EL TENISTA, OTRA VEZ PROTAGONISTA EN TWITTER

El 'millonario' Feliciano López se lía a pelotazos tras un comentario de Garzón

Una irónica respuesta a un tuit del ministro de Consumo sobre el aniversario de la II República convierte al tenista en diana de comentarios que evidencia la falta de respeto a los deportistas

Foto: Feliciano López, con el trofeo de Queen's ganado el año pasado. (EFE)
Feliciano López, con el trofeo de Queen's ganado el año pasado. (EFE)

Según algunos expertos, la primera norma del manual del buen deportista es abrirse una cuenta en redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram. Tener una actividad regular en sus perfiles no solo les permite dar un retorno a sus patrocinadores, sino también alcanzar un mayor nivel de fama e influencia. Sin embargo, muchas veces exhibir el éxito personal puede resultar contraproducente, pues en seguida te tildan de privilegiado. Sobre todo en un país en el que el deporte nacional es la envidia, "una declaración de inferioridad", como la definió Napoleón Bonaparte.

Todo empezó con un tuit de Alberto Garzón. "¡Buenos días! Hoy es 14 de abril, y tal día como hoy en 1931 se proclamaba la II República y se abría un tiempo de libertad, democracia y esperanza para las clases trabajadoras de España. ¡Salud y República!", escribió el ministro de Consumo un par de horas antes de que otro ministerio como el de Sanidad actualizara los datos de contagios por coronavirus, que alcanzan ya los 172.541 casos, con un repunte de muertes de 567 y un total de 18.056 fallecidos desde que comenzó la crisis. Por no hablar de las cifras del paro, claro...

[La rebelión de Nani, de comparar España con África a defender a Amancio Ortega]

Es de suponer que la intención de Garzón no era seguir las consignas del vicepresidente segundo de su Gobierno, Pablo Iglesias, quien en 2016 alentó a su partido a "politizar el dolor". Ni tampoco la de responder a sus antagonistas de Vox, quienes hicieron un fotomontaje con una imagen de la Gran Vía casi vacía, con un repartidor y su bici como el único transeúnte que pasea junto a decenas de ataúdes dispuestos en filas y cubiertos con una bandera de España. Intentar sacar rédito político de una auténtica masacre como la que estamos viviendo es miserable, venga de donde venga tan indecente pretensión.

Es por ello que parecía claro que con la que está cayendo con la crisis sanitaria, económica y social provocada por la pandemia del coronavirus el tuit de Garzón no iba a sentar bien a mucha gente. La respuesta más sonora fue la de Feliciano López, muy activo en redes sociales y quien en alguna otra ocasión ya ha lanzado pullas a la gestión del Gobierno. "¿Rompemos el confinamiento para celebrarlo? Nos importan otras cosas al 99,9% de los españoles...", escribió el tenista. Y, claro, como si de un partido de su deporte se tratara, se desató un peloteo que Feliciano no rehusó.

"Tienes razón. A mí, como español, me importa más redistribuir la riqueza y que alguien no sea multimillonario por haber sido mediocre usando una raqueta", fue un tuit que recibió el toledano, al que no dudó en responder con contundencia: "Gracias por lo de multimillonario, no lo sabía... ¿Lo de redistribuir va en función del nivel de mediocridad? Te va a tocar poquito... Si has levantado alguna vez una copa como esta de grande fuera de un garito estamos en el mismo nivel de mediocridad", fue la respuesta de Feliciano desde el fondo de la pista.

La copa a la que hacía referencia el tenista es la segunda que ha ganado en el torneo de Queen’s, concretamente la que levantó el año pasado ante el francés Gilles Simon a tres meses de cumplir 38 años. "Creo que esa copa va a ser muy útil a la sociedad... Espero que con esta crisis la gente reflexione sobre la gente que se merece la gloria y la que no.... Menuda respuesta de chulopiscinas...", le contestó otro tuitero en referencia a la citada imagen. "Es que mi tuit no iba dirigido a la sociedad. ¿Era una prueba de mi mediocridad respecto a mi profesión motivada por una falta de respeto? ¿La gloria quién la merece?", respondió Feliciano subiendo a la red.

"En serio, amigo, háztelo ver. Opulencia el domingo con un Vega Sicilia, 'emojis' criticando, pero cero capacidad de aportar nada y encima tu zasca se basa en dar importancia a tu nivel como tenista, como si eso te otorgase importancia en la sociedad. 39 años, que ya podrían ser 93". Este el otro mensaje que recibió Feli y que no dudó en responder: "¿Opulencia por compartir los vinos con mis seguidores? ¿Fuiste corriendo a ver el precio del vino no? Eso ya dice mucho... ¿De los demás vinos no viste el precio? La foto es una demostración de mi nivel de mediocridad en el tenis, eso no me hace ser más o menos en la vida".

La demagogia con los deportistas ricos

En este rifirrafe del tenista que ha ganado cinco veces la Copa Davis con España (2004, 2008, 2009, 2011 y 2019) puede comprobarse el poco respeto que se les tiene a muchos deportistas, a quienes habitualmente se les infravalora o subestima, como si sus logros y las correspondientes ganancias no conllevaran ningún esfuerzo o se los hubieran regalado. Por no hablar de lo fácilmente que se les tilda de millonarios y de vivir rodeados de lujo.

Al hilo de este asunto hay un vídeo que circula —o circulaba— por WhatsApp, en el que un hombre cuenta que una vez que estaba echando gasolina a su Mercedes, un paisano se le acercó y le dijo: "¿Sabes a cuántas personas se podría dar de comer con el dinero que costó tu coche?". "Yo le respondí, no sé cuántas, pero seguro que alimentó a muchas familias en Stuttgart, donde lo fabricaron. Y también alimentó en Japón a los que trabajaron para hacer las llantas. Y en Guanajuato, México, a muchos trabajadores que hicieron los componentes internos".

Y prosigue: "En Chile, a las personas de la mina de cobre por los cables eléctricos. Y alimentó a las personas que hicieron los camiones que transportaron el cobre. Y a los conductores de estos camiones. Seguramente alimentó a los ganaderos que vendieron el cuero de los asientos, a los trabajadores de la agencia de la ciudad, al vendedor que me atendió muy amablemente y hasta a las personas encargadas de la limpieza de la sala de ventas. Y con los impuestos que pago por tenerlo y usarlo, el Gobierno paga sueldos de policías, maestros y otros servicios públicos".

Y sentencia: "El hombre se quedó mudo, dio media vuelta y se fue". Como muy bien se recuerda en este vídeo, cuando alguien compra algo, "pone dinero en el bolsillo de muchas personas y les da la dignidad por haber producido algo a lo que usted le da valor. Este dinero hace andar la economía —materia de la que Garzón debería saber mucho, pues la estudió antes de llegar a ministro—. Cuando usted da dinero a alguien a cambio de nada, usted le roba la dignidad y la autoestima, y este dinero gratis no produce ningún valor. Es más, destruye su capacidad de logro". Esto es algo que mucha gente olvida cuando tan alegremente critican a los deportistas y les llaman privilegiados. ¿Acaso alguien se lo ha regalado? ¿Y acaso no tienen derecho a opinar?

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
56 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios