EL CSD NO AUTORIZA A LA REAL VOLVER A ZUBIETA

La reprimenda de Urkullu a Pedro Sánchez que explica la "insolidaridad" de la Real

"Es inadmisible la desorientación que provoca", le reprochó el lendakari al presidente del Gobierno, posiblemente la causa de la prohibición y las acusaciones de Irene Lozano al club donostiarra

Foto: Imanol saluda a Isak, antes de un entrenamiento en Zubieta. (EFE)
Imanol saluda a Isak, antes de un entrenamiento en Zubieta. (EFE)

"Necesitamos gestionar certezas y especialmente comunicar certezas a la sociedad y no generar dudas. Es inadmisible la desorientación que provoca". Quizás esta reprimenda del lendakari, Iñigo Urkullu, a Pedro Sánchez durante la videoconferencia con los presidentes autonómicos sirva para comprender la polémica suscitada con la prohibición por parte del Consejo Superior de Deportes (CSD) a la Real Sociedad, cuya intención era que sus futbolistas volvieran a los entrenamientos este martes, primer día lectivo en Euskadi tras esta atípica Semana Santa debido al estado de alarma.

Una hora después de comunicar el acuerdo alcanzado con sus futbolistas para que se rebajen un 20% el sueldo en caso de que la temporada no pueda terminarse y un 5% si finalmente puede hacerlo, y que indistintamente a los socios se les reembolsará el 20% de los abonos, la Real emitió otro comunicado que sorprendió, aunque la gran mayoría de los medios no lo puso en entredicho. 'Trabajo individualizado en Zubieta cumpliendo con las medidas sanitarias', era su titular, para ya en el texto explicar que "una vez que el Gobierno central ha tomado la decisión de que las actividades no esenciales podrán reiniciar su labor, los jugadores de la primera plantilla profesional tendrán la opción de continuar con su trabajo individualizado en Zubieta a partir del martes, 14 de abril. En ningún caso, este trabajo será grupal".

La Real dejaba claro también que "el trabajo sigue siendo obligatorio, como hasta ahora, pero será cada jugador quien decida hacerlo en casa o en Zubieta. En caso de que se realice en Zubieta, se hará siguiendo los protocolos establecidos a tal efecto, los cuales respetan escrupulosamente las medidas de seguridad acordadas por las autoridades sanitarias, por lo que, entre otras medidas, los jugadores que decidan acudir a Zubieta lo harán de forma individual y escalonada". Siguiendo el ejemplo de los clubes de la Bundesliga, que ya han vuelto a los entrenamientos, la idea era que los jugadores se ducharan en sus respectivos domicilios.

El lendakari, Iñigo Urkullu, con el presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay.
El lendakari, Iñigo Urkullu, con el presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay.

"Una vez que entre en vigor la nueva prórroga del estado de alarma, que permite el desplazamiento a los puestos de trabajo de las actividades no esenciales, la Real volverá a abrir sus campos de entrenamiento, aunque en ningún caso se desarrollará trabajo grupal", podía leerse en 'ABC'. Según la COPE, Imanol mantuvo una charla con la plantilla el pasado viernes y les transmitió que era el momento de reiniciar los entrenamientos, tomando todas las medidas de seguridad que fija el Ministerio de Sanidad y la guía que ha transmitido LaLiga. En el diario 'El País' sí se hablaba de que "la voluntad de la Real Sociedad choca con lo establecido en el decreto del 14 de marzo sobre el estado de alarma, que fijó el cierre de las instalaciones y recintos deportivos".

Por si quedaban dudas de que la decisión de la Real iba a generar polémica, este domingo el CSD desautorizó al club vasco y recordó a sus dirigentes las restricciones que contempla el Real Decreto 463/2020, por el que el pasado 14 de marzo se declaró el estado de alarma para contener la expansión del coronavirus. El apartado 3 del artículo 10 dice que "se suspende la apertura al público de los museos, archivos, bibliotecas, monumentos, así como de los locales y establecimientos en los que se desarrollen espectáculos públicos, las actividades deportivas y de ocio indicados en el anexo del presente real decreto".

Llamada de Lozano a Aperribay

Desde el CSD, informaron a la Agencia EFE de que se iban a dirigir por escrito a la Real Sociedad para que quedara constancia oficial e incluso de que su presidenta, Irene Lozano, había mantenido una conversación, "siempre en tono amistoso y absolutamente colaborativo", con Jokin Aperribay, máximo dirigente del club vasco. Desde la Real, aseguran que tenían el consentimiento de las diferentes autoridades para poder continuar con su programa individualizado en Zubieta y, aunque acaten la decisión del CSD, en ningún momento puede pensarse que su intención era saltarse el estado de alarma y de hecho estaban convencidos de que no lo estaban haciendo.

Las instalaciones de la Real Sociedad en Zubieta seguirán cerradas. (EFE)
Las instalaciones de la Real Sociedad en Zubieta seguirán cerradas. (EFE)

Y es que el citado artículo del real decreto no impide que a dichos recintos puedan acceder los trabajadores, es decir, el personal de mantenimiento y los propios deportistas, a prestar sus servicios, siempre que sea a puerta cerrada. Como bien recuerda Iusport, el Organismo Estatal de Inspección de Trabajo y Seguridad Social lo clarifica en su informe del 27 de marzo: “Los apartados 1 y 3 del artículo 10 del RD 463/2020 se refieren a la suspensión de la apertura al público, por lo que no estarán afectadas por fuerza mayor aquellas tareas o trabajo que pudieran seguir realizándose mientras la actividad está cerrada al público”.

En estos argumentos estaba basada la decisión de la Real, aunque la presidenta del CSD se descolgó con un tuit en el que, después de hablar, cómo no, de "diálogo" y "entendimiento", expuso que "para retomar cierta normalidad es clave cumplir con el confinamiento. Volverán los entrenos, pero no como gesto insolidario o irresponsable del fútbol, sino como un peldaño más en el camino de una sociedad que recuperará poco a poco la normalidad". Cabe recordar que Irene Lozano ya dijo que "para saber si podrá reanudarse la competición es más útil mirar lo que dice el ministro de Sanidad que el señor Tebas".

Sí, otra declaración en cuyo trasfondo está la interminable guerra de su 'amigo' Rubiales contra el presidente de LaLiga, aunque, al menos que se sepa, el Gobierno no fue quien suspendió la competición y fue la propia patronal del fútbol la que decidió, por ejemplo, jugar el Eibar-Real Sociedad a puerta cerrada... ¡el 10 de marzo! Como comentábamos al principio, el tono crítico de Urkullu con Pedro Sánchez no es casual. El lendakari exigió "un método de trabajo más horizontal y cooperativo" que se base "en una comunicación fluida y anticipada a cualquier estrategia comunicativa".

Y un ejemplo de esa descoordinación y mala comunicación es lo sucedido con la Real Sociedad, que reculó y mantendrá los entrenamientos desde casa. "Somos plenamente conscientes de la responsabilidad que tenemos", recordaron desde las oficinas de Anoeta en un nuevo comunicado, aunque Aperribay evitó polemizar con Lozano. ¿Insolidarios? No, en todo caso, desorientados...

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios