el peor pagado de la plantilla

La desigualdad de Fede Valverde en la escala salarial del Real Madrid

El uruguayo tiene el sueldo más bajo de la plantilla (dos millones de euros) y sufre un recorte de 200.000 euros con la crisis. Rodrygo y Vinicius, por ejemplo, le superan en salario

Foto: Fede Valverde durante un partido con el Real Madrid. (Efe)
Fede Valverde durante un partido con el Real Madrid. (Efe)

Tener un sueldo de dos millones de euros limpios con 21 años es algo que está al alcance de muy pocos trabajadores. En una de las profesiones que se pueden permitir este tipo de contratos, sin además ser un alto ejecutivo (a esta edad se suele estar estudiando en la Universidad), es el fútbol. Un jugador como Fede Valverde gana en el Real Madrid el par de millón de euros. Lo más llamativo es que es el sueldo más bajo de una plantilla que la semana pasada aceptó una rebaja salarial (de un 10% si acaba la temporada y un 20% si no es posible) para ahorrar costes al club por la crisis del coronavirus. A Fede Valverde la quita por culpa de la falta de ingresos le supone unos 200.000 euros.

Las comparaciones entre los salarios de unos y otros componentes de un mismo grupo de trabajo pueden ser injustas y, en ocasiones, estar equivocadas. Deben estar sujetas a la ley de la oferta y la demanda. En el Real Madrid se da el caso de que otros dos jóvenes futbolistas, recién llegados al club, tienen un status más elevado que el uruguayo. Rodrygo tiene un sueldo de 4 millones de euros y Vinicius está en los 7 millones limpios. Los dos brasileños, por los que el Real Madrid pagó 45 millones de euros por cada uno, son más jóvenes y ganan más. Curioso, cuando por Fede Valverde tiene un coste de 4 millones de euros.

Es una de las desigualdades salariales que se suelen dar dentro de una plantilla de fútbol. No tiene que servir tampoco para que uno se sienta mal pagado. Lo último que se le puede ocurrir al uruguayo o su agente es acudir al despacho presidencial y pedirle una revisión a Florentino Pérez. Son tiempos de ahorro y de ajustarse el cinturón. Pese a que el club haya decidido esta semana mostrar en un vídeo una simulación de la obra faraónica del Bernabéu. La joya de la corona impresiona por su estilo vanguardista, tecnológico y funcional. El fútbol está parado, pero las obras del estadio se reactivan para cumplir con la promesa de poder inaugurarlo en 2022. En este nuevo estadio (con aspecto exterior de platillo volante) tiene que jugar muchos años Fede Valverde.

Los méritos del uruguayo

Volviendo a chequear los sueldos. La pregunta sería por qué uno costó tan poco y gana menos y los otros dos se compraron a precio de oro cuando, como el urugayo, también eran unos adolescentes. La razón de más peso y puede que la más convincente es que el Real Madrid tuvo que arrebatárselos a otros equipos. Entre ellos el Barcelona. Tanto Vinicius como Rodrygo estaban a tiro del club azulgrana. La maniobra de Florentino fue que no le sucediera lo mismo que con Neymar. Se llevó los dos garotos a la cazuela. Lo de Fede Valverde fue menos problemático (en traspaso y comisiones) y salió a pedir de boca. Bueno, barato y joven. Una excelente operación que, como dice Diego Forlán (el ex jugador del Atlético de Madrid y entrenador de Peñarol), se consolidará con el tiempo. “Fede Valverde puede ser el Sergio Ramos del centro del campo del Real Madrid”, es la opinión de su compatriota.

El consejo que le dan al uruguayo es que no tenga prisa y se fije, entre otros, en la larga carrera que ha hecho el capitán. Ramos llegó con 19 años y hoy está en 12 millones de euros de salario. Diez más que el uruguayo. ‘El Pajarito’ tiene toda una vida por delante para olvidar esta crisis provocada por el coronavirus y enriquecerse en lo deportivo y lo económico. Ha dado muestras, en lo que se le ha visto esta temporada, de que tiene madera para triunfar en el Real Madrid. Es un futbolista de garra, pasión y contundente. Como Ramos. Un joven centrocampista que le gusta a Zidane por la seguridad, fuerza y determinación que tiene su juego.

De momento y a la espera de que se puedan acabar las competiciones, el único título que tiene el Real Madrid esta temporada es gracias a Fede Valverde. ¿Qué habría sido sin esa entrada por detrás a Morata? A nadie se le escapa (ni al propio Simeone) que hizo lo que debía. Derribar al delante del Atlético de Madrid que se iba solo a la portería de Courtois. La acción evitó una jugada clara de gol. El Madrid fue a la prórroga, llegó a los penaltis y se proclamó campeón de la Supercopa de España en Arabia Saudí. Desde esa acción se comentó en el club que el escalafón de Fede Valverde había subido en la plantilla y se le podía considerar como un titular más, un jugador de presente y futuro. Tendrá, tarde o temprano, una revisión para reducir la desigualdad salarial.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios