el lateral de moda en europa

Los días difíciles de Achraf que ha superado junto a Alcácer (y su futuro en el Real Madrid)

El canterano del Real Madrid triunfa en Alemania después de superar una lesión delicada en el pie. Achraf recupera la confianza y madura con una novia 12 años mayor, con la que va a tener un hijo

Foto: Achraf Hakimi celebra un gol con el Borussia Dortmund. (EFE)
Achraf Hakimi celebra un gol con el Borussia Dortmund. (EFE)

En la larga nómina de cedidos que tiene el Real Madrid destacan dos jugadores. Uno es el noruego Martin Odegaard. El otro es el marroquí Achraf Hakimi. El caso de este último tiene asombrados a Zidane y los dirigentes. Hace seis meses entraba en un quirófano en una clínica de Murcia para ser intervenido de una fractura por estrés en el quinto metatarsiano del pie derecho. El pronóstico era incierto cuando se fijaba en las dificultades de Neymar para recuperarse de una lesión delicada. El jugador marroquí del Real Madrid cumplía su primera temporada de cesión en el Borussia Dortmund y estaba empezando a sacar la cabeza en el fútbol alemán. La lesión le frenó en seco y se perdió el resto de la temporada. Medio año después de salir del quirófano en muletas, acompañado de su novia (la actriz Hiba Abouk) y un perro labrador recién adoptado (el talismán del futbolista), es uno de los mejores laterales del fútbol europeo.

Los cirujanos Mariano de Prado y Pedro Luis Ripoll hicieron un trabajo fino con Achraf. En el Real Madrid están sorprendidos y de enhorabuena con la recuperación y la progresión que ha tenido el internacional marroquí. Es su segundo año de cesión y al final de la temporada tiene que regresar al club blanco un futbolista que tiene un altísimo nivel. Se ha convertido en una de las estrellas del Borussia Dortmund por su capacidad para recorrer la banda (derecha o izquierda por su versatilidad), despliegue físico y goles. En el último partido de la Champions, la competición que mide la madurez de los futbolistas, hizo dos tantos en la remontada contra el Inter de Milán de Antonio Conte (entrenador con colmillo). Un rival que es un toro. Achraf estuvo omnipresente. No se asustó. Jugó afilado y sobrado de energía y valentía. No hay rastro de la lesión.

Las señales son excelentes. Las de un chico, de 21 años, con confianza que está explotando un potencial que se le intuía, pero que tenía que pulir fuera del Real Madrid. Le dijeron que estaba en formación y tenía que jugar con regularidad. Preguntaron por él algunos equipos españoles y el Nápoles en Italia. Acabó eligiendo Alemania por recomendación de su amigo Borja Mayoral (jugó cedido en el Wolfsburgo). Le aconsejaron salir del club cuando en julio de 2018 se concretó el fichaje de Álvaro Odriozola por 35 millones de euros. La comparación hoy no aguanta: Achraf triunfa en Alemania y Odriozola apenas cuenta para Zidane. El Borussia Dortmund no tiene una opción de compra, pero sí de tanteo si el Real Madrid decide venderle para hacer caja. El club alemán se lo quiere quedar y comprar. Zidane tendrá que decir algo porque, de seguir esta progresión, está para jugar en el Real Madrid.

Ver esta publicación en Instagram

Let’s go with the best family @achrafhakimi @hiba_abouk_ 🐶❤️💑

Una publicación compartida por Raï Abouk Hakimi (@raiaboukhakimi) el

Los goles para el bebé

El giro en la vida, profesional y personal, de Achraf es destacable y está apoyado, principalmente, por la estabilidad que encontró con Hiba Abouk (tiene 12 años más que el marroquí). Durante los seis últimos meses han superado la soledad y el sacrificio que conlleva una larga lesión con mucha paciencia y trabajo. Ha habido días duros y de incertidumbre en los que la cercanía de Hiba y la familia ha sido fundamental para levantar el ánimo del joven jugador. En esos días grises, la mascota de la familia era otro de los puntos psicológicos en los que se apoyó Achraf. Acababa de adoptar un cachorro de labrador (Rai) de color chocolate. Emocionalmente ha tenido un efecto positivo en esos momentos de bajón. Rai está enorme y es el juguete de la pareja, que decidió crearle un perfil de Instagram (raiaboukhakini) que supera los 7.000 seguidores. La familia crecerá para una pareja de padres primerizos. Achraf ya celebra los goles chupándose el dedo.

El otro gran apoyo del marroquí para superar la lesión y recuperar la motivación está en su amistad con Paco Alcácer. El exjugador del Barcelona, por su experiencia y por poder comunicarse en castellano, es la persona que más encima está de Achraf Hamikimi. Los dos se han tenido que adaptar a un país nuevo, un idioma complejo y un fútbol diferente. En Alcácer ha encontrado Achraf un referente para superarse en el día a día y seguir madurando para convertirse cada vez en un jugador más hecho y competitivo. El compañerismo va acompañado de una amistad fuera del campo de las dos familias que hacen planes en Dortmund y organizan viajes en sus ratos de ocio.

Achraf Hakimi nació en Getafe y se ha formado en la cantera del Real Madrid. Eligió jugar con la selección de Marruecos por motivos familiares, de arriago y porque, como él dice, se siente musulmán. De lo que más satisfecho está es de poder haber retirado a su madre (limpiadora) y su padre (vendedor ambulante) de trabajar. Tenerlos cerca siempre que los necesita, como a sus hermanos. La vida le ha cambiado después de pelear duro para superar una grave lesión y convertirse en una de las revelaciones del fútbol europeo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios