quiere jugar el clásico

Así sale Bale de su burbuja en el Real Madrid y cómo quiere acabar con los pitos

El galés se ha recuperado rápido de una lesión en la pierna izquiera y quiere jugar el Clásico. Está haciendo esfuerzos por integrarse mejor en el vestuario

Foto: Gareth Bale, durante el Real Madrid-PSG de la quinta jornada de la Champions League. (EFE)
Gareth Bale, durante el Real Madrid-PSG de la quinta jornada de la Champions League. (EFE)

Ha sido una recuperación milagrosa. Tratándose de Gareth Bale, es para dar palmas, porque es un jugador con fama de frágil que mira mucho por su salud y tiene miedo a correr riesgos. El galés quiere una segunda oportunidad y se ha recuperado en tiempo récord de un edema en el bíceps femoral en la pierna izquierda que le impidió estar en el último partido de Liga contra el Espanyol. En el Madrid, se temían que se prolongara la baja en la recta final de año y con un calendario exigente, pero el galés quiere recuperar el terreno perdido.

Bale se acerca a Zidane y está con otra actitud desde que se generó la polémica con la famosa bandera de la 'mofa' (Galés. Golf. Madrid). La reacción del futbolista ha sido dar explicaciones dentro del vestuario y al entrenador sobre un hecho que le afectó. El Bernabéu pitó con fuerza al galés en su regreso, después de vaciarse con su selección, y esos abucheos, aunque parezca que no le duelen, hacen daño. Los pitos solo se combaten con el apoyo y la comprensión de los compañeros y Zidane. Y esto es lo que ha hecho Bale, acercarse al grupo y dar algo más que los buenos días a Zizou.

El primer paso que dio Bale para salir de su burbuja fue acudir la semana pasada a la cena de la plantilla. Era la primera vez que el galés hacía grupo y los jugadores se lo agradecieron y quitaron tensión a su situación. Le regalaron un palo de golf y se sucedieron las bromas. Bale necesitaba sentir el cariño y la comprensión del grupo. Tiene un buen apoyo en Luka Modric. Su mejor amigo. Su confidente. Llevarse bien con el croata es importante porque es, a su vez, uno de los que más escucha el capitán Sergio Ramos. Modric siempre da la cara por Bale y en esta ocasión, en el peor momento del galés en el Madrid por no entrenar ni jugar prácticamente en el mes de noviembre, ha sido un balón de oxígeno.

En el tiempo que ha estado de baja, el equipo ha ido experimentando una progresión notable y ha alcanzado una inercia ganadora. Los más veteranos le han dicho que se suba al carro. Está a tiempo. Tiene que ser consciente de que es bueno que se implique y demuestre compromiso, porque es la única manera de que el Bernabéu le perdone. En esta sintonía está Zidane. El entrenador ha demostrado que es capaz de poner a Rodrygo en el once antes que otro peso pesado. Pero también ha dado la cara por Bale en diferentes ruedas de prensa y eso ha gustado al galés. También a su agente, Jonathan Barnett. Sobre todo cuando en una de las últimas comparecencias le preguntaron si le iba a prohibir jugar al golf y Zizou dijo que no e insistió en que sus decisiones solo responden a criterios deportivos.

Zidane también colabora, dentro de su parcela, para que Bale salga de su burbuja y se suba a este Real Madrid que compite mejor por la Liga y tiene una baja sensible: la de Eden Hazard. Quiere que se sienta partícipe de la recuperación del equipo después de estar contra las cuerdas en la derrota en Mallorca y el 'match ball' en Estambul contra el Galatasaray.

La mejor noticia que le ha dado Bale a su entrenador es decirle que no le duele el bíceps y que quiere reengancharse a la dinámica positiva. Viaja a Brujas, quiere estar en Valencia y ponérselo difícil cuando tenga que elegir el once del Clásico. Una excelente noticia, sobre todo, para Florentino Pérez y los directivos, que también se llevaron las manos a la cabeza con la pitada del Bernabéu a Bale y las posibles consecuencias para el jugador. El galés ha reaccionado de la mejor manera y ahora le toca hablar en el campo. Tiene, al margen de la cita de este miércoles contra el Brujas, dos grandes exámenes: Valencia y Barcelona. Ahí es donde puede cambiar los pitos por aplausos y compensar a sus compañeros, al entrenador y la directiva por la paciencia que han tenido con él en el último mes y medio.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios