ADU QUIERE HIPOTECAR EL SUELO ANTES DE PAGAR

El cambalache que Bankia tiene que aceptar para que el Valencia culmine el plan Mestalla

ADU quiere que el Valencia CF le entregue la parcela del viejo estadio sin cargas para usarla como garantía de aval y poder cumplir el contrato. El problema es que ya tiene hipoteca de Bankia

Foto: El estadio actual de Mestalla, que ADU prevé demoler para hacer viviendas si cierra la compra con el Valencia CF. (EFE)
El estadio actual de Mestalla, que ADU prevé demoler para hacer viviendas si cierra la compra con el Valencia CF. (EFE)

La operación Mestalla, el plan del Valencia CF para desprenderse de su viejo estadio, liberar deuda y finalizar las obras del nuevo coliseo de Nou Campanar, va acercándose a sus plazos límites sin que ADU Mediterráneo, la cooperativa seleccionada por el club para venderle las parcelas, tenga todavía cerrada la financiación necesaria para desatascar el proyecto. El club propiedad de Peter Lim quiere comenzar la temporada 2022-2023 en el estadio nuevo y tratar de congraciarse con una afición con la que mantiene una compleja relación, repleta de altibajos y desconfianzas a raíz de decisiones deportivas nunca bien comprendidas o explicadas, como la destitución de Marcelino García Toral como entrenador en septiembre del año pasado.

Ante la ausencia de otras ofertas a un precio suficiente, el Valencia optó por una fórmula en la que el futuro adjudicatario no llega con el dinero por delante, como podría haber sido un fondo de inversión a una gran promotora, sino que necesita ir cumpliendo hitos para lograr el respaldo bancario necesario para financiar su plan. ADU ha ofertado más de cien millones de euros por los terrenos que albergan el viejo estadio en los que pretende construir 414 viviendas. Pero para poder firmar el próximo 31 de marzo con la sociedad anónima deportiva (SAD) el primer contrato privado de compraventa, ADU debe cumplir dos importantes requisitos: tener comprometidas al menos el 70% de viviendas y obtener un aval bancario que permita al Valencia CF asegurarse la venta en un plazo de dos años y reiniciar las obras del nuevo recinto.

Los impulsores de la propuesta elegida, liderados por el presidente de Concovi, Juan Casares, y el de ADU, José Luis Santa Isabel, informaron este viernes en rueda de prensa que son ya 96 (de 414) las viviendas "bloqueadas" y comprometidas. Confían en que a final de mes el número de cooperativistas que hayan firmado los contratos y desembolsado o entregado el pagaré por los primeros 30.000 euros a cuenta representen ya más de 100 millones de la inversión prevista (unas 120 viviendas). A ese ritmo, si nada se tuerce, es probable que ADU logre llegar a marzo con el umbral necesario de pisos reservados y señalizados, que se sumará al acuerdo que ya tiene con la mercantil Edificios Mestalla para venderle las parcelas terciarias por 25 millones.

El proyecto de viviendas Acequia de Mestalla y el presidente de ADU Mediterráneo, José Luis Santa Isabel.
El proyecto de viviendas Acequia de Mestalla y el presidente de ADU Mediterráneo, José Luis Santa Isabel.

La clave de que la operación se cierre o no va a estar en si, además de la garantía de los pisos, arranca también el aval bancario que entregará al Valencia por el conjunto de la venta. Esta segunda garantía permitiría al club negociar nueva financiación para acabar el coliseo de Nou Campanar y planificar el traslado con el salvavidas de que cobrará lo prometido aunque ADU sufra retrasos o problemas en su proyecto. Los aspirantes han iniciado contactos con el Santander, CaixaBank, Sabadell o BBVA para tratar de cerrar el plan de financiación. Pero para obtener el aval no será suficiente el listado de futuros compradores (algunos medios han publicado que hay futbolistas que han hecho reservas). Casares admitió a preguntas de los periodistas que su objetivo es que el Valencia entregue en junio o julio, una vez iniciado además el trámite municipal de reparcelación y estudio de detalle, la parcela de Mestalla libre de cargas para poder hipotecarla con una entidad financiera y que esta preste el aval.

Nada de esto será posible si en la ecuación del acuerdo no entran Bankia y, en menor medida, CaixaBank. El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri es el principal acreedor del club valencianista. Tiene más de 100 millones de euros garantizados con una hipoteca sobre el estadio, al igual que otro crédito de algo menos de 30 millones con la entidad de Jordi Gual. Es decir, para entregar el suelo libre de cargas, el Valencia tiene que convencer a Bankia de que renuncie a la principal garantía de cobro de su deuda pendiente. "Eso solo se puede hacer hacer levantando la garantía y cambiándola por otra (véase, el nuevo estadio, o un aval bancario que Bankia pueda ejecutar si no le pagan. El Valencia tendrá que levantar la hipoteca de Mestalla y pagar a Bankia o darle otra garantía que les deje igual de cómodos", señalan fuentes financieras que creen que el banco participado por el Estado sí aceptaría una fórmula de este tipo para desastascar la operación.

Fuentes conocedoras de las negociaciones señalan que el Valencia está negociando un crédito puente con Bankia que permitiría solventar la transición en el cruce de garantías. Al tiempo, ADU quiere que el Ayuntamiento se implique en los trámites de la reparcelación, para asegurarse que no habrá después problemas de índole urbanística que le impidan acometer las obras. Desde el consistorio, el área de Urbanismo bajo el control de la la vicealcaldesa, la socialista Sandra Gómez, se muestra receptiva, pero ha lanzado también el mensaje al club de que debe reactivar las obras de Nou Campanar y cumplir con las compensaciones que establece la Actuación Territorial Estratégica (ATE) para la Administración local. A su vez, ha traslasado a ADU con la que se reunió esta semana, que debe presenta el estudio de detalle de la reparcelación (que equilibra los usos privados y públicos) antes de 28 de febrero y ceñirse a los requisitos y normas urbanísticas necesarias para poder obtener luz verde.

Para ello, ADU ha tenido que sumar al equipo de arquitectos liderado por el despacho de Ignacio Pombo al urbanista Gerardo Roger, un histórico urbanista conocedor como pocos de los vericuetos de la tramitación administrativa.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios