los planes del seleccionador

La energía de Luis Enrique y por qué quiere ver a Isco en el Barcelona-Real Madrid

El seleccionador tiene ganas de recuperar un jugador del talento y la experiencia de Isco. Luis Enrique quiere estar en el Camp Nou después de 20 días frenéticos en los que no ha parado

Foto: Luis Enrique, durante el sorteo de la Eurocopa de 2020. (EFE)
Luis Enrique, durante el sorteo de la Eurocopa de 2020. (EFE)

Estará en el Camp Nou. Luis Enrique asistirá al Clásico. No quiere perder detalle del partido más esperado entre el Barcelona y el Real Madrid, donde tiene a varios futbolistas que entran en sus planes y alguno de ellos que desapareció durante la época de su antecesor, Robert Moreno. Es el caso de Isco. El madridista encaja en el proyecto del seleccionador y su regreso coincide con las oportunidades que ha tenido con Zidane. Isco juega más y lo ha hecho, de inicio, en partidos importantes. Con continuidad. Contra el Paris Saint-Germain en el Bernabéu fue la sorpresa del entrenador del Real Madrid en el once y tuvo una actuación destacable. Zidane valoró las soluciones que aporta y lo utilizó para tener superioridad en el centro del campo y generar desequilibrio entre las líneas. Una buena noticia para Luis Enrique.

El seleccionador tiene ganas de recuperar un jugador del talento y la experiencia de Isco. Pero quedan todavía tres meses para que lleguen los siguientes amistosos, en el mes de marzo, y conocer cuáles son las convocatorias del técnico asturiano. A Isco lo ha vuelto a poner en el radar de los importantes. Fue una de sus apuestas cuando se hizo cargo de la Selección. Lo considera un jugador que puede marcar las diferencias por calidad y experiencia. Destaca que tiene algo especial. Pero Isco tiene que seguir jugando con regularidad, como lo está haciendo en los últimos partidos con Zidane, y el Clásico es una cita importante para seguir dando más argumentos a Luis Enrique.

El seleccionador no para en las últimas semanas. Está activo desde el mismo día que anunció su regreso en una comparecencia con polémica, en la que dejó claro lo que no le gustaba de Robert Moreno. Luis Enrique vuelve a parecerse a ese profesional que trabaja con tesón, contagia ambición, seguridad y tiene la ilusión con la que llegó al cargo. Frenada desde el día (26 de marzo) en que tuvo que abandonar la concentración en Malta por la enfermedad de su hija y su posterior fallecimiento. Los últimos 20 días de Luis Enrique han sido frenéticos. Desde que se volvió a presentar ante la prensa y firmó un nuevo contrato hasta el Mundial de Qatar de 2022, son los de un profesional que transmite ganas de ver mucho fútbol en los estadios y poner en marcha el seguimiento de los internacionales que entran en sus planes.

Luis Enrique, con Isco, Ceballos y Marco Asensio, en un entrenamiento de la Selección. (EFE)
Luis Enrique, con Isco, Ceballos y Marco Asensio, en un entrenamiento de la Selección. (EFE)

La pasión cuando habla de fútbol

No ha parado desde el 27 de noviembre. Reuniones con Luis Rubiales y Francisco José Molina, viajes (estuvo en el sorteo de la Eurocopa), organización de los amistosos del mes de marzo y el último en junio, la concentración en Madrid durante la Eurocopa, las normas (no cambiarán respecto a lo que ya se conocía de su anterior etapa y seguirá sin dar entrevistas personales), partidos de fútbol e, incluso, aceptó la invitación del presidente para estar en la asamblea de la federación. El Clásico es su próxima gran cita, el regreso al Camp Nou como seleccionador, donde sigue su hoja de ruta.

"Luis Enrique ha vuelto con más fuerzas que nunca. Si le va bien, el resto vamos a ser más felices", confirmó Rubiales en la gala del fútbol asturiano. Después de unos meses muy duros para un padre y una familia que perdió a una hija, se han encontrado a un Luis Enrique que llega con las pilas cargadas y tiene una permanente sonrisa. Transmite pasión cuando habla de fútbol, jugadores, sistemas de juego y participa en la organización para que todo esté planificado de cara a la Eurocopa que se disputa entre el 12 de junio y el 12 de julio. España va a jugar tres partidos amistosos. Holanda (en Ámsterdam) y Portugal (en el Wanda Metropolitano) en el mes de marzo. El último será en Santander contra Lituania (9 de junio).

Luis Enrique ha decidido que el cuartel general sea Las Rozas y desde ahí desplazarse a los partidos. La primera fase es en Bilbao, en el nuevo San Mamés, donde la Selección se enfrentará a Suecia (15 de junio), Polonia (20 de junio) y un rival por definir (24 de junio) de las eliminatorias que disputan Bosnia y Herzegovina, Irlanda, Eslovaquia e Irlanda del Norte. En estos últimos 20 días no ha estado quieto y su presencia en el Clásico es otra de las buenas noticias que destacan en la federación. Aquí no solo podrá seguir de cerca a Isco, el recuperado por Zidane y en los planes de Lucho, sino también a su capitán, Sergio Ramos, a Busquets, Jordi Alba, Carvajal, Sergi Roberto… "Es el mejor. Nuestro líder", le define el presidente Luis Rubiales en privado y en público.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios