el dolor del croata

La amargura de Rakitic en el Barcelona y por qué se desahoga con Jorge Valdano

Rakitic necesita contarle las penas a alguien que le entienda y le ayude. Lo está pasando mal y tiene la frustración de no comprender los motivos deportivos por los que ha dejado de jugar

Foto: Ivan Rakitic en un entrenamiento del FC Barcelona. (Reuters)
Ivan Rakitic en un entrenamiento del FC Barcelona. (Reuters)

Ivan Rakitic le dice a Jorge Valdano lo que no puede echarle en cara a Ernesto Valverde. Que está triste por haber dejado de jugar con regularidad en el Barcelona. "¿Cómo se siente mi hija cuando le quitan un juguete? Triste. Pues yo igual. Me han quitado la pelota y me siento triste", es el avance de la entrevista del polifacético Valdano en su programa donde mezcla el fútbol y la persona que lo practica (Universo Valdano). Un formato enfocado a la entrevista reflexiva, sincera y sin filtros. A Rakitic le sirve de terapia tener enfrente a una figura como Valdano que lleva la bandera del buen juego y seguro que, antes de la entrevista, le habrá dado su 'pésame' por una situación que en Barcelona se califica de extraña y para los más fans del croata, de injusta.

Rakitic necesita contarle las penas a alguien que le entienda y le ayude. Lo está pasando mal y tiene la frustración de no comprender los motivos deportivos por los que ha dejado de jugar. Los otros motivos son más profundos y tendrán que ver con las tensiones de un club que necesita hacer caja para cuadrar salarios. No caben todos ni tampoco se puede revisar los sueldos al alza. La versión de Josep María Bartomeu es tan válida como la de Rakitic. El presidente no querrá hipotecar las cuentas con un futbolista treintañero. El croata pide que no se mire la edad y sí el rendimiento. "No tengo 38 años. Tengo 31. Me siento en mi mejor momento. He dado mucho en cinco años y pico y quiero seguir disfrutando", le confiesa a Valdano un futbolista que solo ha sido titular en un partido de los 16 que se han disputado en lo que va de temporada.

De esto se trata cuando se sientan, cara a cara, Rakitic y Valdano. De hablar de fútbol, experiencias, tácticas, anécdotas, momentos brillantes que encumbran al entrevistado y abrir el corazón para que afloren los sentimientos. Rakitic ha encontrado con quién desahogarse. Lo hace con Valdano y con la prensa de su país. "Necesito jugar y no solo disfrutar de paseos por la ciudad y la playa", manifestó a principios de octubre en el diario '24sata'.

La llamada de Cristiano Ronaldo

El croata es un tipo educado, respetuoso y querido por los aficionados culés. Pero está amargado y se desahoga con Jorge Valdano en un momento donde el juego del Barcelona es irregular. Fuerte en el Camp Nou y frágil de visitante. Preocupante en la Champions, competición donde le han quitado la pelota (parafraseando a Ivan Rakitic). No ha tenido ninguna mala palabra o un comportamiento reprochable desde que tiene un papel irrelevante en el equipo. Lo extraño es el giro de su situación. Ha pasado de imprescindible a invisible.

Hay sospechas que, de ser ciertas, son peligrosas y dejarían en mal lugar al entrenador. ¿Ha recibido Ernesto Valverde presiones de la directiva para que Rakitic juegue lo mínimo posible? ¿Le está pasando factura al croata que no se fuera traspasado en verano como quería el club? Más adelante las podrá aclarar el croata porque tiene ganas de contarlo todo. Con Valdano se relaja y se abre para mostrar su impotencia y frustración. Suele funcionar el binomio de las entrevistas de un exjugador con un futbolista. Le sucedió a Roberto Carlos en unas polémicas declaraciones a Vitor Baia en un medio portugués. Rakitic habla de estar pasando por su peor momento.

El futuro de Ivan Rakitic puede estar en una salida en el mes de enero. Con la apertura del mercado de invierno retomará las ofertas que tiene y se replanteará si conviene poner fin a su etapa en el Barcelona. Le quedan dos años de contrato. Una de sus mejores salidas puede estar en el Inter de Milán de Antonio Conte. En el verano se interesó la Juventus y, según Rakitic (en '24sata'), le llegó a llamar Cristiano Ronaldo. Pero se echó atrás el club de Andrea Agnelli cuando el Barcelona pidió 50 millones de euros. La versión de Ernesto Valverde es otra en todo este asunto y se refiere a motivos deportivos. El fichaje de Frenkie de Jong aumenta la competencia en el centro del campo y el Txingurri pone por delante del croata a Busquets (pese a que le cambia con más frecuencia), Arthur, Arturo Vidal y Sergi Roberto.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios