al hospital la paz

Cuando Gareth Bale se identifica con España por una donación de 500.000 euros

Bale es sensible a la crisis sanitaria que golpea con fuerza a Madrid. No ha mirado para otra parte y ha destinado una buena cantidad a la ciudad en la que reside. Lo aplauden sus seguidores

Foto: Gareth Bale, sonriente, durante una rueda de prensa con la selección galesa. (Efe)
Gareth Bale, sonriente, durante una rueda de prensa con la selección galesa. (Efe)

A estas alturas de la pandemia y con lo largo que se hace el confinamiento aparece Gareth Bale para comunicar que ha realizado una doble donación: 500.000 libras al hospital de Cardiff y otro medio millón de euros al hospital madrileño de La Paz. Son muchos los futbolistas que han mostrado su solidaridad en esta crisis sanitaria, pero el gesto de Bale nos coge por sorpresa. ¿Quién se podía esperar que el galés tuviera este compromiso con la sanidad española? El futbolista que reside siete años en Madrid lleva un largo tiempo en el que carece de reconocimiento profesional y cariño de los aficionados. Recibe críticas por no hablar un español fluido, su carácter apático y ciertos comportamientos difíciles de entender. Como marcharse del Bernabéu, cuando no está convocado, sin ver acabar los partidos. La donación del medio millón ha sido inesperada y no deja de ser chocante en un tipo al que le acompaña una fama de egoísta y vivir en su burbuja.

El gesto de Bale sirve para descifrar algo de una personalidad diferente en un futbolista del que no podemos olvidar que es el que más cobra en la plantilla del Real Madrid (17 millones de euros). "Bale es un chico tímido”. Con estas palabras dan la cara por él sus mejores amigos dentro del vestuario. Entre ellos está Luka Modric. Para otros es una persona desconcertante y en el club piensan que no ha aprovechado la ausencia de Cristiano Ronaldo para erigirse en uno de los líderes de la plantilla. Entre los que no logran entenderlo está Zidane. Al entrenador le gustaría tener un jugador que transmitiera más pasión y, sobre todo, demostrara más sacrificio. Pero tampoco Zidane es de los que pone la cruz con facilidad. El problema que tiene Bale con Zidane es que le considera uno más y no tiene la condición de indiscutible como Sergio Ramos, Casemiro o Benzema, por ejemplo.

Sergio Ramos se abraza a Gareth Bale. (Efe)
Sergio Ramos se abraza a Gareth Bale. (Efe)

Al margen de sus problemas deportivos o la irregularidad que le acompaña en su ya larga etapa en el Real Madrid, el galés es protagonista por un detalle que provoca que sus fans vuelvan a dar la cara por él. Acordarse de la sanidad española y donar medio millón de euros al hospital de La Paz es una demostración de que sí está adaptado a nuestro país y se siente identificado con la ciudad madrileña. Bale es sensible a la crisis sanitaria que golpea con fuerza a Madrid. No ha mirado para otra parte y ha destinado una buena cantidad a la ciudad en la que reside. En su mismo caso está, por ejemplo, Messi. El azulgrana hizo una doble donación a la sanidad argentina y en el hospital Clinic de Barcelona.

Su valor deportivo

El Bale tímido, apático e inadaptado es protagonista por su generosidad y sensibilidad con la ciudadania madrileña. Hay que poner en valor y aplaudir su actuación, aunque tampoco hay que mezclar churras con merinas. El galés ama España. Le encanta Madrid. No se quiere marchar del club blanco ni aunque Zidane le abra las puertas. Aguanta el tipo en el banquillo. Pone malas caras cuando no juega (como todos los jugadores). Igual que se decía que a Cristiano Ronaldo hay que aceptarlo con sus virtudes y defectos, lo mismo se puede decir de Bale. Tiene su egoísmo profesional porque quiere jugar siempre. Pero también es reprochable que no haya aprovechado sus condiciones físicas y técnicas para ser la estrella del equipo por falta de carácter y, por encima de todo, por un elevado número de lesiones.

Gareth Bale ha dado mucho al Real Madrid en partidos claves y finales. Con goles decisivos. Pero le ha faltado regularidad. Ahora demuestra su generosidad como residente madrileño. Le acompañaba la polémica de la famosa bandera 'Gales. Golf. Madrid' que exhibió y se interpretó como una mofa en un partido de su Selección. Lo primero Gales, después el golf y lo último Madrid, es lo que transmitía. Ahora pone a Madrid, sin lugar a dudas, entre sus preferencias. Es una buena manera de cerrar polémicas. Aunque esta semana se le han buscado las vueltas por decir que “el Gobierno está intentando hacer las cosas lo mejor que puede” para concluir que defiende la gestión de Pedro Sánchez. Un error. Una manera absurda de buscarle las cosquillas cuando hay que destacar la solidaridad de Bale.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios