la polémica con el penalti no pitado a morata

Los ataques al Real Madrid y las acusaciones de favores arbitrales que alertan al club

En el Real Madrid observan cómo se magnifican las acusaciones de favores arbitrales tras el triunfo en el derbi. Entre ellas molestan las palabras de Javier Tebas contra Florentino Pérez

Foto: Álvaro Morata y Casemiro en la acción de la polémica en el derbi disputado en el Bernabéu. (EFE)
Álvaro Morata y Casemiro en la acción de la polémica en el derbi disputado en el Bernabéu. (EFE)

En el Real Madrid sorprendió la contundencia con la que se expresó Enrique Cerezo al final del derbi. Se entiende, por otra parte, porque cada uno tiene el derecho a defender sus intereses si considera que le han perjudicado. Crece la bola y preocupa cómo se magnifican las denuncias. Hace dos semanas fue Monchi el que compareció enfurecido por la planta noble del Bernabéu y denunció una injusticia arbitral. Resultó mucho más duro que Enrique Cerezo. Aun así, el presidente del Atlético de Madrid mostró su indignación en el palco. Estaba irritado por el penalti no señalado a Álvaro Morata en una acción de forcejeo con Casemiro. Cerezo 'rajó' y en el Madrid repasaron la jugada de la polémica para ver si se puede contrarrestar la queja.

La encuentran en el Real Madrid. Igual que hubo malestar por la salida de tono de Monchi cuando dijo eso de que hubiera retirado del campo al Sevilla en la segunda parte si le anulan el gol de De Jong (había mano de Munir), se comprueba que puede existir un tropezón de Álvaro Morata (visto desde otra toma). El árbitro, Estrada Fernández, interpretó que no hubo la suficiente fuerza en el contacto para señalar la pena máxima. El Madrid repasó la jugada y no descartan que se produzca un traspié de Morata. Cada uno ve la película como le interesa. Pero lo que no se soporta en la planta noble del Real Madrid es que los ataques tienen un propósito desestabilizador.

Morata en el momento de caer en el área del Real Madrid. (Miguel J. Berrocal)
Morata en el momento de caer en el área del Real Madrid. (Miguel J. Berrocal)

La jugada del derbi será utilizada para cargar contra el Real Madrid y puede alimentar las teorías de los favores de la Federación. En el club están calentitos por unas palabras de Javier Tebas esta semana en la Cope. El presidente de la Liga atacó a Florentino Pérez. Le acusó de haber influido en el arbitraje y en la utilización del VAR. "Hubo un antes y un después de la llamada de Florentino a Rubiales. Eso genera un problema que se arrastra todavía", soltó Tebas en referencia a la jugada de la temporada pasada en la que no se pitó penalti a Vinicius en una acción con el portero de la Real Sociedad, Rulli. Las declaraciones no tienen desperdicio. Tebas soltó la lengua. La relación entre el presidente de la Liga y el del Real Madrid está rota. "No hablo con él desde hace más dos años. Con Bartomeu hablé cinco meses o menos", desveló Javier Tebas.

La guerra fría con Tebas

Las acusaciones de Tebas son graves para el Real Madrid y habrá que estar atento a las consecuencias que tienen y cómo reacciona el club blanco. Florentino no olvidará que el presidente de la Liga (un cargo institucional de relevancia y al servicio de los clubes) le acuse de manipulador. Después de esta controversia aparece la jugada del derbi en la que Enrique cerezo se enerva. El penalti no señalado y la incomprensión de que no se utilice el videoarbitraje. "El VAR está para que haya justicia y claridad. Y aquí no ha habido justicia ni claridad. Si el VAR está para algo, es para revisar. Creo que la jugada era revisable. Ni siquiera se ha molestado", denunció el dirigente del Atlético de Madrid.

La misma irritación que puede tener Cerezo o Monchi (se entiende menos en el club blanco la del director deportivo del Sevilla) es la que, según dicen en el Madrid, tienen por algunos penaltis que no fueron revisados ni señalados esta temporada. Se refieren a uno en Mallorca, cometido sobre Brahim Díaz, y los dos en el Clásico del Camp Nou sobre Raphael Varane. Emilio Butragueño, que hace las veces de portavoz del club, prefirió no contestar a Enrique Cerezo. La consigna es mantener la calma, aunque sí que dejó claro que la postura del Real Madrid siempre ha sido la de que los árbitros vayan a revisar las jugadas en el monitor. Para los árbitros del derbi no fue una jugada clamorosa.

El lío extradeportivo y de acusaciones se enreda entre las instituciones y clubes que denuncian un doble rasero con el Real Madrid. La acción de Casemiro con Morata puede provocar que el club blanco pierda la paciencia y piense en tomar medidas para defenderse si contempla presiones del tipo de Javier Tebas. Es la otra cara de la polémica. En el Madrid cuentan que obviaron hablar de la mano de Munir en el gol del empate del Sevilla. Cada detalle, cada acción y cada declaración empieza a tener un significado importante en un momento en el que el Real Madrid ha cogido el liderato y no se quiere ver avasallado.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios