el regreso al puesto de trabajo

La hoja de ruta de Luis Enrique y el lapsus con Robert Moreno (preparador físico)

Tuvo un lapsus: "El preparador físico será Robert Moreno". Es un Luis Enrique ilusionado y más delgado. Como él mismo declara, que acaba de firmar un nuevo contrato hasta Qatar 2022

Foto: Luis Enrique, este miércoles en Las Rozas. (Reuters)
Luis Enrique, este miércoles en Las Rozas. (Reuters)

Luis Enrique regresa al cargo de seleccionador con las energías renovadas y hablando claro. Directo, vital y sin rodeos ha detallado el motivo por el que no cuenta con Robert Moreno en su regreso a la Selección. Su comparecencia, de casi 50 minutos, da luz a muchas interrogantes que estaban en la calle. Y deja una anécdota cuando se refiere a la composición del staff y tuvo un lapsus: "Sigue Robert Moreno como preparador físico". Es un Luis Enrique ilusionado y más delgado. Como él mismo declara, que acaba de firmar un nuevo contrato hasta el Mundial de Qatar 2022. "Me gustan los contratos cortos, pero si no estoy a la altura no quiero ser un impedimento para la Federación", ha dicho en presencia de Luis Rubiales, el presidente, y José Francisco Molina, el director deportivo. Una comparecencia con frases demoledoras.

Está recuperando la normalidad con la cercanía de los amigos, la práctica de mucho deporte y tiene la necesidad de volver a estar activo con el fútbol. Elegirá el momento adecuado para recuperar la rutina en el trabajo del día a día y empezar a viajar a Madrid, con más frecuencia, para estar en la sede de la Federación. Puede que no sea con regularidad hasta principios de enero. No hay prisas. Ni para Luis Rubiales ni para Luis Enrique, que se habían marcado como fecha de inicio para el regreso las primeras semanas del nuevo año. La salida traumática de Robert Moreno y el revuelo provocado podrían variar algunos asuntos en la hoja de ruta. En cualquier caso, Luis Enrique tiene libertad y la última palabra para decidir cuándo y cómo se incorpora definitivamente a su puesto de trabajo.

Lo más inminente es el sorteo de la Eurocopa (día 30 de noviembre) en Bucarest. El presidente de la Federación deja vía a 'Lucho' para que decida si quiere viajar a la cita o posponer su aparición pública. La incorporación se hará con la naturalidad de un entrenador que tuvo que aparcar sus funciones y las quiere retomar con ilusión y tranquilidad. Su equipo de trabajo no variará y el segundo entrenador será Jesús Casas, un profesional de confianza, dentro del mismo cuerpo técnico a excepción de Robert Moreno. Se puede dar la circunstancia de que el 'redebut' de Luis Enrique sea en el estadio Santiago Bernabéu, si no lo impiden las obras, para disputar el primer partido amistoso antes de la Eurocopa en el mes de marzo. Será contra Alemania, un rival para empezar a calibrar el nivel de España. La segunda cita ya será fuera de España contra Holanda en Ámsterdam.

La postura en la Federación Española de Fútbol es mirar al futuro. Pasar página con Robert Moreno y retomar el proyecto que quedó interrumpido con el trágico suceso del fallecimiento de la hija de Luis Enrique. Luis Rubiales celebra la vuelta del entrenador que considera su verdadera apuesta después del agitado Mundial de Rusia en el que el presidente quedó señalado por el despido de Julen Lopetegui y el parche de colocar a Fernando Hierro en el banquillo. No ha tenido suerte con los entrenadores. Rubiales y Molina planifican con Luis Enrique una Selección que sea más competitiva en todos los sentidos y que recupere la identidad de un equipo ganador.

La pasión de Rubiales con Luis Enrique

Con Robert Moreno existían dudas, pese a que Rubiales elogiara su trabajo en la conferencia de prensa del lunes. No se tenía la seguridad de que el estilo hubiera sufrido una evolución ni las garantías de que en enfrentamientos con rivales de mayor entidad se pudiera ofrecer una respuesta solvente. La desconfianza surgió con los encuentros disputados contra Noruega y Suecia, con dos empates en los que se sacaron conclusiones más negativas que positivas. La irregularidad en el juego, un equipo sin tener una estructura base, cogido entre alfileres y unos jugadores confundidos que parecían peores de lo que son.

"Me ha gustado la Selección. No va a ver muchas cosas diferetes. Sí algunos matices. La idea va a ser la misma y, eso sí, intentaré que sea mejor", confirma Luis Enrique cuando se refiere a los asuntos deportivos de un proyecto que empezó y quiere darle continuidad. "Vuelvo a casa y es un día especial para mí", dice el entrenador asturiano. Reconoce que ha tenido una oferta de un club, pero su sueño es hacer algo importante en la Selección.

El mensaje de los dirigentes de la Federación es claro cuando se refieren a las diferencias que hay entre Luis Enrique y Robert Moreno. “Sin desmerecer a nadie…”, dijo Luis Rubiales en la extensa rueda de prensa del lunes. A su lado estaba el director deportivo, Molina, para dejar claro que no es lo mismo que entrene la Selección Luis Enrique que Robert Moreno. Rubiales fue tajante. “Luis Enrique es el líder”, categorizó el presidente con la intención de que el técnico asturiano, en su papel de espectador, comprobara el apoyo incondicional. En su domicilio, Luis Enrique corroboró cómo Rubiales hablaba con él con pasión y sin límite de tiempo para responder cualquier pregunta de los periodistas.

El cargo de seleccionador está hecho a la medida de Luis Enrique y en Luis Rubiales ha encontrado a un presidente con el que se identifica por ese espíritu combativo para enfrentarse a los problemas. Ya se lo demostró cuando fue a buscarle tras el fiasco del Mundial y le dijo que era la prioridad. Tenía el gran deseo de que pusiera patas arriba la Selección y volviera a construir un equipo competitivo y, sobre todo, con carácter. Era una España venida a menos, en cuanto a estilo y personalidad, y en la que se buscaban medidas de choque. Un entrenador de perfil alto, carismático, exigente y que impusiera disciplina en el periodo de las concentraciones y su idea futbolística calara en los internacionales. Luis Enrique recogió el guante y ahora tiene que volver a ese punto y aparte en su carrera después de que en la Federación no hayan gustado ciertos comportamientos en los que se califica que Robert Moreno perdió la autoridad por hacer concesiones y disminuyó la tensión en el césped.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios