el asunto caliente en el real madrid

Los minutos de Zidane son una sentencia: hasta Lucas Vázquez ha jugado más que Bale

En la temporada que el Real Madrid es campeón de Liga hay un futbolista como Lucas Vázquez que juega más que Gareth Bale. El galés, aún así, no pone fácil su salida

Foto: Gareth Bale, con mascarilla, antes del partido entre el Real Madrid y el Getafe. (Efe)
Gareth Bale, con mascarilla, antes del partido entre el Real Madrid y el Getafe. (Efe)

La nueva normalidad en el Real Madrid es que es campeón de Liga con Gareth Bale fuera de la convocatoria en el último partido disputado contra el Leganés. Según la versión de Zidane es una decisión técnica. Hay que descartar las que se refieren a que el galés se borró, como ha hecho James, por estar harto de no tener minutos. Bale tiene en su estrategia no dar un paso en falso y poner en bandeja su salida. Si el club no cuenta con él, si le quieren echar, que se lo digan con un papel en el que figure su finiquito. Son 68 millones de euros brutos correspondientes a las dos temporadas de contrato que le quedan.

Lo peor que podría hacer Bale es dar síntomas de debilidad y, entre las razones a una actitud de cachondeo o bromista que ha tenido en los partidos que ha estado en la suplencia, su postura es la de transmitir calma. No ponerse nervioso, pese al KO técnico de Zidane. Dejarle fuera de la convocatoria es un castigo. Se mire por donde se mire y se le dé las vueltas o explicaciones que se le quieran dar. Lo que hizo Zidane con Bale en el partido de Leganés es apartarle del equipo. Lo que queda por resolver en las siguientes semanas es si el galés viajará a Manchester para el partido (7 de agosto) contra el equipo de Pep Guardiola.

Gareth Bale en la grada de San Mamés. (Efe)
Gareth Bale en la grada de San Mamés. (Efe)

Hace unos días, antes del partido contra el Villarreal, Zidane sí perdió los nervios cuando un periodista le preguntó por las suplencias de Bale después del confinamiento. “Si intentas meter cosas entre nosotros, no lo vas a conseguir. Nosotros estamos unidos”, respondió con mal humor. Lo de estar unidos iba referido a la mayoría de los jugadores para que no perdieran el compromiso y siguieran enchufados. La Liga todavía no estaba resuelta. Saltó Zidane con el asunto de Bale y pretendió desviar el problema a la prensa. Querer hacer culpable a los medios de comunicación de la falta de confianza que tiene el entrenador con el galés no cuela. Los hechos hablan por sí solos y días más tarde el galés no entró en la lista de convocados. No hace falta un elemento exterior para intoxicar la relación entre Zidane y Bale. Es tan simple como que el entrenador no tiene entre sus preferencias al futbolista que más cobra de la plantilla.

Lucas, al lateral derecho

La situación es la que es y no es necesario que Zidane la oculte o haga creer a los aficionados que son los periodistas los que están enredando y buscan polémicas donde no las hay. Gareth Bale no tiene sitio en el Real Madrid. Y a las pruebas hay que remitirse cuando en el balance de la temporada hay un jugador como Lucas Vázquez que ha tenido más minutos que el galés. Bale ha disputado 20 partidos. Ha marcado 3 goles en todas las competiciones y ha dado dos asistencias. Lucas Vázquez ha tenido 22 partidos y también ha hecho 3 goles y una asistencia. Lucas está por delante de Bale. Es la mejor visión para hacerse una idea de qué futbolista le da más seguridad al entrenador que acaba de recuperar la Liga para el Real Madrid.

Ya no hablamos de que Vinicius, Rodrygo o Marco Asensio, después de una grave lesión y larguísima recuperación del balear, están por delante del galés para jugar en la banda. En la temporada que el Real Madrid es campeón de Liga hay un futbolista como Lucas Vázquez que juega más que Gareth Bale. Ya conocemos lo que significa Lucas. Trabajo, sacrificio, esfuerzo, intensidad, solidaridad, concentración… Todo esto que le gusta a Zidane para hacer más equilibrado y compacto el equipo. A Bale le ve más frágil en estos conceptos, pese a que haya tenido esos momentos de brillantez para desequilibrar finales. Eso es pasado para el entrenador.

La cantidad de minutos que ha tenido Lucas Vázquez en el Real Madrid no tiene porqué sorprender cuando es uno de esos futbolistas que están hechos a la medida de la personalidad de Zidane. Al entrenador le gusta por más aspectos que la actitud y el compromiso. “Siempre viene con una sonrisa a los entrenamientos”, destaca Zizou. En lo futbolístico le ve útil. Lucas ha jugado 204 minutos después del confinamiento, en el tramo final donde se decide el título, por los 71 minutos del galés. Zidane lo ha vuelto a hacer. En un momento de presión y en el que tenía que darle más energía al equipo ha tirado de Lucas Vázquez en cuatro partidos y en dos de ellos para jugar de lateral derecho. No es la primera vez que lo hace. Ya tuvo que recurrir al gallego en un partido de vuelta de semifinales en la Champions contra el Bayern de Munich. Tampoco es una posición nueva para Lucas. Con Rafa Benítez, en 2015, también jugó en esta demarcación.

Zidane habla con Bale durante una pausa de hidratación. (Efe)
Zidane habla con Bale durante una pausa de hidratación. (Efe)

En esta larga historia entre Zidane y Bale no se puede hablar de ganadores y perdedores. Si bien el entrenador ha conseguido demostrar que puede conquistar la Liga sin la aportación del galés, el futbolista se mantiene en una postura firme de no ceder ni un euro de su contrato o dar facilidades para una salida. Hay que escuchar, una vez más, a su representante cuando habla después de haber ganado la Liga. “Bale está feliz en el Real Madrid y con la idea de estar dos años más. Gareth no busca sobrevivir a Zidane. El señor Zidane ha tenido mucho éxito. No hay odio. Zidane simplemente no quiere jugar con él. Gareth entrena todos los días y lo hace bien. Es uno de los mejores del mundo y no sale a préstamo. No se irá”, dice Jonathan Barnett en la BBC. Lo que es una evidencia es que si quedara una ficha por completar la plantilla y Zidane tuviera que elegir entre Bale y Lucas, escogería al segundo.

La esperanza o el plan de Gareth Bale es que Zidane se la pegara. Fracasará. Con lo que dejaría de ser entrenador del Real Madrid y con otro técnico podrían acabarse sus problemas. En este escenario el que no está nada cómodo es Florentino Pérez porque tiene a un entrenador campeón y con la suficiente personalidad para no ceder con un asunto que dejó claro en su regreso. No quería ni quiere al galés. Pero para el presidente este futbolista no es uno más. Bale es una apuesta que hizo cuando falló la contratación de Neymar y que le ha dado alegrías con actuaciones importantes en diferentes finales (Lisboa, Kiev o el gol en la final de Copa del Rey contra el Barcelona).

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios