refuerza su estilo y se lesiona la estrella

Simeone regresa fuerte del confinamiento y la dureza que penaliza a Joao Félix

Simeone refuerza su idea en un estilo incómodo que desgaste al contrincante. El que se enfrente al Atleti, después de lo de Anfield, tiene que saber que el ‘cholismo’ está muy vivo

Foto: Simeone, con mascarilla y guantes, durante un entrenamiento con el Atlético de Madrid. (Efe)
Simeone, con mascarilla y guantes, durante un entrenamiento con el Atlético de Madrid. (Efe)

Simeone se desengañó del fútbol bonito en Anfield (si no lo estaba ya) y volveremos a ver a un Atlético de Madrid en su versión más compacta cuando se reanude el campeonato de Liga. La incógnita está ahora en saber si regresará la Champions después de la cancelación de la Euroliga. La noticia no habrá caído nada bien en la UEFA y afecta a las ilusiones del Atlético de Madrid. A la espera de acontecimientos, el entrenador que eliminó al campeón de Europa ha tenido mucho tiempo para reflexionar durante el confinamiento. No es que haya encontrado un punto de inflexión en Liverpool, más bien quiere dejar de dar tumbos con el estilo. El Cholo recupera la fe en el equipo rocoso, sufridor y sacrificado. Hace más de un año tuvo un grave accidente en Turín y fue eliminado de la Champions. En Liverpool repitió el mismo planteamiento con el que se enfrentó a la Juventus y tuvo un diferente resultado. Salir airoso del estadio del campeón de Europa provoca que Simeone recupere la seguridad y los principios que le han dado más satisfacciones (pese a las dos finales de Champions perdidas contra el Real Madrid).

Para ganar como lo hizo en Anfield necesitó, además de una buena defensa, esa suerte que le ha faltado en otros grandes partidos y finales de Champions. La suerte, como todo en la vida, hay que buscarla. Simeone la encuentra, o le parece que es el mejor camino para que caiga de su lado, con la constancia y el espíritu del trabajo defensivo. El estilo no se negocia. Lo tiene claro. Cristalino. Simeone tumbó al poderoso equipo de Jürgen Klopp que arrasa en la Premier League. Le queda la satisfacción de volver a recuperar esa sensación de estar en el camino correcto. Por encima del gusto y las formas de haber eliminado al campeón de Europa con una actuación de fútbol que puede ser calificada de rácana está el convencimiento de no traicionarse a sí mismo. “¿Qué tenemos un estilo defensivo? Claro, porque entiendo que cada día hay mejores jugadores de fútbol, pero hay peores defendiendo. Aquellos equipos que se defiendan mejor son los que terminarán ganando”, reflexiona el Cholo sobre su estilo en ‘Fox Sport’.

Joao Félix se marcha cabizbajo tras ser sustituido por Simeone. (Efe)
Joao Félix se marcha cabizbajo tras ser sustituido por Simeone. (Efe)

Simeone refuerza su idea en un estilo incómodo que desgaste al contrincante. El que se enfrente al Atleti, después de lo de Anfield, tiene que saber que el ‘cholismo’ está muy vivo. Enfrente tendrá a un equipo sólido y armado de confianza y seguridad. Especialista en recular y contraatacar. Capacitado para sufrir, presionar y confundir. Simeone declara como innegociable ser mejor en defensa que el adversario cuando se reanuden las competiciones. Esta idea y el trabajo duro de los entrenamientos penaliza a jugadores creativos como el joven Joao Félix, lesionado. Sufre un leve esguince en el ligamento colateral medial de la rodilla izquierda. La inactividad hace más frágil a este joven futbolista que acumula tres lesiones esta temporada.

Las ataduras del 'cholismo'

Convivir con el estilo de Simeone no es fácil porque no prioriza la calidad individual. Si quieres ser el mejor equipo del mundo en defensa tienes ataduras y más obligaciones. El contacto con la pelota se reduce en detrimento de la disciplina de equipo. El Cholo recuperó el crédito en Anfield con dos cambios suicidas que le llevaron al éxito: Marcos Llorente por Diego Costa y Morata por Joao Félix. Lo que fue visto como un ataque de entrenador pasó a ser uno de los días más brillantes en la historia del club rojiblanco y en la carrera de Simeone.

Se puede discutir esta predilección que tiene por ser un equipo superior en lo defensivo. De hecho, tiene un debate abierto entre sus aficionados sobre la necesidad de proponer un estilo más ofensivo. Es una minoría frente a la mayoría de fieles. Es lógico y sano el debate sobre si el Atlético de Madrid puede ser más ofensivo y brillante con Joao Félix, Lemar, Morata, Correa y Diego Costa. Pero Simeone pretende ser el autor de una obra inacabada en Europa y adelanta cómo regresará el equipo después de casi tres meses de parón para reanudar la Liga y recuperar la Champions en agosto.

Simeone celebra el triunfo en Anfiled. (Efe)
Simeone celebra el triunfo en Anfiled. (Efe)

No es la forma más brillante de ganar, pero si se busca la eficacia para ser competitivo es válida. Tampoco hay falsas promesas en el Cholo. Para qué nos vamos a engañar. Simeone es honesto con su estilo y respetuoso con los que practican otra versión. Defender con concentración e intensidad o mejor que el rival significa contrarrestar las virtudes constructivas del oponente. Derribar el talento también implica desmoralizar los ánimos y generar el caos. Simeone tiene unos principios menos estéticos que un equipo de Guardiola y renuncia a divertirse con la fluidez de la pelota para provocar cortocircuitos. El Cholo quiere ser el mejor con su muralla. Proteger su tesoro: la portería a cero.

No hay que olvidar que existen aficionados que se sienten defraudados y, a pesar de poner en valor el liderazgo y la competitividad del entrenador, consideran que acaban yendo al infierno por no haber hecho lo suficiente: un gol más que el adversario. El Cholo quiere capitalizar los errores del contrario. Procurar que los partidos discurran con el guion que más conviene a los intereses de su equipo: generar dudas, desconfianza y confusión en el oponente.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios