GRAVES ACUSACIONES QUE QUEDAN IMPUNES

Por qué Busquets y Sergio Ramos tienen licencia para rajar sin filtro de los árbitros

Ana Muñoz, ex vicepresidenta de Integridad de Rubiales, pidió sancionar al jugador del Barça ante Competición por sus graves acusaciones y ahora lo hace con las del Real Madrid

Foto: Sergio Ramos protesta airadamente a un árbitro. (EFE)
Sergio Ramos protesta airadamente a un árbitro. (EFE)

La relación estaba condenada al fracaso, y se cumplió el pronóstico. La Federación Española de Fútbol (RFEF) comunicó el pasado 16 enero que "Ana Muñoz, vicepresidenta de Integridad, ha manifestado su intención de iniciar una nueva etapa profesional fuera de la institución que dirige el fútbol español". Como suele suceder en estos casos, la nota no aclaraba si era la ex directora general del Consejo Superior de Deportes (CSD) quien se iba o si había sido Luis Rubiales quien le había 'invitado' a irse, por más que desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas le agradecieran "el trabajo realizado durante este período" y le desearan "el mejor de los éxitos en esta nueva etapa que inicia ahora". Bla, bla, bla.

Cualquiera que conozca a Ana Muñoz sabe que la opción de la dimisión, aunque fuera en diferido, era la más probable. Sobre todo porque Rubiales le dio motivos sobrados y reiterados para hacerlo. Empezando por la primera vez que el ex vicepresidente económico Andreu Subies presentó su dimisión tras ser detenido por la Guardia Civil y, salvo el voto a favor de Muñoz, los 14 directivos restantes lo hicieron en contra. Y acabando, cómo no, con la disputa de la Supercopa de España en Arabia Saudí, país al que Ana no viajó y le costó un rifirrafe en redes sociales. "No vemos la Supercopa desde el mismo lugar. Hay razones para estar y no estar", comentó la todavía vicepresidente de Integridad de la RFEF ante el inútil esfuerzo de una periodista por blanquear la imagen de Arabia.

Entre medias, el diario El Mundo añadió otro importante desencuentro de Muñoz con Rubiales, quien tampoco le hizo caso cuando Ana quiso denunciar ante el Comité de Competición las palabras que pronunció Sergio Busquets tras el partido del FC Barcelona contra la Real Sociedad. En el tiempo de prolongación del encuentro disputado en Anoeta los azulgranas reclamaron un penalti por agarrón de Diego Llorente a Piqué, aunque las imágenes demostraron que el agarrón fue mutuo, de ahí que Alberola Rojas acertara al no señalarlo. Sin embargo, de lo que más se quejaron los culés fue de que el árbitro no lo revisara en el VAR, algo que visto el excesivo uso que se hace de este diabólico cachivache tampoco le hubiera costado, sobre todo para reafirmarse en su decisión y rebajar la polémica.

Claro que lo peor vino en la zona mixta, donde Busquets se despachó a gusto contra todo el estamento arbitral. "La jugada de Piqué ha sido más clara que la mía, la tenía que haber visto el árbitro y tendría que haber ido al VAR. No sabemos qué se le ha pasado por la cabeza al árbitro, pero sobre todo al del VAR, que está claro que tiene todas las imágenes y que en jugadas así tiene que avisar". Por si cabía alguna duda de su licencia para rajar, el centrocampista del Barça insistió en la falta de criterio de Alberola entre el penalti a favor de la Real y la falta sobre Piqué: "No ha habido igualdad de condiciones en las dos jugadas. Es penalti clarísimo. Si ha visto la primera, tiene que ver esta y si no que entre el VAR, aunque yo creo que lo ha visto, pero no lo ha querido pitar". Es decir, una clara acusación de haber cometido un delito de prevaricación. Casi nada.

Sergio Busquets habla con el árbitro De Burgos Bengoetxea. (REUTERS)
Sergio Busquets habla con el árbitro De Burgos Bengoetxea. (REUTERS)

Y el otro Sergio no podía ser menos

Y, claro, como sabido es que tanto el FC Barcelona como el Real Madrid son los grandes aliados de Rubiales de Arabia en su gresca permanente contra LaLiga y más concretamente contra su presidente, Javier Tebas, si Busquets tiene barra libre para quejarse de los árbitros, faltaría más que otro Sergio, en este caso Ramos, no pudiera hacer lo mismo. "Hay decisiones predeterminadas", dijo el capitán del Real Madrid tras la derrota de los blancos el pasado sábado ante el Levante.

El equipo de Zidane se dejó el liderato en el Ciutat de València y Ramos, justo en la semana previa de recibir al Barça, cargó contra Hernández Hernández y envió un recado a todo el colectivo arbitral, incluyendo por supuesto al VAR. "El criterio es distinto según los días. Mi última mano en la Supercopa, ante el Valencia, la pitan y es involuntaria. Y hoy hay dos manos involuntarias y no las pitan. Pero con este árbitro no me sorprende", insistió el camero.

Lo cierto es que para el resto de equipos de LaLiga, salvo alguna otra excepción que tampoco puede quejarse, es duro escuchar a jugadores del Barça y del Real Madrid protestando por los arbitrajes, cuando habitualmente son ellos los más beneficiados. "Jugar así no es fácil", llegó a decir Sergio Ramos, quien aseguró que "antes los árbitros eran más respetuosos y los capitanes podían hablar con ellos. Ahora parece que no. La arrogancia es algo que se tiene o no se tiene. Le he preguntado si tenía algún problema personal conmigo y que si lo tiene me lo dijese y lo arreglábamos". ¿No será justo al revés y que el arrogante precisamente es él?

En un acto de coherencia y que de paso tapó muchas bocas en el entorno culé, Ana Muñoz también salió al paso de las declaraciones de Sergio Ramos y se preguntó en su cuenta de Twitter: "¿Y si se aplica la normativa deportiva?". Lo dejó muy claro un ex árbitro internacional como Iturralde González en Carrusel Deportivo: "Sergio Ramos debe ser sancionado como debió serlo Sergio Busquets. Pero no le van a sancionar, pues ahora es la RFEF la que envía directamente estas denuncias a Competición". A diferencia de lo que pide Iturralde, "Velasco Carballo tiene que defender a los árbitros", el presidente del Comité Nacional de Árbitros (CNA) solo defiende a quien le mantiene en el puesto: antes Villar, ahora Rubiales y si llega Casillas, Casillas. ¿Entienden ahora por qué algunos tienen licencia para rajar? Si le hubieran hecho caso a la vicepresidenta de Integridad...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios