el club felicita a rodrygo

La incomprensión de por qué Gareth Bale no es feliz en el Real Madrid

Gareth Bale, a priori, lo tiene todo para ser feliz en el Real Madrid y entrar en la historia como uno de los jugadores que dejaron huella, pero su forma de ser lo está poniendo complicado

Foto: Gareth Bale con la camiseta del Real Madrid. (EFE)
Gareth Bale con la camiseta del Real Madrid. (EFE)

El Real Madrid felicita a Rodrygo por su debut con la Selección absoluta de Brasil en este parón de la competición y no sabe qué hacer con Gareth Bale. Rodrygo es el relevo generacional. En 52 días ha quemado diferentes etapas: el debut en la Liga con el primer equipo (25 de septiembre contra Osasuna) para salir y marcar un gol al minuto de estar en el campo. El debut en la Champions contra el Galatasaray (22 de octubre), su primer hat-trick de blanco (6 de noviembre), y el estreno con la Selección absoluta de Brasil (15 de noviembre) en el Superclásico contra Argentina. Lo que preocupa en el Real Madrid es la diferencia en el discurso de uno y otro. Rodrygo manifiesta emoción y da las gracias por jugar en el Real Madrid. Le da igual si tiene que hacerlo con el Castilla de Raúl o el primer equipo con Zidane. Demuestra tener un compromiso extra en labores defensivas cuando el equipo tiene una ‘final’ en la Champions contra el Galatasaray y acaba el partido fatigado. Bale calcula los tiempos para estar fresco y poder jugar con su Selección. Allí dice que se siente como si jugara con el equipo de su barrio y desconecta del Real Madrid.

[El calentón de Karim Benzema]

Lo tiene todo para ser feliz en el Real Madrid y entrar en la historia como uno de los jugadores que dejaron huella. En el museo del tanto de Mijatovic a la Juventus en la ’Séptima’ en Ámsterdam, el golazo de Zidane al Bayer Leverkusen en Glasgow, el ‘aguanís’ de Raúl en la Copa Intercontinental… está el de Gareth Bale al Liverpool en Kiev. Hay más: la galopada en la final de la Copa del Rey al Barcelona que deja atrás a Bartra, el cabezazo en la prórroga en la final de Lisboa contra el Atlético de Madrid… Pero Bale no es feliz. Preocupa en el Real Madrid cuando hace unas declaraciones en la concentración de la selección galesa que reabren la polémica. No entienden los directivos porqué Bale es una futbolista insatisfecho. Ingobernable. Produce un malestar en Florentino Pérez escuchar que uno de sus jugadores, una estrella, un futbolista que es una franquicia, se libera cuando está en su país de la presión que exige el Real Madrid.

No le falta nada en un club que no ha dejado de apostar por un futbolista señalado por su fragilidad, lesiones y un comportamiento sospechoso. Al que le falta liderazgo y ese compromiso de los futbolistas ‘top’. Debería sentirse tan orgulloso, agradecido y reconocido de estar en el club donde ha ganado Champions y mostrar el entusiasmo, por ejemplo, de Marcelo. El brasileño acaba de cumplir 13 años en el Real Madrid y presume en un vídeo institucional de ser feliz y estar en su casa. "Es lo mejor que me ha pasado en la vida", dice el brasileño. Un fichaje de Ramón Calderón que perdura con Florentino Pérez. Bale no transmite pasión ni alegría por jugar en el Real Madrid.

Gareth Bale, capitán de Gales. (Reuters)
Gareth Bale, capitán de Gales. (Reuters)

El problema de Gareth Bale

¿Cuál es el problema de Gareth Bale? ¿Cómo se puede solucionar? ¿Por qué el galés nunca ha sido feliz en el Real Madrid? Demasiados interrogantes surgen con un futbolista que transmite sensaciones y deja opiniones contradictorias. Espectacular cuando está sano y desenchufado cuando pierde la confianza. La falta de compromiso es lo que realmente preocupa en el Real Madrid. Que Bale se deje llevar. No se rebela. Ni siente que puede ser un jugador para marcar las diferencias en un proyecto que exige a los veteranos dar un paso adelante. Lo han dado Kroos y Benzema. Pelean Marcelo y Modric para engancharse y recuperar su mejor versión. Se suman Sergio Ramos, Carvajal, Casemiro, Lucas Vázquez o Isco para quitarse una espina clavada y corroborar esas palabras que se repiten dentro del vestuario: “El Real Madrid, volverá”. Pero se sigue echando en falta a Bale y se confirma lo peor cuando se le escucha decir que juega en el Real Madrid para cumplir con el contrato.

¿Culpable o víctima? No queda claro con Bale qué es lo que ha sucedido para que no se sienta feliz en el Real Madrid. Culpable por sus problemas de adaptación e idioma y víctima por las lesiones que le impiden jugar con regularidad. Con Bale no hay medias tintas. Le puedes amar por sus golazos y produce rechazo por irse del estadio sin ver acabar los partidos. Bale nunca ha sido feliz en el Real Madrid porque ha estado solapado por Cristiano Ronaldo, por las lesiones y porque tiene otra concepción del fútbol alejada a lo que necesita el Real Madrid. Bale huye de la presión, la exigencia y las obligaciones. No le gustan las tácticas ni los exámenes. Nunca entendió porqué Cristiano Ronaldo se obsesionaba con los goles, con los números, los registros por hacer historia y ser el mejor. El galés tiene otro concepto del deporte. Disfrutar no significa irse cabreado de un partido. Bale nunca ha pretendido ser el mejor de la historia ni marcar una época. Es otro tipo de futbolista o deportista.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios