SU FAMILIA LE SALVÓ LA VIDA

Soldado: "Alguien debería haberme dado una bofetada cuando estaba en el Madrid"

El delantero reconoce que la fama le pilló muy pronto en su vida y que no se comportó como un profesional debería haberlo hecho

Foto: Roberto Soldado, en 2008, cuando pertenecía al Real Madrid (EFE/Chema Moya)
Roberto Soldado, en 2008, cuando pertenecía al Real Madrid (EFE/Chema Moya)

No es fácil encontrar a un futbolista de élite que reconozca los errores que ha cometido en su carrera. Sin embargo, siempre hay excepciones y Roberto Soldado se ha convertido en una de ellas en una entrevista concedida a 'The Guardian' en la que se ha sincerado de manera brutal, explicando detalles de su vida que explican por qué se quedó siempre a las puertas de ser un crack.

El hoy jugador del Granada recuerda su paso por la casa blanca, coincidiendo con la época de los ‘galácticos’, y no pone paños calientes: "Yo era un niñato. Había jugadores como Figo, Zidane o Raúl que eran súper profesionales, pero me fijaba en otros... Seguí lo que no debería haber seguido. Ahora peso siete kilos menos que en el Real Madrid: veo fotos mías y me siento avergonzado".

Soldado, nacido en Valencia hace 34 años, llegó al primer equipo procedente de las categorías inferiores del Madrid, pero reconoce que la fama se le subió muy pronto a la cabeza: "Cada uno debe asumir su responsabilidad, saber qué es apropiado, qué no lo es y dónde están los límites. Salía pensando que era más grande que Beckham. No estaba mentalmente preparado, mi cabeza no estaba lista".

Su familia, al rescate

Soldado se sincera abiertamente en la entrevista y asegura que hubiera necesitado un toque de atención en cualquier momento: "Es difícil, me gustaría haber tenido la oportunidad de jugar para ese Madrid al cien por cien. Miro hacia atrás y pienso: ¡qué niñato era! Alguien debería haberme agarrado, dado una bofetada y decirme: "¿qué estás haciendo?".

Ahora peso siete kilos menos que en el Madrid: veo fotos mías y me siento avergonzado

Porque el delantero nunca se comportó como un futbolista de élite durante esa etapa: "No me cuidaba, comía demasiado. Ahora miro las fotos y pienso: ¿cómo iba a jugar con los galácticos en esa forma física? Si me hubiera cuidado mejor y hubiera tenido madurez, tal vez habría tenido más oportunidades. Esa idea me persigue".

Eso provocó que tomara decisiones que le marcaron profesionalmente: "A los 17 ó 18 años, alguien decía a la 1 de la madrugada: ¿por qué no vamos a tomar una copa? Y yo era el primero en prepararme para salir. El Madrid contactó con mis padres y mi padre se cogió un permiso en el trabajo de dos años para venir a Madrid y establecer los límites".

Soldado disfruta ahora en el Granada (EFE/Pepe Torres)
Soldado disfruta ahora en el Granada (EFE/Pepe Torres)

A partir de ahí las cosas mejoraron, pero ya era tarde para triunfar en el Real Madrid: "Después de eso, me mudé a vivir con un amigo que ahora está aquí en el Granada. Era más concienzudo que yo. Y fue en ese momento cuando conocí a mi esposa, que lo resolvió todo". La aparición de la que hoy es su mujer supuso un antes y un después en su vida.

Es consciente de que sus padres primero y mujer, después, han sido las personas que le han permitido poder alargar su carrera futbolística: "Sabía que había ido demasiado lejos, que había sobrepasado el límite. Conocí a mucha gente por salir, pero ellos podían llevar esa vida porque no eran futbolistas, no tenían que jugar en el Madrid. Afortunadamente, mis padres y mi esposa estaban allí para ponerme en el camino correcto. Hicieron un buen trabajo".

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios