Los abucheos a Guti en el Almería: por qué no consigue hacer milagros
  1. Deportes
  2. Fútbol
la afición pierde la paciencia

Los abucheos a Guti en el Almería: por qué no consigue hacer milagros

Otro paso atrás del Almería. José María Gutiérrez recibe pitos de su afición en el empate contra el Fuenlabrada por el juego espeso y las pocas ocasiones de peligro en ataque

Foto: José María Gutiérrez durante una rueda de prensa con el Almería. (EFE)
José María Gutiérrez durante una rueda de prensa con el Almería. (EFE)

En Almería pierden la paciencia con el juego que despliega el equipo de José María Gutiérrez. El efecto Guti sufre un frenazo considerable con el empate a cero contra el Fuenlabrada en el estadio de los Juegos Mediterráneos. La afición castiga el mal juego con abucheos y pitos que señalan al máximo responsable. Sabía que no iba a ser nada sencillo y la exigencia por ganar y practicar un fútbol divertido estaba ahí. Le pasan factura por las altas expectativas que generó su llegada. No llegan ninguna de las dos cosas (ni los buenos resultados ni el juego bonito) y José María Gutiérrez expresa su impotencia en el banquillo y en la sala de prensa.

Está tocado. Pero es un guerrero. Uno de los futbolistas que fueron reconocidos por su claridad para ver el fútbol se encuentra estancado y con problemas en la Segunda división. La exigencia del jeque por hacer un fútbol vistoso y estar en posiciones de ascenso directo provocan un escenario cada vez más feo para el mediático Guti.

En Almería hay división de opiniones. Por un lado están los que han decidido pitar el juego del equipo (no disparó a portería en la primera parte y califican de anárquico el sistema y erróneos los cambios) y los que piden otra oportunidad (la próxima semana está el enfrentamiento contra el Cádiz, que puede medir el potencial real: reactivar las ilusiones o sentenciarlo si no se precipitan los acontecimientos antes). Cada semana que pasa se hace más dura para José María Gutiérrez. Los que le conocen dicen que está acostumbrado a la presión y las críticas. Incluso que sabía que no podía hacer milagros. Guti tiene una plantilla que da síntomas de bloqueo. Lo reconoce el propio entrenador en una dinámica que empieza a ser algo más que negativa. Guti ha probado de todo y no le sale lo que busca.

placeholder José María Gutiérrez durante un partido con el Almería. (EFE)
José María Gutiérrez durante un partido con el Almería. (EFE)

Se queja de la ausencia de calidad para desequilibrar los partidos y la poca efectividad para crear ocasiones de gol. Así le es imposible hacer milagros en una categoría donde los rivales plantean partidos para contrarrestar su propuesta ofensiva. Con lo que no contaba Guti era con los pitos de esa afición ruidosa que, incluso, pide que se le despida de inmediato. "Hay que levantar la cabeza", comenta tras el partido contra el Fuenlabrada, donde se vio incapaz de encontrar las soluciones a un rival que le cerró los espacios y con orden e interrupciones dejó su portería a cero. Desactivó los planes de JMG. Guti acabó tan desesperado como los que le pitan.

Piden su despido

Son los peores días de un entrenador que llegó hace tres meses al Almería y que fue presentado como un 'galáctico' por el dueño del club. Empezó fuerte. Se vio enseguida la propuesta de un equipo que llevaba la iniciativa en los partidos, trabajaba como un bloque y tenía claridad y profundidad. Muchas de estas virtudes se han ido perdiendo y el juego del equipo atraviesa una crisis de identidad. Esto es lo que realmente desespera a Guti. Pide y exige que todos los jugadores demuestren la personalidad desde el minuto uno y no se desperdicien la mitad de los partidos, como está sucediendo.

Hay reacciones. Pero son tardías. En Huesca fue expulsado por recriminar una acción al árbitro al final del partido. Guti tiene su pronto, su carácter y su ambición competitiva que no consigue que se refleje en los jugadores. Hay parte de la afición que pide su despido. Las próximas horas volverán a ser difíciles si el jeque no le confirma y pierde la paciencia.

José María Gutierrez 'Guti' Fuenlabrada
El redactor recomienda