Un ejemplo en las buenas y en las malas

Cómo Joaquín arrima el hombro en el Betis y por qué su valor va más allá de números

El capitán del Betis es todo buen humor por redes, donde entretiene a sus seguidores en pleno confinamiento. Junto a sus compañeros, se ha bajado el suelto para evitar un ERTE en el club

Foto: Joaquín saluda a la grada durante un calentamiento antes de un Granada - Betis. (Cordon Press)
Joaquín saluda a la grada durante un calentamiento antes de un Granada - Betis. (Cordon Press)

A Joaquín no le quita la sonrisa nada ni nadie. El confinamiento por la pandemia del coronavirus está poniendo a prueba el estado de ánimo de muchos y el suyo es todo buen rollo. A través de sus redes sociales, el capitán del Betis está encargándose de que todo el mundo pase un buen rato. De que no decaiga, vamos. Se le ha visto contar chistes, disfrazarse, cantar y bailar. Sus particulares shows caseros están siendo tendencia estos días. "Me estoy volviendo loco", dijo irónico el pasado mes de marzo. Su última broma ha tenido como víctima a Marcelo, lateral del Madrid. El brasileño subió una foto junto a su perro y al gaditano le pareció bien comparar el pelaje de ambos. "Todos los perros se parecen a sus dueños", soltó. El mensaje desató las risas de numerosos aficionados y al blanco no le quedó otra que darle la razón.

Más allá de eso, y de machacarse para mantener la forma en su casa, Joaquín también esá aprovechando estos días para mostrar su solidaridad con los colectivos más afectados por la crisis sanitaria o que se encuentran en primera línea de batalla. Así, ha transmitido su aliento a personal sanitario, policías, trabajadores agroalimentarios o incluso vecinos de Alcalá del Valle, uno de los municipios de Cádiz que más está sufriendo el virus. Dadas las circunstancias y con ánimo de ayudar al club y a los trabajadores ordinarios, tanto él como el resto de la primera plantilla bética han creído conveniente rebajarse el sueldo un 15% hasta que el balón vuelva a rodar y se reanude la Liga, lo que a la entidad le supondrá un ahorro nada desdeñable de unos diez millones de euros, que evitará ejecutar un ERTE, siempre comprometido.

"Ha habido una disposición de buena fe por todas partes. Tanto los compañeros y los demás capitanes hemos mostrado siempre un trato en lo que acontecía, que era un momento difícil no sólo para el club sino para toda España. Y creo que desde el primer momento que el club se puso en contacto con nosotros siempre hemos mostrado el deseo de arrimar el hombro y así se lo hemos hecho saber. Han sido días para entenderse y lo primero era el equilibrio y la estabilidad del club, que es lo más importante", explicó el capitán verdiblanco, que fue el primero en dar un paso al frente para asegurar los salarios del personal ordinario. Y es que, al igual que en las buenas, a Joaquín también le gusta estar en las malas. Futbolista y accionista, su compromiso en busca del interés general del Betis está fuera de toda duda.

Cuestión de carácter

Veteranía y espíritu alegre para el vestuario; ídolo para una grada entregada; y goles, asistencias y buen fútbol para el equipo. A sus 38 años, el valor de Joaquín no es cuestión de números, sino de carácter. Está en su décima temporada con la verde y blanca y va camino de romper los records de otros mitos como Gordillo, Cardeñosa o Rogelio. Galones dentro y fuera del campo, también el mayor ejemplo para la cantera, esas futuras generaciones que sueñan con ser como él. El capitán, a sus 38 años, lleva disputados esta temporada 28 encuentros, con diez goles y dos asistencias, ofreciendo además un juego impropio de su edad, con un desborde y unas ganas de veinteañero total. Su rendimiento es consecuencia de su actitud. Tiene buena acogida en redes y en el Villamarín porque tampoco se merece otra cosa.

Pero a Joaquín Sánchez se le admira más allá de Sevilla. Poco dado a la confrontación, ha salido aplaudido en estos últimos años de numerosos estadios de Primera, como por ejemplo el Camp Nou. Sin fecha de caducidad, su mente será la que diga basta, pero por el momento al de El Puerto de Santa María lo único que le interesa es que se frene la afección. El fútbol queda en un segundo plano ahora. Lo importante, recuperar la normalidad. "Hablar de fechas para que la Liga vuelva es un error", indica. Aunque cada día de encierro sea más duro, Joaquín siempre encuentra motivos para sonreír y hacérserlo pasar bien a todos los que estén dispuestos a escuchar.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios