Benzema hizo el gol en el derbi

El lío de Vinicius en el gol del Real Madrid y el penalti no señalado a Morata en el derbi

Ganó el Real Madrid con una jugada fantástica de Vinicius que acabó en un centro de Mendy y el gol de Benzema. Antes, el Atlético se quejó de un derribo de Casemiro a Morata

Foto: Vinicius durante una acción en el derbi disputado en el Bernabéu. (Efe)
Vinicius durante una acción en el derbi disputado en el Bernabéu. (Efe)

El derbi estaba para que lo aprovechara un futbolista que se atreviera a arriesgar y en esto destaca Vinicius. Siempre activo. Cada vez más agresivo. El valor del brasileño es que tiene arrojo para hacer cualquier tipo de jugada. Lo mismo se precipita con sus ansias para demostrar que puede hacer una de esas jugadas de dibujos animados como que se aturrulla en la definición o demuestra que tiene calidad y pausa para generar la jugada del gol. Vinicius es un agitador. Es justo lo que necesitaba el Real Madrid para hacer el gol de la victoria (1-0) en un derbi con poco fútbol y muchas precauciones. Entró Vinicius en la segunda parte y dio en la tecla con una jugada en la que atrajo a tres rivales, filtró un pase a Mendy y el centro del francés lo remató Benzema.

El lío lo ocasionó Vinicius en una jugada que define qué tipo de jugador es y cómo hay que analizarle. Es un extremo. No es un goleador. Cuando hay que juzgarle por su pegada se puede ser injusto. Se trata de un futbolista que tiene como virtud el desequilibrio y la profundidad. Es en este tipo de acciones donde marca las diferencias y se hace gigante. Vinicius es la solución a los problemas cuando el juego del equipo es espeso y previsible. Tiene la facilidad para ser imprevisible. Así picaron los tres rivales que se fueron a por él con la necesidad de no dejarle arrancar para que encarara. Vinicius, más maduro, no aceleró. Se frenó y dio el pase a Mendy. Rompió el partido el más listo.

Benzema celebra el gol marcdo al Atlético de Madrid. (Efe)
Benzema celebra el gol marcdo al Atlético de Madrid. (Efe)

Hasta esa jugada el encuentro estaba en terreno de nadie. Era un derbi soso. Sin ocasiones de gol ni un dominador claro. El Madrid, que empezó con cinco centrocampistas, fracasó en su planteamiento de tener la pelota y desgastar al Atleti. Apenas tres aproximaciones en el primer tiempo y con problemas para desactivar las conexiones entre Morata, Vitolo y Correa (envió un balón al palo). Los rojiblancos se quejaron de un posible penalti, a la media hora del partido, de Casemiro a Morata. Habrá lío. Es la jugada de la polémica. El árbitro, Estrada Fernández, interpretó que no es suficiente el contacto de Casemiro con Morata. En el forcejeo, el madridista puso el brazo y Morata cayó al suelo dentro del área. ¿Arrolló Casemiro a Morata? Es una jugada que dará que hablar. Entra dentro de la interpretación arbitral sobre la fuerza del contacto del brazo en el derribo. Estrada Fernández entendió que no fue suficiente como para señalar la pena máxima.

La indignación en el Atleti

En el Atleti mostraron su enfado. Enrique Cerezo fue contundente en su reproche al árbitro por no utilizar el VAR. Otra vez a Morata. En la final de la Supercopa de Europa recibió una patada por detrás de Fede Valverde. En el tiempo que estuvo en su regreso en el Bernabéu recibió un manotazo de Varane, una entrada dura de Carvajal y un posible penalti de Casemiro. En el inicio de la segunda parte se marchó al banquillo con molestias musculares. Sin Morata, el equipo del Cholo se quedó sin pólvora. Simeone, bajo de efectivos, recurrió a Lemar y el recién llegado Yannick Carrasco. El Atleti se desinfló.

Morata diputa un balón ante Sergio Ramos. (Efe)
Morata diputa un balón ante Sergio Ramos. (Efe)

Vincius estaba eufórico tras el partido. Fue el revulsivo. Ha completado una de las mejores semanas con un buen gol en el partido de Copa del Rey contra el Zaragoza en La Romareda. Ha sido decisivo en el derbi. Zidane puede estar contento de cómo reaccionó su equipo. Rectificó en el descanso con un doble cambio. Quitó a Kroos e Isco y metió a Lucas Vázquez y Vinicius. No funcionó el sistema de los cinco centrocampistas y rectificó para poner dos extremos que dieron profundidad y agresividad al juego. Fede Valverde, desaprovechado en la primera parte por jugar en la banda derecha, regresó al carril central. El uruguayo hace más daño de interior. El Madrid se recompuso con un fútbol que hacía daño por los costados. Volvió a ser vertical sin Isco ni Kroos.

Fue la tarde en la que se vio la mejor versión de Vinicius. El aprendizaje va dando sus frutos. Tiene confianza y lee mejor el juego. Aprovechó la oportunidad en un gran partido y en un día que Gareth Bale y Rodrygo estaban en la grada. "Lucas y yo cambiamos el partido. Entramos muy bien. Zidane nos pide que juguemos de esta forma. Somos un grupo y hemos jugado muy bien. Voy a seguir trabajando como todos para seguir teniendo minutos. Ganar un derbi es muy especial. Agradecer a la afición su entrega", comentó tras el partido el joven brasileño.

El Real Madrid suma y sigue en una racha que ya acumula 21 partidos sin conocer la derrota. Desde que perdió en Mallorca, el 19 de octubre, está imparable. Deja al Atlético de Madrid a 13 puntos. Los de Simeone se estancan en la Liga. No han ganado los últimos cinco partidos. Desde la Supercopa de España en Arabia Saudí, los tres de Liga y la eliminación en Copa contra la Cultural Leonesa. Simeone tiene motivos para estar preocupado.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios