LALIGA SEÑALA A AFE Y AFE SE DESMARCA...

Qué hay detrás de la candidatura de Iker Casillas a presidir el fútbol español (la RFEF)

Aganzo, presidente de AFE, y no Tebas, es quien está intentando convencer al cancerbero Casillas para plantar cara a Rubiales y la filtración de la noticia puede tener un efecto boomerang

Foto: Imagen de 2011 de Iker Casillas y Luis Rubiales. (EFE)
Imagen de 2011 de Iker Casillas y Luis Rubiales. (EFE)

El runrún llevaba tiempo en los mentideros futbolísticos. Corría de boca en boca, pero nadie se lo terminaba de creer y, por consiguiente, evitaba publicarlo. "¡Pero cómo va a ser Casillas presidente de la Federación!". Esta fue la reacción, tan generalizada como ingenua —¿acaso no es presidente Luis Rubiales?—. tras informar la COPE de que Iker podría presentarse como candidato a presidir la Federación Española de Fútbol (RFEF). Cierto es que hace unos días, aprovechando la Supercopa de Arabia, a Rubiales casualmente le preguntaron por el rumor. "Lo de Iker no me ha llegado", aseguró el actual presidente de la RFEF, para añadir que "ha sido un portero espectacular y en cuanto a gestión no conozco su experiencia. Cualquier español que quiera presentarse puede hacerlo. Si reúne los avales y quiere...".

Sin embargo, Rubiales no dejó pasar la ocasión —evidentemente, orquestada— para avisar a Casillas de que "yo me voy a presentar y voy a ganar", para a continuación volver con la cantinela de siempre: "Lideramos la transparencia a nivel mundial. Pasamos de 2,7 puntos a 10". La intención del conocido ya como Rubiales de Arabia es convocar elecciones en la segunda quincena de marzo, antes de los dos próximos amistosos de la Selección, y sabe que si Casillas presenta su candidatura, no solo ya no será automáticamente reelegido presidente hasta 2024, sino que tendrá un duro competidor dado el tirón mediático de Iker.

[De las mentiras a las traiciones: Tebas, al rescate de Aganzo... ¿para controlar AFE?]

Lo curioso es que los mismos que se lanzaron a informar sobre la posible candidatura de Casillas a la presidencia de la RFEF aseguraron que detrás se encuentra la mano de Javier Tebas, lo cual sabido es que siempre se utiliza como arma arrojadiza desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Vincular a Casillas con Tebas es fácil, pues el guardameta fue nombrado primer embajador ‘Icon’ de LaLiga. Además, el recientemente reelegido presidente de patronal del fútbol español no solo es el gran enemigo de Rubiales, sino también de Florentino Pérez. La misma táctica se ha utilizado en varias ocasiones con Miguel Cardenal, el ex Secretario de Estado para el Deporte, a quien de vez en cuando se le coloca sin fundamento alguno, solo el de desestabilizar, como candidato a la presidencia de la RFEF. O en su día con Jorge Pérez y más tarde incluso con Juan Luis Larrea. Claro que en el caso de Casillas hay una parte de verdad, pero no vinculada, al menos directamente, con Tebas.

Tal y como desvelamos en El Confidencial el pasado mes de agosto, desde la RFEF se fraguó un motín para desbancar a David Aganzo de la presidencia de AFE a través de una moción de censura organizada por diferentes miembros de su Junta directiva, además de empleados y ex empleados afines a Rubiales. La sombra del presidente federativo y ex presidente del citado sindicato es tan alargada que pocos dudaron de su implicación. "Nosotros pusimos a dedo a David Aganzo; no está capacitado", afirmó en el diario AS el vicepresidente y director deportivo de la AFE, Jesule, en respuesta a las acusaciones de su presidente en el mismo medio.

Iker Casillas, junto a Javier Tebas, cuando el presidente de LaLiga le hizo embajador. (EFE)
Iker Casillas, junto a Javier Tebas, cuando el presidente de LaLiga le hizo embajador. (EFE)

Como también informamos en El Confidencial, Tebas, consciente de la escisión producida en AFE, habló con su presidente para conocer de primera mano qué es lo que estaba pasando y, de paso, ver si podía aprovechar el río revuelto para pescar en un caladero de Rubiales. Fue entonces cuando Aganzo le comentó al presidente de LaLiga que tenía previsto presentar a un futbolista a las próximas elecciones de la RFEF, con el objetivo de intentar desbancar a su ex amigo Rubiales. ¿Y quién era ese futbolista? Pues, efectivamente, Casilas, a quien el presidente de AFE está intentando convencer de que dé el paso y el todavía guardameta del Oporto no lo dará hasta estar totalmente convencido.

"Como presidente del sindicato de futbolistas, me gusta que haya un futbolista en la presidencia de la Federación", dijo este jueves Aganzo a Marca, como si solo existiera AFE —y no Futbolistas ON— y sin decir nada en contra de Rubiales. Al contrario, nada de mojarse públicamente: "Iker es una persona a la que conozco desde hace más de 30 años y que ama el fútbol, al igual que Luis Rubiales. "Además, creo que democráticamente es bueno que haya más de una opción a la presidencia de la RFEF o de cualquier otro organismo u organización", añadió el presidente de AFE, a quien en cambio le molesta que haya más de un sindicato. Por cierto, a Aganzo le esperan unas semanas de juzgados, pues varios ex trabajadores le han demandado por 'mobbing', aunque esto no es lo peor que le espera de aquí en adelante...

La RFEF es un polvorín

Como si de un 'déjà vu' se tratara, esto escribía en este mismo medio Javier G. Matallanas en agosto de 2017, después de que la RFEF saltara por los aires con la detención de Ángel María Villar: "En esos juegos palaciegos, el Gobierno sigue apostando por poner al frente del fútbol a Luis Rubiales, como marcaba la hoja de ruta aprobada por todos, Villar incluido, antes del tsunami de la operación Soule (...) Pero hay un nombre que viene sonando hace tiempo, el de Iker Casillas. La figura del mejor portero de la historia de la Selección y del Real Madrid ha vuelto a emerger como posible gran futuro presidente de la RFEF (...) No será sencillo y pueden suceder muchas cosas en estos meses de zozobra y sorpresa de la RFEF, pero la vía Casillas es una posibilidad que se está planteando (...) Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos. Pero quédense con el titular: Iker Casillas, presidente de la Real Federación Española de Fútbol. Suena muy bien".

De este modo, dos años y medio después las cosas, lejos de mejorar, han empeorado en la RFEF. Y de manera muy especial estos dos últimos días, con la noticia que llegaba desde Valencia (vergonzosamente tapada por los medios) de que un juez de lo penal va a sentar a Luis Rubiales en el banquillo de los acusados por pegar y lesionar a una mujer y la salida este jueves de Ana Muñoz, vicepresidenta de integridad de la RFEF, así como la destitución de los tres miembros de la Sección de Ética, Manuel Villoria Mendieta (presidente) y los vocales Araceli Mangas Martín y José Luis Pérez Triviño, si bien los dos vocales citados habían presentado previamente su dimisión. Sobran comentarios, ¿verdad?

La vueltas que da la vida: los mismos que acusaron a Futbolistas ON de ser el sindicato de Tebas, ahora están detrás de la candidatura a la presidencia de la RFEF de Casillas para hacer frente a Rubiales y, por tanto, directa o indirectamente, apoyar a Tebas. Eso sí, en contra de lo que se buscaba filtrando que quien impulsa la candidatura de Iker a la RFEF es el presidente de LaLiga, la noticia tuvo un efecto boomerang. Al menos socialmente, pues en una encuesta hecha por Marca.com, el 94% de los usuarios quiere a Casillas en el cargo antes que a Rubiales. El problema es que para llegar a la presidencia federativa lo que importa son los votos de quienes tienen derecho a ejercerlos, aunque no duden de que si Iker se anima y se presenta, habrá partido, siempre y cuando el juez de Valencia se lo permita jugar a Rubiales...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios