6 VICTORIAS Y SOLO UNA DERROTA EN 9 PARTIDOS

Por qué el Bernabéu sigue siendo un jardín (sin flores) para Pep Guardiola

El catalán ya es el entrenador que más veces ha ganado al Real Madrid en su campo, y esta vez lo hizo después de costarle tener el balón, aunque su Manchester City lo gestionó mejor cuando lo tuvo

Foto: Pep Guardiola, durante el Real Madrid-Manchester City disputado en el Bernabéu. (EFE)
Pep Guardiola, durante el Real Madrid-Manchester City disputado en el Bernabéu. (EFE)

Hay una máxima del fútbol que dice que las jugadas deben tener el menor número de pases posible, pero, eso sí, ninguno menos de los necesarios. Y eso fue lo que hizo el Manchester City en su visita al Bernabéu, donde el equipo de Pep Guardiola se vio aparentemente dominado durante muchos minutos por un Real Madrid que le quitó el balón más de lo esperado, pero se llevó el triunfo por 1-2. Este resultado deja la eliminatoria encarrilada para los ingleses, aunque, como bien dijo Casemiro y lo ratificó el propio Guardiola minutos después, si hay un equipo capaz de remontarlo en la vuelta que se jugará el 17 de marzo en el Etihad, ese es el Real Madrid.

"Pep y yo intentamos lo mismo: conseguir superioridades a partir de la posición", explicó Juanma Lillo sobre su ideario y el de su pupilo Guardiola. Posición, no posesión, pues la posesión en sí misma no vale para nada, por más que quienes pretenden despreciar —posiblemente porque sencillamente no lo entienden— este estilo de juego lo llamen de manera peyorativa 'tiki-taka'. Fue en 1994, cuando Ángel Cappa, en el diario 'El País', tituló un artículo 'El tiki y el toque', y Clemente quien ridiculizó la expresión convirtiéndola en el 'tiki-taka'.

[Por qué Busquets y Sergio Ramos tienen licencia para rajar de los árbitros]

"¿De qué sirve jugar entre líneas si no es para eliminar a rivales?", se preguntó el mencionado Lillo sobre el juego de posición, para añadir que "el fútbol no es ofensivo ni defensivo. El reglamento solo dice que para ganar hay que marcar más goles que el rival y nosotros hemos decidido no llevarle la contraria. Por eso partimos del balón, porque sin él no se pueden marcar goles". Y a eso también salió el Real Madrid, capaz de arrebatarle el balón al Manchester City, aunque los de Zidane no supieron utilizar la posesión para lo que realmente vale esta: generar espacios para generar peligro. Ya saben, con los menos pases posible, pero ni uno menos de los necesarios...

"No conseguimos robarles el balón", reconoció Guardiola, quien tampoco tuvo ningún reparo en reconocer que "nos marcaron cuando mejor estábamos nosotros y marcamos cuando mejor estaban ellos". El técnico catalán valoró el hecho de haber creado muchas ocasiones, elogió a un Courtois al que calificó de "inmenso", aseguró que "no se puede dominar 90 minutos en un campo como el Bernabéu" y reconoció que "dentro de nuestra poca experiencia en defender muy atrás, lo hemos hecho bien".

Pep Guardiola gesticula en la banda del Bernabéu, con Zidane en primer plano. (EFE)
Pep Guardiola gesticula en la banda del Bernabéu, con Zidane en primer plano. (EFE)

Fiel y coherente con su manera de entender el fútbol, lo que Pep dejó claro es que si después de lo que se vio en el Bernabéu alguien saca la conclusión de que Guardiola le ganó la batalla táctica a Zidane, "es porque hemos ganado; si hubiéramos perdido, no se diría lo mismo". Y, efectivamente, bastó con escuchar los análisis pospartido para comprobar cómo los mismos que a buen seguro habrían elogiado al Real Madrid de haber ganado al Manchester City —y a la reciente victoria por 1-0 del Atlético de Madrid ante el Liverpool me remito— empezaron a sacarle defectos de los que solo se habla cuando pierde.

Bate el récord de Helenio Herrera

Al margen del juego, el balance de Guardiola en el Bernabéu es sencillamente espectacular. Tanto, que Pep es el primer entrenador que ha logrado seis victorias, cinco con el FC Barcelona y la de anoche con el City, una más que el mítico Helenio Herrera. En sus nueve visitas a Chamartín, el de Santpedor solo ha salido una vez derrotado, en las semifinales de la Liga de Campeones 2013-14 (1-0). Su debut se produjo con el histórico 2-6 en la 2008-09 y un año después ganó 0-2 para casi sentenciar su segunda Liga. Después del 5-0 del Camp Nou, contra Mourinho sacó un 1-1 en la Liga 2010-11 y un 0-2 en la Champions, para volver a ganar un año después en la Copa del Rey. En total, seis victorias, dos empates y una sola derrota, y un balance de 20 goles a favor y solo nueve en contra.

Ya lo dijo Juanma Lillo: "No voy a opinar sobre las opiniones. Eso es lo bonito del fútbol, opinar". Pues eso, que cada uno opine lo que le venga en gana sobre Guardiola, pero que respete su aportación al fútbol, por si fuera poco acompañada de unos resultados y un palmarés incontestables. Pep ha convertido el Bernabéu en el jardín de su casa. Un jardín habitualmente con flores, lo que esta vez le faltó al Real Madrid para llevarse un partido que tuvo en sus manos y que se le escapó en apenas cinco minutos, con un Sergio Ramos que ha batido todos los récords de expulsiones: cuatro en la Champions y 27 en toda su carrera.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios