LA LIGA, ASIGNATURA PENDIENTE DEL PRESIDENTE

El segundo advenimiento de Zidane: frenó a Messi y salvó el cuello a Florentino Pérez

Zizou se fue tras levantar tres Champions en tres años y volvió para ganar su segunda Liga de las tres que ha disputado íntegramente, por las cinco del director deportivo... en 17 años

Foto: Zidane, durante el partido del Real Madrid contra el Mallorca, en el Alfredo Di Stéfano. (Reuters)
Zidane, durante el partido del Real Madrid contra el Mallorca, en el Alfredo Di Stéfano. (Reuters)

A diferencia del FC Barcelona, que tiene apellido de futbolista, el Barça de Messi, y del Atlético de Madrid, con apellido de entrenador, el Atleti de Simeone, ambos curiosamente argentinos, hace años que el Real Madrid tiene no solo el apellido sino también el nombre de su presidente: el Madrid de Florentino Pérez. El ingeniero y empresario, de cuya llegada al palco del Estadio Santiago Bernabéu se cumplieron este jueves 20 años, es la cabeza visible del club más laureado del mundo, con 13 Copas de Europa, siete Mundiales de Clubes, cuatro Supercopas de Europa y dos Copas de la UEFA. En total, 26 títulos internacionales de los que más de la mitad (cinco Copas de Europa, cinco Mundiales de Clubes y las cuatro Supercopas de Europa) los ha levantado con Pérez como presidente en sus dos etapas: 2000-2006 y 2009-2020.

Sin embargo, estas cifras contrastan con los títulos nacionales que ha ganado el Madrid de Florentino: cinco de 34 Ligas, dos de 19 Copas del Rey y cinco de 11 Supercopas de España. De ahí la importancia de la Liga recién ganada por el equipo blanco, por más que desgraciadamente sus aficionados no puedan celebrarla como les hubiera gustado, dadas las circunstancias. En los últimos años, la supremacía del Barça en la competición doméstica ha sido tal que basta con decir que Messi, que debutó con el equipo azulgrana en octubre de 2004, ha conquistado 10 de las 16 que ha disputado hasta la fecha, tiempo en el que el Real Madrid con Pérez de presidente solo ha ganado tres, más otras dos con Ramón Calderón, por una del Atlético de Simeone. De hecho, el 'crack' argentino suma tantos títulos ligueros como el club rojiblanco en toda su historia. Un palmarés en el que, eso sí, reina el Real Madrid, con 34, por 26 del Barça.

Lo cierto es que no es muy normal que Florentino tenga en su palmarés particular tantas Champions como Ligas, pero así sucede. Por no hablar de la mencionada Copa del Rey, con tan solo dos, una con Mourinho y otra con Ancelotti. Las mismas en el tiempo que lleva como presidente del Real Madrid que, por ejemplo, el Zaragoza o el Sevilla, y tan solo una más que Espanyol, Deportivo, Betis, Mallorca, Atlético de Madrid y Athletic o Real Sociedad, por las cinco del FC Barcelona. Parece evidente que al modelo de equipo de Pérez se le dan mejor las competiciones internacionales que las nacionales, tal vez porque él es el primero que les da más importancia por aquello de su famosa 'evangelización'.

La pulla de Jorge Valdano...

"Hoy, el Real Madrid no tiene director deportivo", le comentaron recientemente a Jorge Valdano en una entrevista en 'El Periódico'. "¿Cómo que no? Se llama Florentino", respondió el hispano-argentino, además de exjugador y exentrenador del equipo blanco, exdirector deportivo y ex director general con Pérez de presidente, de ahí que sepa bien lo que dice, precisamente porque él lo ha vivido desde dentro y sabe cómo funciona. "¿Pero tú le dejas al técnico que tome decisiones?", le preguntó Pérez durante una comida al máximo dirigente de otro club de Primera, ante la lógica extrañeza de este.

Y es que los entrenadores no han sido el fuerte de este peculiar director deportivo. Si al principio hacíamos referencia a Simeone y a Messi, sirva el dato de que desde que el Cholo entrena al Atlético de Madrid (diciembre 2011), por el banquillo del Bernabéu han pasado Mourinho, Ancelotti, Benítez, Zidane, Lopetegui, Solari y de nuevo Zidane. Una lista a la que desde la temporada que Messi debutó con el Barça (2004-05) hay que sumar a Camacho, García Remón, Luxemburgo, López Caro, Capello, Schuster, Juande Ramos y Pellegrini, aunque en este caso tanto con Florentino como con Calderón y el fugaz Boluda.

Florentino Pérez, junto a Zidane, cuando el francés anunció que dejaba el Real Madrid. (EFE)
Florentino Pérez, junto a Zidane, cuando el francés anunció que dejaba el Real Madrid. (EFE)

Dos títulos de Liga en tres completas

Claro que un caso muy diferente al del director deportivo Pérez es el de su entrenador milagro, Zinédine Zidane. El francés suma cinco temporadas como entrenador del Real Madrid, aunque la primera (2015-16) cogió el equipo en enero en sustitución de Rafa Benítez y la cuarta llegó a falta de 11 partidos tras su espantada en mayo del año anterior para relevar a Solari, a su vez recambio de Lopetegui. Es decir, que en realidad el técnico francés ha ganado dos de las tres Ligas que ha disputado al completo, lo cual tiene mucho mérito y se une al hecho de que en ese mismo tiempo ha levantado tres Champions y aún aspira a poder hacerlo en una cuarta.

Más allá de que el Barça haya dinamitado la ventaja con la que se fue al obligado parón y la polémica arbitral que ha rodeado la mayoría de sus partidos, es indiscutible que el Real Madrid volvió del confinamiento mejor que nadie y se ha mostrado como un equipo tremendamente sólido, especialmente a la hora de no encajar apenas goles, lo que le ha permitido sacar el máximo rédito a los pocos, aunque suficientes, que ha marcado. Con lo mal que empezó la temporada, hasta el punto de que Zizou estuvo más que cuestionado, y lo bien que la reanudó, con un pleno de victorias y dos jugadores estelares: Courtois y Benzema.

A pesar de poder presumir de ganar tres 'orejonas' de manera consecutiva, algo que nadie más ha hecho en la historia del fútbol, Zidane siempre ha dicho que es más difícil ganar la Liga que la Champions. "Me encanta la Liga de Campeones, pero ganar este triplete es más difícil", afirmó Guardiola tras convertirse en el primer entrenador en conquistar con el Manchester City los tres títulos de Inglaterra, a saber, Premier League, FA Cup y Copa de la Liga, además de la Community Shield. Normal que Pep no se fíe del Madrid en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones que el mes que viene disputarán en Mánchester tras el 1-2 del Bernabéu.

No, como entrenador es posible que Zidane nunca sea Guardiola, pero nadie puede negar que es el idóneo para el Real Madrid de Florentino Pérez, a quien el técnico francés ha rescatado ya en dos ocasiones. Primero, cuando sustituyó a Rafa Benítez, y después, cuando la temporada pasada volvió después de haberse ido como se fue. Esta es quizá la fuerza de Zizou, que se marchó cuando quiso y tuvo la valentía de regresar cuando poco tenía que ganar, aunque no ha dejado de hacerlo. Esta extraña temporada, de momento la Supercopa de Arabia y su segunda Liga, la quinta de Florentino, aunque en su caso en 16 años como presidente... y director deportivo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios