Coge el juvenil A de forma provisional

La meteórica carrera de Raúl hacia el Bernabéu: van cuatro ascensos en un año

Otro equipo más de la cantera para Raúl. Lleva cuatro en poco más de un año. Empezó en el Cadete B, pasó al Juvenil B, ascendió al Castilla y le reclaman para la Youth League con el Juvenil A

Foto: Raúl González Blanco durante un partido con el Castilla. (Efe)
Raúl González Blanco durante un partido con el Castilla. (Efe)

La segunda etapa, la de entrenador, de Raúl González Blanco en el Real Madrid está resultando tan meteórica como la primera (la de jugador). En poco más de un año habrá pasado por los banquillos del Cadete B, Juvenil B, Castilla y ahora el Juvenil A. Éste último de forma provisional. El club le reclama para que se haga cargo de la preparación. A mediados de agosto se reanuda su participación en la Youth League (la Champions sub 19) con el enfrentamiento contra la Juventus. Raúl, que esta temporada dirigió al filial del Castilla y no pudo acabar la temporada por la cancelación del coronavirus, recibe el encargo de coger a la joya de la cantera. El Juvenil A es muy goloso. Apetecible para cualquier entrenador que tenga aspiraciones a llegar a la élite y tenga en esta categoría otro paso en su formación.

Es solo un encargo, pero de mucha exigencia, para Raúl. Pretende seguir siendo el entrenador del Castilla después de una temporada agridulce e inacabada. Digamos, que irregular para un equipo que se quedó cerca de los puestos para competir por el ascenso a la Segunda división. Un equipo muy joven que ha estado reforzado, en ocasiones, por fichajes de lujo como Rodrygo y Reinier, y en el que sí se ha podido ver la mano del entrenador. Raúl es de sobra conocido para los aficionados del fútbol. El éxito de su carrera en el césped se basó en el sacrificio y la perseverancia. Pero, por encima de todo, en tener una mentalidad competitiva superior a jugadores con más talento y calidad.

Raúl, en el banquillo del filial madridista. (Efe)
Raúl, en el banquillo del filial madridista. (Efe)

Su forma de ser la traslada en cada uno de los entrenamientos, charlas, tácticas y desarrollo de los partidos. El Castilla tiene jóvenes talentos que están muy exigidos en lo físico, la actitud y la disciplina. Por esto se caracterizó Raúl en su etapa de jugador y con este sello dibuja sus equipos. El carácter y la exigencia tienen tanto o más valor que el talento individual. De su convicción por querer hacerse un entrenador que algún día tenga la oportunidad de llegar al primer equipo, como le sucedió a Zinédine Zidane, ha tomado buena nota Florentino Pérez. El presidente repite con Raúl el mismo patrón que tuvo Jorge Valdano cuando éste era entrenador del Real Madrid y le hizo debutar en el primer equipo con solo 17 años (el 27 de octubre de 1994 en el estadio La Romareda de Zaragoza). Es una apuesta.

Del Cadete al Castilla

Florentino quiere que Raúl haga el máster en la mayoría de los banquillos de la cantera del Real Madrid. Que esté lo más preparado posible y conozca las diferentes categorías. De esta forma, tendrá un posible recambio a Zidane. Porque el francés tampoco va a ser eterno y no se puede aventurar lo que va a suceder en un futuro con un entrenador que un día dejó plantando al presidente después de ganar la Champions al Liverpool en Kiev o se le puede torcer una temporada. Raúl está ahí. Siempre dispuesto a ayudar a su club, con la misma convicción de que el Madrid es su casa desde que se tuvo que marchar de la cantera del Atlético de Madrid porque Jesús Gil y Gil la disolvió.

El inicio en los banquillos de ‘Rulo’ (como se le conoce en Valdebebas) va tan rápido como el de su época de futbolista. Empezó cogiendo el Cadete B y enseguida pasó al Juvenil B. El motivo fue el despido de su amigo Álvaro Benito por criticar el juego del Real Madrid en su labor de comentarista radiofónico. Del Juvenil B ascendió al Castilla para entrenarlo en la Segunda división B. La temporada, según la exigencia de los que conocen a Raúl, podría haber sido mejor si no se hubiera interrumpido. El balance en los 28 encuentros es de 10 victorias, 10 empates y 8 derrotas. El punto negativo ha sido los partidos de visitante. Lejos del estadio Alfredo Di Stéfano solo ha ganado en una ocasión, con 7 empates y 5 derrotas.

Su próxima misión es coger el Juvenil A que se ha quedado sin entrenador. Hasta este momento estaba dirigido por Dani Poyatos. Acaba el contrato y tiene una oferta del Panathinaikos. En el Real Madrid han mirado a Raúl como el mejor preparado para hacerse cargo del conjunto que tiene que reanudar la Champions juvenil. El 16 de agosto jugará los octavos de final contra la Juventus, a partido único, en Nyon (Suiza). Raúl coge las riendas cuando se encontraba de vacaciones. Si por algo se ha caracterizado es por estar en el sitio oportuno y aprovechar las ocasiones que le ponían delante. Lo hizo como jugador y ahora en los banquillos empieza a recorrer un camino que tiene semejanzas.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios