¿SON LOS VIDEOJUEGOS UNA ACTIVIDAD FÍSICA?

La genial idea de Ibai Llanos en cuarentena (aunque los eSports no sean un deporte)

A falta de fútbol y otras competiciones deportivas, jugar a los videojuegos está siendo lo más socorrido, pero en ningún caso pueden ser un sustitutivo de la actividad física

Foto: Imagen del FIFA eNations Cup celebrado en abril del año pasado. (REUTERS)
Imagen del FIFA eNations Cup celebrado en abril del año pasado. (REUTERS)

Insistiendo siempre en aquello de que el fútbol es lo más importante de las cosas menos importantes, en ausencia de competiciones tanto nacionales como internacionales a causa de la grave crisis sanitaria provocada por el COVID-19, Ibai Llanos, el comentarista de eSports más famoso de España, ha aprovechado la cuarentena obligatoria para organizar un torneo del FIFA 20 al que no han dudado en apuntarse jugadores de todos los clubes de LaLiga Santander. Bueno, todos no, pues el Mallorca firmó en diciembre un contrato de exclusividad con Konami, que edita el videojuego rival PES2020, por lo que se quedó fuera de la competición, y finalmente Sergi Roberto prefirió no participar, pues la empresa japonesa también es uno de los patrocinadores del FC Barcelona.

Sin duda, una gran iniciativa, sobre todo porque el original evento, televisado incluso en directo por GOL y seguido en los medios deportivos tradicionales, es benéfico y los cerca de 180.000 euros recaudados se donarán a la lucha contra el coronavirus. Además, sirve para unirse a la campaña #YoMeQuedoEnCasa tan necesaria para crear conciencia especialmente a los más jóvenes de lo importante que es respetar una cuarentena que finalmente lo será tras prorrogar el Gobierno el estado de alarma durante dos semanas más. Conocida es la afición a los videojuegos de muchos deportistas, y especialmente los futbolistas, que los utilizan para ocupar sus tiempos de descanso y ocio.

Según los últimos registros de la consultora Newzoo, toda una referencia en el sector de los llamados deportes electrónicos, aunque más conocidos como eSports, estos acumulan una audiencia global de 453,8 millones de personas, de ellos 5,5 en España, el duodécimo país en el ranking mundial. El perfil de un aficionado a estas competiciones es un hombre (el 71%) de entre 21 y 35 años. Gracias a ellos, en 2019 la industria de los videojuegos ingresó 986 millones de euros, un 26,7 % más que el año anterior.

Recientemente, el Comité Olímpico Español (COE) albergó el I Foro de Márketing Deportivo en el que se dieron cita patrocinadores, federaciones y expertos en esta materia para debatir sobre las herramientas para generar valor e ingresos al deporte. Una de las ponentes fue la directora de publicidad y marca de Telefónica en España, Cristina Burzako, quien, tras reconocer que "el deporte nos ayuda a estar más cerca de la gente para vender más", consideró a los eSports como un deporte más, una afirmación que dicha nada menos que en la sede de un comité olímpico chirrió a la audiencia allí presente.

Miembro de un equipo profesional de eSports, durante un campeonato disputado en Estados Unidos.
Miembro de un equipo profesional de eSports, durante un campeonato disputado en Estados Unidos.

Un debate que viene de lejos

El debate sobre si los eSports son o no un deporte no es nuevo y siempre ha generado polémica. Los hay que opinan que para que algo sea considerado deporte no es necesario un esfuerzo físico y para argumentarlo recurren al ejemplo del ajedrez o, incluso, del tiro con arco. Sin embargo, lo hacen principalmente como apología de un negocio que mueve tantos millones de euros, como inmoviliza y aísla a millones de personas. ¿Qué pueden compatibilizarse con la práctica deportiva? Por supuesto, y ahí tenemos el ejemplo de los futbolistas de LaLiga disputando un campeonato en plena cuarentena por el COVID-19. Pero, claro, precisamente por ello ni podemos ni debemos considerar a los eSports como un deporte. Principalmente para que no se conviertan en un sustitutivo de la actividad física tan necesaria para la salud, además de la sociabilidad.

Dando por cierto que los profesionales de los eSports siguen duras rutinas de entrenamiento, pues no solo deben prepararse mentalmente, sino también mantener el cuerpo en forma, según el Libro blanco de los eSports en España, en nuestro país solo hay un centenar de ellos, frente a los 5,5 millones de practicantes antes señalados. Además, conviene recordar que para ser jugador profesional basta con practicar mucho hasta destacar en un determinado juego y que los denominados eSports no son necesariamente deportivos, sino una minoría de videojuegos que han conseguido cumplir con una serie de requisitos muy específicos.

Clubes de fútbol y de otros deportes e incluso grandes competiciones como LaLiga ya están en el sector porque lo ven como un importante foco de negocio. Pero, no se engañen o, mejor dicho, no se dejen engañar: los eSports, al igual que ha sucedido con los smartphones, nos acercan a los que están lejos, pero nos alejan de los que tenemos cerca. Al menos la genial idea de Ibai Llanos ha ayudado a lo contrario en esta obligada cuarentena provocada por la crisis sanitaria del coronavirus. Una pandemia que, por cierto, esperemos que acabe cuanto antes y que la broma de "espérate a tener el COVID-19 porque en septiembre sale el COVID-20" sea solo eso, una broma que ha dejado de tener gracia. Demasiado tarde...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios