la polémica con el jugador del athletic

Cuando Ibai Gómez estalla por el paseo de los padres con los niños y le llaman caradura

Ibai Gómez denunció la irresponsabilidad de los padres que no respetan la distancia social en el paseo con los hijos. Al futbolista del Athletic le echan en cara su sueldo y sus privilegios

Foto: Ibai Gómez, futbolista del Athletic de Bilbao
Ibai Gómez, futbolista del Athletic de Bilbao

Creíamos que la primera medida del desconfinamiento podía servir para aliviar el largo proceso de transición hasta recuperar la nueva normalidad (como dice Pedro Sánchez). Se esperaba que con la salida de los niños menores de 14 años podríamos sentir la sensación de libertad. No ha sido así. Las tensiones y los reproches suben. Seguimos tirándonos los trastos a la cabeza y surge un nuevo escenario: el de la responsabilidad social. A Ibai Gómez, futbolista del Athletic de Bilbao, se le ocurrió denunciar cómo se podía estar incumpliendo una de las reglas básicas que evitan los contagios. Respetar la distancia de seguridad es fundamental. El futbolista escribió un mensaje en el día que salieron al ‘recreo’ los padres con los hijos. No le pareció que se estuvieran cumpliendo las normas y le caen todo tipo de críticas. Muchas de ellas reprochándole sus privilegios por ser futbolista.

En todo este tiempo de confinamiento son varios los rostros del deporte que se han mostrado críticos con la gestión del Gobierno (desde Alfonso Reyes hasta Javier Clemente). Ha sido aparecer un futbolista en activo y echársele la gente encima para tratarle con desprecio. ¿Por qué no puede dar un futbolista su opinión? ¿Se le puede menospreciar por tratarse de un profesional adinerado que le da patadas a un balón? Es el argumento que utilizan los que se han lanzado contra Ibai Gómez tras poner el siguiente mensaje en este inicio del desconfinamiento: “No hemos aprendido nada. Pero nada de nada. Y luego nos quejarenos. Vaya tela. Pero no me refiero a salir. El problema es salir y no cumplir la normativa”. Esta opinión está dentro de otras muchas reacciones que piden sensatez y no echar abajo lo conseguido en más de 40 días de confinamiento.

La reacción ha sido una cascada de críticas al jugador del Athletic de Bilbao, que le censuran su opinión y le echan en cara que tenga todo tipo de comodidades para quedarse en casa con sus hijos. Incluso le recuerdan su elevado sueldo (gana 1,6 millones de euros) y los privilegios que tendrá cuando se incorpore a su trabajo por los test que tiene preparados la Liga. ¿Nos estamos volviendo locos? Un futbolista da su opinión y se le ataca por su salario o los metros que tenga su casa. Es un capítulo más de la crispación que se vive en este país.

Los privilegios de los test

Uno de los mensajes más duros contra Ibai es el que arremete contra su domicilio. Le dice que vive en una casa de 200 metros cuadrados. Le llama caradura y pretende dejarle en evidencia por ser futbolista. “Si cuando os digan que tenéis que jugar no lo hacéis, pues no cobráis y punto. Os creéis que estáis por encima del resto… Es fácil opinar cuando se habla desde arriba…”. Los futbolistas están en el punto de mira de la sociedad que no acepta que tengan un protocolo riguroso con medidas de seguridad sanitarias. Las críticas se refieren a la prioridad sobre el uso de los test en un sector que no se considera esencial y los ve imprescindibles para los sanitarios. La falta de respeto no es lo más aconsejable y el futbolista del Athletic se ha sentido atacado por dar una opinión. Ibai Gómez es padre de dos niños y tiene que dar explicaciones. Estalla contra todas esas personas que se le echan encima por manifestarse como ciudadano. Pero es firme, tiene su opinión y por encima de futbolista es persona.

Lo bueno, en su caso, es que se lo toma con ironía. “Tampoco analizo si la norma está bien o mal porque no tengo todos los elementos en mi mano (en el fútbol es distinto, ya que todo el mundo sabe)” en un mensaje que acompaña con una sonrisa. Una forma darle la vuelta a las críticas recibidas que le califican de alarmista y negativo. Cualquiera opina de fútbol, pero cuando un futbolista opina de asuntos cotidianos se le trata como un ignorante o directamente se le falta al respeto.

“Aunque parezca que si por tu profesión tienes un sueldo elevado no puedes ni hablar, ni mucho menos opinar… No me quejo de que la gente salga. Me quejo de la gente que sale sin cumplir las normas y pone en riesgo a los más pequeños y el sacrificio colectivo. Puede ser, ojalá sea así, que la mayoría esté cumpliendo. Pero en este caso, no vale con la mayoría, debemos ser todos… Y no soy alarmista. Soy una persona positiva. Sin más, ¡viva el derecho a opinar para todos!”, son parte de las explicaciones que ha tenido que dar un futbolista que, en su perfil de twitter, tiene como referencia la siguiente frase: ‘Si a alguien no le gusta lo que haces y tú crees que haces lo que debes, hazlo 10 veces más’. No conviene mirar o tildar como un idiota a nadie. Tampoco a los futbolistas con esos prejuicios de que tienen una opinión irrelevante fuera del ámbito de su profesión. Al jugador le han recomendado que se ponga a bloquear a los que le insultan.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios