el rechazo del seleccionador

"Más triste que bailar con tu hermana", la opinión de Luis Enrique con el nuevo fútbol

Al seleccionador no le gusta lo que vio en la Bundesliga: las gradas vacías. Pero entiende que este deporte tiene mucho de entretenimiento y, por encima de todo, de negocio

Foto: Luis Enrique durante una conferencia de con los medios de comunicación. (Efe)
Luis Enrique durante una conferencia de con los medios de comunicación. (Efe)

No hay dudas de que Luis Enrique ha recuperado el ánimo y vuelve a ser esa persona que contagia energía y tiene ironía y mucho humor. Al seleccionador no le gustó lo que vio en la reanudación de la Bundesliga. Estadios sin público, sin ambiente, fríos y desangelados. Es el nuevo fútbol. El que se verá, probablemente, hasta el final de este año. Pronto podremos comprobar la sensación que nos produce el retorno de la Liga (se espera para el 12 de junio). Pero ya nos podemos hacer una idea de qué tipo de espectáculo es con lo que se vio en Alemania, con partidos que han sido calificados como entrenamientos televisados.

"Jugar sin público es más triste que bailar con tu propia hermana", es la opinión del técnico asturiano en una entrevista para 'Colgados por el aro'. En un tono jocoso y con una vitalidad abrumadora se manifiesta el seleccionador de fútbol español. No le gustan las gradas vacías, pero entiende que este deporte tiene mucho de entretenimiento y, por encima de todo, de negocio. "Se oyen hasta los insultos y ya se pierde hasta la intimidad. Hay que entender que es un 'business' a nivel mundial que genera mucho dinero y, a pesar de que el espectáculo dista mucho del deporte con gente, puede ayudar a pasar el confinamiento", es la percepción que tiene un entrenador que regresó al cargo de seleccionador y ha visto sus planes paralizados por la pandemia y el aplazamiento de la Eurocopa.

Entre las confesiones que hace el seleccionador hay una destacable. Nunca antes había dicho Luis Enrique quién era el mejor entrenador que había tenido y cuál es su referente. Ha tenido muchos a lo largo de su carrera como futbolista en el Sporting de Gijón, Real Madrid y Barcelona. Ha conocido diferentes escuelas y personalidades. Tiene muchas influencias. Luis Enrique se sincera y se queda con Javier Clemente. El que fue su seleccionador y del que considera que siempre tuvo una facilidad para hacer llegar su mensaje y comprometer a los futbolistas. "He sido injusto con Clemente. Siempre decía que Van Gaal era el mejor que he tenido, pero ser entrenador no es solo saber de táctica. Lo digo ahora. Clemente es el mejor por lo que generaba y transmitía al jugador. Si me hubiera pedido tirarme por un puente lo habría hecho".

Es el nuevo Luis Enrique. Animado y hasta cercano para dar entrevistas en este periodo de pandemia y crisis económica en la que entra el fútbol. Un Luis Enrique recuperado, a todas luces, dentro de lo que se pede decir de un golpe tan duro como es el fallecimiento de una hija. Una persona que anima a los demás para superar este virus y que también pide a los políticos que se unan en un momento que hace falta credibilidad y soluciones. Exige, sobre todo, que se cumplan las normas y recomendaciones sanitarias. "A nivel personal tengo cero miedo a salir a la calle. Solo he sufrido por mis padres y mis suegros. Todos hemos mejorado en las normas de la higiene personal. A partir de ahora todos aceptaremos que cuando alguien tenga un resfriado se ponga la mascarilla y no vaya dando besos por ahí, que era una cosa inaceptable", es la opinión de Luis Emrique.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios