duda de su regreso a españa

La sorprendente apatía con la que Achraf habla de su contrato con el Real Madrid

El lateral marroquí, cedido en el Borussia Dortmund, transmite desinterés cuando se le pregunta por su regreso al Real Madrid y dice que no está muy pendiente

Foto: Achraf Hakimi con el Borussia Dortmund. (Efe)
Achraf Hakimi con el Borussia Dortmund. (Efe)

Achraf Hakimi no transmite interés en regresar al Real Madrid. El lateral marroquí cumple con su segunda temporada de cesión en el Borussia Dortmund, le van bien las cosas, de maravilla, es una estrella, uno de los carrileros de moda del fútbol europeo y habla con un tono de apatía desde Alemania. “¿Mi contrato con el Real Madrid? No estoy muy pendiente de eso”, comenta en la Ser. Resulta difícil de creer que no sepa qué tipo de contrato y condiciones se acordaron cuando aceptó, en julio de 2018, iniciar una aventura en el equipo alemán. Su respuesta puede obedecer a las dudas que le surgen sobre si es conveniente regresar a España y al Real Madrid y dejar de tener un sitio fijo en el once de Zidane.

Lo pactado entre el Real Madrid y el Borussia Dortmund fue una cesión de dos años con la misma estrategia que se siguió en otros jóvenes jugadores que tenían que salir para jugar más minutos, con regularidad, foguearse y madurar. Así fue el caso, por ejemplo, de Dani Carvajal, Jesús Vallejo y Borja Mayoral. Tres futbolistas que emigraron a Alemania. Solo Carvajal regresó para quedarse y triunfar en el Real Madrid. En Achraf se intuye la desconfianza de un profesional que no quiere perder el tiempo en el banquillo del Real Madrid. Es como si prefiriera ahorrarse este paso.

Achraf marca un gol en un partido de la Champions. (Efe)
Achraf marca un gol en un partido de la Champions. (Efe)

Es un caso que recuerda lo que sucedió con Álvaro Morata y ya se ha visto el recorrido que ha tenido el delantero que terminó en el Atlético de Madrid. Achraf no tiene entre sus planes ser uno más en el Real Madrid y tener que demostrar que puede estar por delante de uno de los futbolistas más competitivos de la plantilla: Dani Carvajal. El madrileño ha devorado a Álvaro Odriozola y al donostiarra no le quedó otra salida que recolocarse temporalmente al Bayern de Múnich en el mercado de invierno. Una cesión de la que no se puede sacar ninguna conclusión por lo poco que ha jugado y el parón de las competiciones con el coronavirus. Los dos, tanto Odriozola como Achraf, tendrían que regresar cuando acabe la temporada (si hay manera de finalizarla) y enfrentarse a la roca. A Dani Carvajal. Uno de esos futbolistas que tienen la capacidad de desmoralizar a sus competidores. Ni las rotaciones de Zidane le sacan de jugar los partidos más importantes.

El negocio del Real Madrid

En este escenario, se puede entender que Achraf no quiera pasar de la gloria al sufrimiento del banquillo del Real Madrid y haya puesto a trabajar a sus representante para que rompa el acuerdo con el Real Madrid. Lo que no se puede entender es por qué habla con ese desinterés de su regreso al club con el que tiene contrato y en el que estuvo doce años. Cuando se marchó cedido escribió una carta en la que mostraba su agradecimiento por haber cumplido su sueño de niño. Zidane le dio la oportunidad de jugar en el primer equipo. Ahora hay un cambio en Achraf. Se siente una estrella, recibe elogios y le llega el interés de otros equipos que le garantizan la titularidad y un buen salario. Su fama (que da para sospechar que se la ha subido a la cabeza) alimenta su ego. Su ambición debería estar en demostrar que puede hacerse con el puesto de lateral en el Real Madrid y realizar una larga carrera con es camiseta.

“Estoy muy orgulloso de lo que estoy haciendo”, dice el marroquí, que se hace valer, y quiere poner por delante su derecho a decidir su futuro. Algo tendrá que decir el Real Madrid, con el que tiene contrato y al que, visto la desgana con la que se manifiesta cuando le preguntan por su regreso, y lo que se ha revalorizado le puede poner en el mercado para sacar una importante cantidad de dinero como en su día sucedió con Morata (vendido al Chelsea por 80 millones de euros). Aquí hay negocio en los tiempos de crisis que le esperan al fútbol. A Achraf le conviene que alguien le recomiende que, para la próxima vez que le pregunten por si le gustaría regresar al Real Madrid para triunfar, le ponga más interés y no se haga el remolón con su contrato.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios