Debut histórico con tan solo 15 años

Luka Romero, un niño que ha hecho historia en la liga y rechaza a España

El Real Madrid - Mallorca es un encuentro que pasará a la historia gracias a Luka Romero, quien debutó con la insultante edad de 15 años y 219 días batiendo así un recórd vigente de 80 años

Foto: Luka Romero en su debut este miércoles contra el Real Madrid. (EFE)
Luka Romero en su debut este miércoles contra el Real Madrid. (EFE)

El partido de este miércoles entre el Real Madrid y el Mallorca no dejó grandes destellos de calidad para recordar, pero la realidad es que es un encuentro que pasará a la historia gracias a un jugador mexicano llamado Luka Romero. Debutaba contra el líder con la asombrosa edad de 15 años y 219 días. Batía así el récord vigente desde hace 80 años de Francisco Bao ‘Sansón’ (Celta), que debutó con 15 años y 255 días. De esos récords que parecía imposibles superar.

“Entendemos que ha conseguido algo muy difícil, pero lo más complicado es mantenerse a este nivel. Tiene 15 años y creemos que tiene los pies en la tierra, tanto en el club como en la familia estamos trabajando para que no se desvíe”, confesaba su padre tras el partido a los micrófonos de Radio Marca. Ese es el objetivo de muchas promesas del fútbol que van quedando diluidas por la presión, los focos y las malas decisiones tanto en la vida deportiva como extradeportiva. Pero el joven Luka cuenta con un buen entorno para su crecimiento. Tener una familia que respira fútbol y estar en un equipo donde la presión no es tan asfixiante como en un Real Madrid o Barcelona. “Está en buenas manos”, decía su padre. “Que un niño de 15 años esté rodeado de esos entrenadores es oro en polvo. Siguiendo este trabajo su día a día, construirá su propio camino".

El error de compararlo con Messi

Por su precocidad, físico y estilo de juego, muchos han catalogado a Luka Romero como el nuevo Messi, un arma de doble filo que destroza muchas carreras. Llevar a las espaldas esa comparativa con 15 años puede ser fatal, para ello se necesita mucha fuerza mental y madurez para afrontarlo de la mejor manera y que no te pese en tu futuro.

Aún así, en los pocos minutos que disputó contra el Real Madrid demostró su valentía, desparpajo y sus ganas de enseñar al mundo sus cualidades. Bajaba a recibir, encaraba… Todo sin miedo a pesar de tener enfrente a los mejores del mundo. En esos movimientos sobre el césped se podría vislumbrar similitudes a la hora de correr, su posición corporal, con el mismísimo Messi, pero la realidad es que no toca eso en estos momentos y hasta él, con solo 15 años lo sabe. "No me gusta que me comparen (con Leo), yo soy Luka. Pero me gusta cómo juega Messi"; confesó el atacante en una entrevista con el diario Olé tras sus primeros minutos.

La realidad es que toda su historia comenzó con un video suyo jugando a la pelota con Dani Alves en la playa que se viralizó en redes sociales. “Sáquenle las fotos a él, es Leo Messi”, comentaba el lateral brasileño sobre aquel niño de pelo largo, similar a su peinado actual, que hacía malabares con tremendo talento en las arenas de Formentera, la isla donde Romero dio sus primeros pasos como futbolista.

Desde ese momento Real Madrid y Barcelona quisieron saber más de él. Su localización fue el hecho fortuito que acercó a Luka al Mallorca, a pesar del supuesto interés de los dos grandes en el niño prodigio. De hecho el Barcelona lo llevó a hacer una prueba, pero no pudo quedárselo porque la familia no estaba establecida en esa ciudad, como pide el artículo 19 del reglamento sobre el Estatuto y la transferencia de jugadores de la FIFA, que refiere a la protección de menores.

Luka Romero en un entrenamiento del Mallorca. (EFE)
Luka Romero en un entrenamiento del Mallorca. (EFE)

Su apuesta por Argentina

Descendiente de argentinos, con nacionalidad mexicana y pasaporte español, tiene entre sus manos otra de esas decisiones que marcan tu futuro, pero que siempre se deben tomar con el corazón. Elegir el combinado nacional al que representar si llega la ocasión. A pesar del interés de España y México, sus latidos son albicelestes. “Toda mi familia es argentina; mi sueño es vestir la camiseta nacional. Sigo en contacto con los chicos de la Selección porque tenemos un grupo de Whatsapp y hablamos por ahí, estamos todos los que fuimos al Sudamericano. Cuando me fui para allá para las fiestas también me vi con un par de compañeros,” declaró en su momento Luka en una entrevista con el sitio oficial de AFA, quien además aseguró que mientras lo sigan llamando desde Argentina continuará eligiendo esta camiseta. Alejandro Saggese, director técnico de la Sub 15, le dio esa posibilidad. Y el cumplió a la perfección: hizo dos goles en el Sudamericano 2019, dio asistencias y dejó detalles de crack.

Todo su camino es fruto de una herencia familiar. Su padre fue jugador profesional, su abuelo un histórico formador de Quilmes y sus tíos también practicaron este deporte en distintas modalidades. Su precoz talento es el resultado de una familia que ha crecido con una pelota en los pies.

Las aventuras fuera de los límites de Argentina de su padre Diego fueron las que transformaron al pequeño Luka en un ciudadano mexicano: nació en el 2004 mientras su padre defendía la camiseta de los Alacranes de Durango. La tercer nacionalidad se desarrolló en el final de la carrera de Diego. Los Romero decidieron asentarse en España. Un país donde, con el paso del tiempo, el nombre de Diego Romero se fue diluyendo hasta convertirse en el padre aquella pequeña estrella del Mallorca.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios