continuidad con Zidane. Puesto que Militao (20 partidos) se ha convertido en el tercer central blanco sin demostrar la personalidad que le hizo titular en el Oporto.

Pero los fichajes no han sido los únicos fiascos de la temporada. El caso de Bale tiene más que ver con la falta de pericia de los directivos blancos para desalojarle del club que con la de Zidane de integrarlo en el equipo. Ha terminado la temporada en modo “ex jugador” y las expectativas no son halagüeñas tras negarse a viajar a Manchester, motivo que si el club quisiera, podría justificar un despido procedente. Igual que Bale, el caso de James (17 partidos y 1 gol) es el de otro talento desperdiciado. Y a ellos se suman en la lista de decepciones Brahim, Mariano, un Lucas Vázquez reducido a lateral de emergencia y hasta el mismísimo Marcelo, en fase decreciente por su déficit defensivo. También puede incluirse en este grupo a Isco, que sigue siendo un jugador intermitente que no termina de ganarse la titularidad por su falta de carisma.

Han cumplido las expectativas un Carvajal irregular, Varane (que hasta el partido de Manchester había estado bien), Kroos, un Modric al que el parón le ha dado oxígeno, y Asensio, recuperado gracias al frenazo por el coronavirus. El caso de Vinicius es paradigmático porque ha demostrado ser el jugador más desequilibrante del equipo, pero no ha terminado de empatizar con Zidane, que no le ha dado los minutos que se ha ganado. El extremo brasileño resucitó al Madrid ante el City y se echó el equipo encima ante el Barcelona, algo que repitió en varios partidos en Europa y en la Liga. Inexplicable que regresase de Manchester si jugar un minuto.

El mejor 10 que juega de 9 en el mundo

Los destacados han resultados ser los clásicos, viejos rockeros como Benzema o Sergio Ramos. Los dos han aprovechado la marcha de Cristiano Ronaldo para aumentar su protagonismo goleador. Karim ha completado su mejor temporada como madridista, madurando con el brazalete en el brazo y la confianza de Zidane para convertirse en el mejor 10 que juega de 9 en el mundo. A su magia habitual ha sumado 27 goles, acumulando ya 249 en 11 temporadas como delantero blanco. Por su parte Sergio ha terminado la temporada como segundo goleador del equipo, con 13 tantos, pese a ser defensa. No falla penaltis y ataca como nadie los balones parados, pero, sobre todo, es el líder en el campo y fuera de él. Algo que tendrá que pagar Florentino en la próxima renovación del de Camas.

Ramos celebra el penalti que le dio la victoria a su equipo ante el Atlético en la Supercopa (Efe).
Ramos celebra el penalti que le dio la victoria a su equipo ante el Atlético en la Supercopa (Efe).

Junto a ellos han brillado jugadores como Valverde o un Courtois muy discutido en el inicio de la temporada, que ha terminado por convertirse en un seguro atrás ganando muchos puntos, además del Zamora. La solvencia de un Casemiro que no deja de crecer se suma a estas luces en un Real Madrid en el que la gran incógnita es la nota de su entrenador, Zinedine Zidane. ¿Pesa tanto el errático planteamiento en Manchester proponiendo salir de atrás tocando sin Ramos como para suspenderle? ¿O su gestión del vestuario manteniendo involucrados a todos para ganar una Liga que tenían perdida merece un aprobado? Decidan ustedes. Lo que parece claro es que el año que viene no habrá muchos cambios. Florentino ya ha avisado, “No habrá grandes fichajes este verano. La situación es mala”.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios