el malagueño ve la luz

El giro radical de Isco y cómo presume Zidane en el Real Madrid

Zidane se jacta de conseguir que jugadores como Marcelo, Isco, Modric y Kroos estén recuperando un alto nivel. El malagueño pasa de estar marginado a ser importante

Foto: Isco choca la mano de Zidane en el partido de Liga contra el Celta en Balaídos. (Efe)
Isco choca la mano de Zidane en el partido de Liga contra el Celta en Balaídos. (Efe)

Isco se mantiene en el once de Zidane. Después de ser la sorpresa en el partido contra el Paris Saint Germain vuelve a repetir en el encuentro contra el Alavés en Vitoria. Un equipo en el que hay cambio en la portería (juega Areola), entra Eder Militao (el defensa más caro de la historia del club) y empieza de inicio Bale (se aprovecha de la lesión de Hazard). A Isco no se le olvidan unas palabras de Solari a principios del mes de marzo. "Para jugar hay que ponerse primero en forma física y luego la forma competitiva. Es inexorable", comentó públicamente el ahora embajador del Real Madrid. Solari se puede volver a cruzar con Isco por el Bernabéu desde que Florentino Pérez ha decidido que el argentino tiene una nueva función dentro del club. Lo normal es que se eviten un tiempo porque la relación acabó fatal.

El malagueño quedó marginado con las declaraciones de Solari (sus argumentos tendría para hacerlas y no contar con él) y pusieron en un brete al club. ¿Qué hacemos con Isco? Fue una de las cuestiones que se le trasladó a Zidane. El técnico francés fue tachando los que no le servían (Marcos Llorente, Kovacic, Ceballos y los cedidos Odegaard y Kubo) y decidió quedarse con Isco, a sabiendas de que el futbolista estaba señalado por su falta de profesionalidad y mal comportamiento. ¿Qué dirá Solari al ver a Isco en el once contra el Paris Saint Germain? Nada. Calla.

El argentino, embajador y cercano a Florentino, elige no opinar sobre este asunto. Señaló a Isco como uno de los culpables de su despido del Real Madrid y comprueba cómo Zinédine Zidane tiene otras pautas para gestionar al malagueño. Con el riesgo de que se le echen encima los aficionados y dirigentes que no entendieron la alineación del entrenador francés en el partido contra el Paris Saint Germain. A ZZ le cayó de todo con la sorpresa de meter al malagueño en el once. Fue de lo más comentado antes del partido y se calificó de experimento, ataque de entrenador y locura. No es la primera sorpresa o 'disgusto' que da Zidane dentro del club. El asunto de Isco se une a los dos partidos seguidos que lleva Vinicius en la grada (Real Sociedad y PSG). El brasileño, fastidiado, por no ser una decisión cualquiera. ZZ considera que Bale y Rodrygo son mejores. Su situación puede cambiar con la lesión que tendrá de baja a Eden Hazard durante las dos próximas semanas.

Zidane da instrucciones en el partido contra el PSG. (Efe)
Zidane da instrucciones en el partido contra el PSG. (Efe)

Isco recibe un espaldarazo de Zidane en un momento oportuno para recuperar el crédito pérdido y engancharse a ese sueño que veía imposible de poder jugar la Eurocopa. Su situación puede dar un giro con el regreso de Luis Enrique. Pero aquí el que presume es Zidane. Está convencido de que no se ha gestionado con inteligencia los problemas que tenía Isco. Se la jugó con el malagueño en la Champions. Darle la titularidad en un partido de la dimensión como el del PSG y por delante de Modric (el croata brilló en el anterior partido contra la Real Sociedad) era una apuesta de riesgo. Cambiar el sistema para jugar con cuatro centrocampistas y que uno de ellos fuera un futbolista que no tiene el ritmo de competición y no era titular desde la derrota en Mallorca dice mucho de la confianza que tiene Zidane en Isco.

La medalla que se pone ZZ

Zidane se jacta de conseguir que jugadores como Marcelo, Isco, Modric y Kroos estén recuperando un alto nivel. Ha subido el rendimiento de todos cuando había dudas de que pudiera conseguirlo y se le criticaba por seguir con la 'vieja guardia'. El once que puso contra el PSG solo tenía una cara nueva con respecto al de la temporada pasada. El único fichaje que empezó de inicio fue Hazard. Con tocar la tecla de Fede Valverde, acompañante de Casemiro en el oscuro trabajo en el centro del campo, y reforzar su confianza en Isco, consiguió un empate con sabor a triunfo. "Ha sido un partidazo y seguimos creciendo. Firmo jugar así todos los días. Isco ha jugado entre líneas y lo ha hecho muy bien", dice ZZ para reivindicar su trabajo después de los palos que le han caído de fuera y dentro del club. Se le criticaba de no saber a qué juega el equipo.

Ha recuperado la regularidad y el equipo vuelve a ser fiable. Encuentra una dinámica ganadora que va acompañada de buen juego y la toma de decisiones que se le podían volver en su contra. Lo sabe, pero está acertando. Confía en Isco porque el malagueño tiene talento, experiencia, una actitud profesional y el propósito de aprovechar cada minuto que le dé el entrenador francés. Lo que sucedió la temporada pasada con Solari resultó desagradable y le dejó marcado a ojos de los aficionados y en el club. La ocasión de jugar contra el Paris Saint Germain la aprovecha para hacerse visible y le sirve a Zidane para quitarse esa fama que le persigue de gestor por encima de entrenador táctico. Zidane presume, pese al empate por dos malos minutos, de haber sido superior en juego y en el planteamiento de la pizarra con un equipo más equilibrado, con posesión y generador de ocasiones de gol. Es la medalla que se pone a sí mismo el entrenador del Real Madrid para cuando vengan los malos tiempos se recuerde lo bueno.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios