la contestación del capitán del madrid

La burla que no deja pasar Sergio Ramos y su lección de humildad a Gerard Piqué

El capitán del Real Madrid reprocha la falta de humildad en el Barcelona. Apuntan a Piqué por no saber perder. Y comentan algunas burlas que sentaron mal en el vestuario

Foto: Sergio Ramos lanza un beso a la grada para celebrar el triunfo en el Clásico. (Efe)
Sergio Ramos lanza un beso a la grada para celebrar el triunfo en el Clásico. (Efe)

A Sergio Ramos le sorprendieron más las declaraciones de Gerard Piqué que las risas que se pegaron en Barcelona después de su expulsión contra el Manchester City y cómo se celebró la victoria del equipo de Pep Guardiola. El capitán del Real Madrid reprocha la falta de humildad en el Barcelona y algunas burlas que sentaron mal en el vestuario. Ni Piqué ni el barcelonismo se comportaron con respeto o, como dicen el día después en el Real Madrid, hay que saber perder. Es lo que se comenta de las palabras de Piqué, que tuvo un enfrentamiento con Vinicius para recriminarle que no buscara provocar un penalti o cuando se refirió al “peor Real Madrid que he visto en el Bernabéu en la primera parte”.

De portavoz del Barcelona a portavoz del Real Madrid. De Piqué poniendo excusas a Sergio Ramos tomándose su particular revancha con otro tono. Eligió la humildad y la ironía “Firmaba ganar todos los Clásicos haciendo una mala primera parte como dice él”. Es la contestación del Ramos a Piqué. Nada fuera de lo normal. El capitán no quiso alimentar el pique con uno de sus rivales. Quedan doce jornadas de Liga y en el vestuario del Real Madrid, al que bajó Florentino Pérez a celebrar el triunfo del Clásico, se pide serenidad. Evitar caer en euforias. Mucha calma y no sacar pecho. Eso sí, se defienden de los ataques. Y se recuerda que el Barcelona no supo perder en el Clásico o reconocer los méritos que hizo el Real Madrid.

El equipo de Zidane llegó al Clásico con la exigencia de no fallar por varias razones: el Barcelona se podría escapar a cinco puntos, la afición estaba decepcionada por la derrota contra el Manchester City, a Zidane se le cuestionaba y Sergio Ramos tomaba nota de todo lo que se decía. De las risas y los comentarios que empezaban a comparar el batacazo que sufrió el equipo la temporada pasada cuando se derrumbó con Solari (en los partidos contra el Ajax de Ámsterdam y el Barcelona en el Bernabéu, tanto en Copa como en Liga).

La autocrítica de Busquets

A Piqué le faltó humildad y autocrítica. La que sí tuvo su compañero Sergio Busquets cuando reconoce que no saben salir bien desde atrás con la pelota cuando les presionan. Con estas declaraciones se quedan más ‘tranquilos’ en el Real Madrid. Cuando comprueban que hay un peso pesado del Barcelona que da méritos al plan que pusieron en práctica en la segunda parte. El Madrid reaccionó tras el descanso y jugó con más determinación y energía para presionar al equipo de Setién en su campo. Jugó, como dice Sergio Ramos, con humildad y mucha más concentración. Tuvo agresividad.

Aprendió la lección del partido del Manchester City. Jugar con mucho carácter, corazón y también con cabeza. Era importante. Contra el equipo de Guardiola no supieron cerrar el partido con el gol de Isco y pecaron de fragilidad. Con Sergio Ramos señalado por el gol de Gabriel Jesús, que significó el empate, y la acción de la expulsión. Las burlas le sentarin mal al capitán del Real Madrid. Tomó nota y recordó a Piqué que algo bueno hicieron para ganar el Clásico.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios